Misión especial
Por: Benito García Islas | 2018-09-02 02:38:59



Reflexión: “Así como diste una misión 

en el mundo, también 

yo se las di a ellos”.

                                               Juan 17:18

Pocos, sobre todo los que menosprecian la lectura del libro de libros  inspirado por Dios –la Biblia-, ignoran el mensaje redentor de Dios. Morirán sin enterarse del mensaje divino (omnipotente), sin conocer el motivo para el que fuiste predestinado, en esta vida terrenal.

Saber la misión especial, a través de escudriñar su Palabra, el talento que posees, revelado por el Espíritu Santo, cuando tú haces profesión de fe, pidiéndole perdón a Jesucristo por todas tus faltas y pecados. 

Ahora si tú perteneces a la familia de Dios. Entonces comprenderás, apreciable lector y hermano, el propósito de tu vida en el mundo, la “misión especial” que sólo tú podrás cumplir si le obedeces, glorificando su nombre y le dices “Heme aquí envíame a mí”, con toda reverencia y amor.

Quiero que sepan, quienes me leen, que Dios está trabajando en nuestro planeta, quiere que te unas a Él. Esto es lo que Él llama tu misión. Dios quiere que tengas un ministerio en el cuerpo de Cristo (la iglesia).

Tu dirección, como seguidor de Cristo,  será para servir a los creyentes, y tu misión,  el servicio a los no creyentes. Cumplir tu “misión” en el mundo, es el propósito de Dios para tu vida.

LA IMPORTANCIA DE TU MISIÓN

Cumplir tu misión en la tierra es una parte esencial de la gloria de Dios. La Biblia nos ofrece razones de porqué la misión es tan importante. “Tu misión es una continuación de la misión de Jesús en la tierra”.

Como sus seguidores, debemos continuar lo que él comenzó. Jesús no sólo nos llama a venir a él sino a ir por él. Tu misión es tan importante que Jesucristo la repitió cinco veces de cinco maneras diferentes. En cinco libros de la Biblia.

Es como si dijera: “¡Realmente quiero que hagas esto”!.Estudia esas cinco comisiones de Jesús y aprenderás los detalles de tu misión en la tierra: cuándo, dónde, por qué y cómo.

En la Gran Comisión (Romanos 28:19-20) Jesús dijo: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles  a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”. Esta comisión fue asignada a cada seguidor de Cristo, no a pastores o a misioneros solamente, esta es tu comisión de pare del Señor y no es optativa.

Estas palabras de Jesús no fueron la Gran Sugerencia. Si eres parte de la familia de Dios tu misión es obligatoria y si la ignoras eres desobediente. 

Puede que hayas estado inconsciente de que Dios te da una responsabilidad con los no creyentes que te rodean. La Biblia dice: “Si tú no le hablas al malvado ni le haces ver su mala conducta, para que siga viviendo, ese malvado morirá por causa de su pecado. Pero yo te pediré cuentas de su muerte”.

TU MISIÓN ES UN PRIVILEGIO MARAVILLOSO 

Aunque es una gran responsabilidad también es un honor increíble ser usado por Dios. Pablo dijo: “Dios nos ha dado el privilegio de motivar a cada uno a venir a su favor y ser reconciliados en él”.

Tu misión involucra dos grandes privilegios: trabajar con Dios y representarlo. Estamos asociados con él en la construcción de su reino. Pablo nos llamó colaboradores y dijo “estamos trabajando junto con Dios”. 

Tú apreciable lector, que haces el favor de leer esta reflexión, si no has aceptado a Cristo, quiero que lo hagas ahora, él tiene preparado para ti cosas maravillosas, y te enseñará cuál es tu misión aquí en la tierra. 

Dios bendiga ricamente a mis lectores.