Menos partidos para el 2019
Por: Raúl Terrazas Barraza | 2018-07-12 03:54:20



Para las próximas elecciones locales, podrían existir menos partidos políticos como consecuencia de la baja votación que tuvieron el pasado primero de julio, cuando los ciudadanos se presentaron en las urnas a sufragar por los candidatos a las presidencias municipales.

De acuerdo al análisis preliminar del presidente del Consejo General Electoral de Tamaulipas, Miguel Ángel Chávez García, están casi fritos partidos como el de la Revolución Democrática, del Trabajo, Encuentro Social, Nueva Alianza y hasta Movimiento Ciudadano, dado que, respecto a la votación total, no brincan la raya del tres por ciento señalada en las leyes.

Debemos recordar que, aunque se trate de elecciones concurrentes con la nacional, como la de este primero de julio, el hecho de que, en el proceso federal si cumplan con el porcentaje mínimo establecido, si no lo hacen en las realizadas en las entidades, se quedan sin registro.

Esto conlleva que, en las votaciones siguientes, ya no puedan aceptarse y mucho menos presentar candidatos para los cargos de que se trate.

Aquello que sigue, es el recuento, un recuento final de votos, ya que a partir de ahí se definirá la cantidad que corresponde a cada partido político y en caso de no alcanzar el tres por ciento, que marca el Artículo 94 de la Ley General de Partidos, varios se quedarán fuera.

Recordemos que, en la elección del 2016 de Tamaulipas, los partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo, no llegaron al porcentaje previsto en la ley, perdieron el derecho a participar como locales y lo hicieron en calidad de partidos nacionales, situación que implicó no ser considerados en el esquema de prerrogativas estatales

Es duro decirlo, pero la depuración de los partidos políticos la hacen los propios ciudadanos, porque un bajo porcentaje de votación los deja fuera de la jugada, por tanto, el coraje se cura con no votar por los partidos que no se quieren, un ejemplo, por todos los comentarios que hay desde hace tiempo contra el PRI, si los ciudadanos quieren acabar con él solo deben votar por otros partidos y evitar que supere al tres por ciento de los sufragios, para que su registro se pierda.

Ya hay experiencias en este sentido, como la desaparición de Partido Social Demócrata, PSD, que nada más, de la noche a la mañana, tras una elección en la que no sacó el 1.5 por ciento de votos que señalaba la ley en aquel entonces, expiró.

El titular del IETAM comentó que según el último reporte del PREP, sin considerar los sufragios obtenidos por los partidos que integran las coaliciones, el PRD con cuatro mil 450 votos, no llegaba ni al medio punto de la votación total, el PT solo traía dos votos, que, si uno no es ninguno, dos apenas es uno, pero en la condición de partido político, dos no son nada.

Por otro lado, el Movimiento Ciudadano con sus 21 mil 545 votos la libraría si el mínimo que pide la ley fuera, como antes, el 1.5 por ciento, porque obtiene el 1.63, el asunto es que, se requiere el doble de votos y no los tiene. Nueva Alianza, el partido de los profesores que fundó la lideresa Elba Gordillo Morales sacó 10 mil 87 votos, que equivalen al 0.7 por ciento y el Encuentro Social con 59 votos, queda con el 0.035 por ciento, que tampoco es nada.

Obvio, falta el recuento y los votos que se generen en las coaliciones, pero con los datos del Mtro. Chávez García, para la elección legislativa del año que viene en Tamaulipas, podrían participar cuatro partidos, el PAN, que tiene ahora mayoría en la entidad como local, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, que sacó muchos votos por el llamado efecto López Obrador, el PRI que se quedó como la tercera fuerza electoral y el Verde Ecologista de México que cantó mejor las rancheras que el resto de los llamados partidos minoritarios.

El partido Nueva Alianza, cae al nivel de riesgo para su registro, porque se aventó solo, cosa que por lo regular no hacía y las consecuencias son funestas, dicho en otras palabras, el partido de Gordillo Morales, vivía a costillas del Revolucionario Institucional.

 

Los otros.

Por lo pronto quien ya tiene una chamba buena y de gran representación en la entidad, es José Ramón Gómez Leal, quien fuera candidato a la presidencia municipal de Reynosa postulado por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional.

El exdiputado local por el PAN, es desde ya, el representante del casi presidente de la República Electo, Andrés López Obrador, es decir, quien atenderá todos los asuntos del ganador de la elección presidencial relacionados con Tamaulipas y, decir de todos, incluye las posiciones a las que podrían tener acceso quienes de una u otra forma se relacionaron con el político tabasqueño durante los últimos meses de lucha política para alcanzar el triunfo en las elecciones presidenciales.

Nos referimos a los que renunciaron a los partidos políticos en los que militaron por años y se fueron al Movimiento de Regeneración con la idea de lograr candidaturas a cargos federales y locales.

Desde luego, no todos lograron sus objetivos, pero quedó asentado que se cantearon para el lado de la izquierda y eso les convierte en cartas para la administración federal del sexenio venidero.

Al parecer Gómez Leal, tendrá toda la confianza del cuasi presidente de la República electo, ya que, si no fuera así, tendríamos que considerar a otros personajes para ese tipo de representación, entre ellos, Héctor Garza González, quien fue candidato a gobernador de Regeneración en el 2016 o bien el propio manejador del partido en la entidad, licenciado José Antonio Leal Doria.

Por otro lado, le diremos que fue una determinación muy aplaudida por los victorenses, la que tomó el Cabildo de la ciudad, respecto a cancelar todos los recargos en los pagos del predial que corresponden a los años 2017 y anteriores, sobre todo, porque el alcalde contador Oscar Almaraz Smer, fue enfático al señalar que toda la recaudación que provenga de esa medida, se destinará a mejorar los servicios públicos primarios.

La cancelación de los recargos al cien por ciento, estará vigente por casi un mes y medio, en el entendido de que, ayudará a muchas personas que no han pagado, porque no tienen dinero para cubrir los recargos que les ha generado dejar de pagar el predial.

La aprobación ciudadana, se escucha en todos los sectores de la sociedad, incluso, hay quienes dicen que es una gran oportunidad para ambas partes, las personas porque se ahorrarán buenas cantidades y el Ayuntamiento, porque contará con recursos para respaldar las acciones relativas a servicios públicos.