Los Informes



 

En este mes de septiembre, todos los que andan en la política tienen que informar y, en caso de quienes ya lo hicieron, sólo quiere decir que le echaron raya unos días antes, porque el asunto de informar tiene que ver con la finalización del año político en que están inmersas las administraciones, federal, estatal y municipales.

Desde luego también los Legisladores, porque también andan en la política y fueron electos por los ciudadanos, así que, deben de decirles aquello que hicieron durante el año.

A los actuales Diputados del Congreso del Estado, no les alcanzó el tiempo para eventos pomposos y que todo mundo se enterase de sus actividades, aunque sí podrá verse un resumen de los logros obtenidos como Legislatura, mínimo que, quienes llega en lugar de ellos se percaten de que dejaron la vara alta respecto a la cuantía y a la calidad del trabajo.

Está en proceso la presentación del Informe Presidencial, el primero de la actual administración y, aunque todavía no llega el día, porque es el domingo, ya existen adelantos a través de los spots en los que se anuncian puntos sobre el cumplimiento de compromisos establecidos tanto en la campaña proselitista como en los muchos años de andar en la calle para buscar el respaldo de la ciudadanía a fin de sacar al PRI y al PAN de la administración federal e instalar a la izquierda.

El Informes del estado que guarda la administración federal, debiera suceder en medio de expectativas, pero, a diferencia de otros presidentes de la República, el actual, don Andrés López Obrador, tuvo la posibilidad de dar a conocer el avance de sus actividades y acciones a través de las conferencias de prensa que dicta a temprana hora por las mañanas.

Que septiembre sea el mes de los informes a todos los niveles de la administración pública y de los Legisladores, podría constituirse como un mes en cual los ciudadanos decidan o acceder a los medios de comunicación, porque la escucha de informes no es algo que llame la atención a la población.

El punto es que, dar a conocer lo realizado en el año, está escrito en las Leyes y alcaldes, gobernador y el presidente de la República tienen que cumplir con ese precepto.

Después del reporte que dará el presidente López Obrador, estarán en la agenda de los ciudadanos, aquellos que les toca dar a conocer a los 43 alcaldes de la entidad, en el entendido de que, sí hay personas que están a la expectativa de que cumplan con lo señalado en las Leyes.

Por lo pronto el Cabildo de Victoria, aprobó que el alcalde, Xicoténcatl González Uresti, presente su Informe el día nueve de septiembre, en tanto que, el Congreso del Estado, citó a sesión pública y solemne el día 25 de este mismo mes, porque el titular del Poder Ejecutivo habrá de entregar el documento de su Tercer Informe.

La idea de que los Informes sean malos, es errónea, porque se trata de actividades contempladas en la Ley y, de seguro, si los presidentes municipales, gobernadores o el presidente de la República no lo hiciera, la reclamación de sus gobernados sería unánime.

Como que, los mexicanos viven en el mundo al revés, si hay Informes nadie quiere escucharlos, pero, en caso de que no los hubiera, todos reclamaría y lo peor, echarían en cara a las autoridades que faltaron a los principios jurídicos a no dar a conocer que hicieron, con que, con cuánto y a quienes beneficiaron con sus acciones.

Para los analistas aquellos datos que existen en los informes de las autoridades son oro molido en datos y cifras, ya que, pueden contrastarse con los de gobiernos anteriores, con los de los mismos gobiernos y establecer el nivel de cumplimiento respecto a los Planes de Desarrollo que ellos construyeron basados los compromisos realizados ante la ciudadanía.

Septiembre el mes de los informes, es una gran oportunidad para los buenos datos y para corroborar que el voto otorgado a las autoridades valió la pena y, en caso de que así sea, esperar las elecciones que sigan para ratificar el respaldo o en caso contrario, como ya sucede en la actualidad direccionarlo en otro sentido.

 

Los otros.

En realidad, ver y estar presente cuándo una pipa que vende agua para uso humano, llega a los domicilios de varias personas que están conectados a la red de distribución del vital líquido a través de un contrato de servicio con la COMAPA, para llenase sus depósitos, sean tinacos o cisternas, es algo que no se pensaba atestiguar.

Esto era cotidiano en las colonias, muy antes, en las colonias que no tenían agua entubada, luego comenzó a suceder en las colonias ubicadas en sectores de la ciudad a las cuales, por la falta de presión el agua de red comenzó a escasearse con frecuencia, pero, el asunto alcanzó ya lo inesperado, que en muchas viviendas aún de fraccionamientos o de la zona centro de la ciudad, en dónde siempre había agua, ahora tienen que comprarla de las pipas, como si se tratara de gas para las estufas.

También es característico de miles de viviendas en Victoria que las personas llenen cualquier cubeta, tina o recipiente con el agua que colectan durante el día, para llevar a cabo las actividades normales de un hogar.

Ahora bien, lo malo del asunto es que, el secretario del Ayuntamiento de Victoria, José Luis Liceaga de León, dijo que el desabasto de agua potable en la capital de Tamaulipas, podría extenderse por un año más, así que, si alguien ve que en la casa del vecino llega la pipa a vender agua para los tinacos y cisternas, que ponga las suyas a lavar, porque al rato deberá de usarlas.

De acuerdo con el reporte que obra en manos del encargado del despacho de la Secretaría de Educación de Tamaulipas, Mario Gómez Monroy, es que, el ciclo escolar comenzó sin incidentes, que los padres de familia prepararon todo aquello que es necesario para que sus hijos estén abiertos a la enseñanza del año escolar que comenzó.

Desde una perspectiva de infraestructura, la misma información que tiene el responsable de la dependencia es que hay necesidades, pero, se resolvieron algunas y se buscará a poyar a los directores para que, conforme pase el ciclo escolar, se puedan resolver. Obvio, básico es que la parte del recurso humano está resuelto y que se resuelven desde pagos pendientes a maestros hasta la contratación de otros.

Relevante tiene que ser la opinión del encargado del despacho de la Secretaria de Educación, sobre el asunto de la nueva escuela mexicana, ya que, hasta ahora, los padres de familia todavía no ubican dónde está la diferencia entre esta y la anterior.

En tanto, los niños y jóvenes, no saben ni de que se trata, solo entienden que deben de estudiar para sacarse mejores calificaciones.