Los incendios!!



Yo creo que... en nuestro Estado estamos viviendo una época de calor y escasa precipitación y por consecuencia la sensación que tenemos es de que sufrimos una sequía, pero en realidad es la época del año en que se siente así, es decir, es la época del año en la que tradicionalmente hace calor y llueve poco, sin embargo, el servicio meteorológico nacional pronostica que este mes de abril y el de mayo que la precipitación será ligeramente abajo de lo normal, donde la precipitación media histórica para el mes de abril es de 44 mm y para el mes de mayo es de 84 mm.

Esta temporalidad de temperaturas altas y escasa humedad dan por consecuencia que la condición de sequedad en el suelo y en las plantas se incremente, por lo que se corre un gran riesgo de que fácilmente se pueda iniciar un incendio, sobre todo en áreas rurales, y en las orillas de las carreteras y caminos.

La fatal combinación de calor, oxígeno y combustible regularmente terminan en un incendio…la vegetación seca y el suelo caliente, la intensa radiación solar y el oxígeno que está en el aire, ponen en riesgo no solo a las zonas boscosas, también la vegetación baja y principalmente esta, es en donde se inician los incendios.

Según datos de la CONAFOR, en 2017 se registraron 8 mil 896 incendios forestales en nuestro país y en Tamaulipas fueron17 incendios forestales afectando un total de 2,670  hectáreas, de las cuales 113 fueron de arbolado adulto y las restantes 2557 de arbustos, hierbas, matorrales y hojarasca.

La estadística de los últimos 10 años nos muestra al año 2011 como el de mayor incidencia con 73 incendios y una superficie afectada de casi 16 mil hectáreas, casualmente con temperaturas muy altas y muy baja precipitación.

En 2017 se estima que del total de incendios forestales el 43% fue provocado por descargas eléctricas, el 28% por actividades agropecuarias y el 29% por fogatas de paseantes y excursionistas, regularmente, sin la intención de que esto suceda, pero si con graves consecuencias.

Los incendios forestales son un asunto de especial cuidado, ya que en todo el mundo se padece este problema. En los Estados Unidos, especialmente en el estado de California, se han tenido incendios impresionantes, como el del incendio Thomas, en California, el año pasado, que es catalogado como el más grande en la historia de los Estados Unidos, donde en 22 días de duración arraso con 113 mil hectáreas, más de mil construcciones totalmente siniestradas y más de 280 con daños severos.

Los incendios de este tipo arrasan con grandes volúmenes de madera, y desde luego daña la economía no solo de los propietarios de los predios, sino de las regiones donde esto sucede, además de graves daños de erosión y pérdida de fauna silvestre, sin contar la grave contribución al cambio climático, por la eliminación de plantas que producen oxígeno y la gran liberación de carbono y otros elementos nocivos.

En lo que va de este año, los datos tal vez piense usted que no son alarmantes, ya que en 7 incendios se han perdido poco más de 265 hectáreas de arbustos y matorrales principalmente, y algo de hojarasca, sin embargo habrá que tener cuidado porque las condiciones son propicias para que esta cantidad se incremente si no se toman las medidas necesarias.

No dejar fogatas encendidas o mal apagadas, no tirar colillas de cigarro encendidas no tirar envases de vidrio a la orilla de la carretera, ya que estos con los rayos de sol hacen un efecto de aumento y con la yerba seca se inician fácilmente los incendios que vemos continuamente en las carreteras.

Si es usted fumador y no se aguanta las ganas de encender un cigarrillo en su auto, por favor no tire la colilla encendida, apáguelo en su cenicero y ya apagado entonces sí tírelo, y así evitará ser parte de las fatales estadísticas que nos dicen que en promedio en nuestro Estado se registran 21 incendios forestales afectando a más de 2500 hectáreas.

Eso... es lo que yo creo...

fpaezmx@hotmail.com                         twitter:  @fpaezmx