Libertad de expresión
Por: Javier Terrazas | 2018-06-07 03:44:14

Alégrese amigo lector, hoy es Día de la Libertad de Expresión, un derecho consagrado en la Constitución en los artículos 6 y 7, así como en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Así que este día en especial, nadie le podrá decir nada por gritar a los cuatro vientos lo que usted piense.

Y es que esas garantías son de todos los ciudadanos, no solo de quienes ejercen la delicada profesión de periodismo en los diversos medios de comunicación, sea televisión, radio, periódicos, ediciones digitales y redes sociales.

Hay que señalar que a nivel mundial este derecho se celebra el 3 de mayo.

Sin embargo, en nuestro país, México, la primera ocasión que se celebró fue en 1951, siendo presidente Miguel Alemán Valdés.

La celebración se asocia más con el periodismo, pues sus representantes son quienes de manera cotidiana ejercen este derecho y cumplen con una misión importante de informar a la sociedad.

Es decir, el derecho a razonar y dar a conocer lo que pienso y conozco, además de buscar, recibir y difundir ideas, opiniones e informaciones por cualesquier medio y con personas de cualquier país del mundo. 

Para los periodistas, este derecho conlleva una gran responsabilidad, pues en el quehacer periodístico hay que valorar las informaciones, verificar fuentes, contrastarlas y analizarlas antes de difundirlas. 

Así por ejemplo, en el marco de éstas campañas políticas en donde partidos, coaliciones, candidatos y autoridades electorales emiten sus opiniones, éstas se transmiten en los términos que se plantean.

Son sus posiciones y puntos de vista, pero no las de los periodistas o comunicadores o los medios.

Se enmarcan en una jornada electoral en la que el ciudadano debe valorarlas y contrastarlas.

El periodista más experimentado, en sus artículos u opiniones los analiza y de alguna forma explica a los lectores cuál es la situación general.

Un ejemplo de esta situación son los informes que emiten algunos partidos políticos en torno a encuestas que supuestamente les favorecen.

Si usted escucha a los panistas, ellos dicen van a la cabeza. Lo mismo repiten los de MORENA atribuidas a sus sondeos. También el PRI se atribuyen los números a favor.

Bueno hasta el PANAL, PVEM e independientes se dicen los virtuales ganadores de las contiendas.

Todos y cada uno de los partidos, sus dirigentes, candidatos, voceros en forma directa o través de comunicados está en su derecho de dar sus versiones.

No pueden ser coartados en ello, pero sí los periodistas pueden dar marcos de referencia o contextos, así como ubicarlas como versiones partidistas y no verdades absolutas o realidades.

La libertad de expresión es de todos, ahora lo que dicen o hacen los partidos, además de ser rebatido, analizado o contrastado por los especialistas de los medios tradicionales,  son valorados y replicados por los usuarios de las redes sociales.

La libertad de expresión, como toda libertad, debe ejercerse con responsabilidad y ética, porque de lo contrario se vuelve libertinaje y se pierde credibilidad.

Por ello, aunque hay que cuidar bien lo que se diga. Feliz Día de la Libertad de Expresión.