La Oposición



 

Las elecciones a Diputados locales o comúnmente llamadas elecciones intermedias son las más frías del País, a casi nadie le interesa quien nos va a representar en el Congreso del Estado, quizás esa indiferencia se debe a que un Diputado local no maneja un presupuesto,  no hay un organigrama o nómina que llenar, ni obra pública que asignar; los beneficios para los ciudadanos parecen ser menores.

Sin embargo, nosotros le damos el voto a quienes queremos sean nuestros Diputados con la finalidad que nos representen en todo el sentido de la palabra, ya que se supone tienen más fuerza y reconocimiento que un civil común; y ellos pueden impedir malas decisiones que perjudiquen a los tamaulipecos e incluso ejercer la presión suficiente para corregir los errores cometidos.

Hablando de política, muchas personas piensan que la oposición consiste en interponerse en el camino del que está haciendo bien su trabajo, para muchos oponerse es obstaculizar; en mi opinión considero que ser  oposición es una consecuencia de la inteligencia y el bien común en la política. 

Mientras más garantías tenga la oposición, mayores posibilidades de acertar tendrá el gobierno en el mando, porque en lugar de un sólo criterio  se pueden apreciar varias posiciones antes de llegar a una conclusión que pudiera ser equivocada –tal es el caso de la Guardia Nacional.

A las mejores decisiones se llega por la deliberación, no por la imposición; si no existiera oposición,  para llegar al autoritarismo,  sólo quedaría un paso. 

Considerando cual es la importancia de ser oposición al poder, me gustaría preguntarle lo siguiente: ¿considera usted que en Tamaulipas existe oposición?  ¿Cree que algún partido opuesto está viendo por sus intereses? O peor aún si de ser honestos se trata, ¿Le parece que los diputados locales de oposición han sido un freno para el gabinete del actual Gobierno estatal?

Pongamos un ejemplo:  La semana pasada la Comisión Federal de Electricidad suspendió el suministro de energía eléctrica en las oficinas principales de la Secretaria de Salud, por tener un adeudo superior a los 28 millones de pesos... un adeudo que fue generado en este Gobierno (no fue un adeudo heredado del sexenio anterior) porque dicen la Secretaria de Salud  Gloria Molina no quería pagar la luz, como tampoco quiere enviar artículos básicos de limpieza a los hospitales, ni arreglar los quirófanos del Hospital General, como tampoco quiere comprar medicamentos para los enfermos… pero en esta ocasión se enfrentó con un gigante,  y el gigante decidió suspender sus servicios.

Probablemente yo estoy muy distraída, pero no recuerdo que algún Diputado local haya hecho algún comentario al respecto, porque ningún líder de oposición se manifiesta en contra del mal uso del presupuesto de salud, si saben perfectamente que los recursos se mandan de la federación etiquetados, con el presupuesto establecido.

Al  parecer, están muy de acuerdo que la salud de los tamaulipecos deje de ser una prioridad, es más, quizás están de acuerdo en los serios problemas de salud que se pudieran enfrentar por falta de asepsia; pues muchas personas comentan que si usted tiene la mala suerte de ser internado en el Hospital General de Cd. Victoria,  le pedirán que lleve su bote de cloro para limpiar su cuarto.

Gobierno y oposición son dos extremos de un mismo proceso político, en la idea que ambos puntos de vista representan los intereses de la sociedad civil; en teoría, se supone que los partidos de oposición son los canales de expresión de la inconformidad del pueblo; su  tarea es mostrar la inconveniencia de las decisiones del gobierno, manifestar el descontento de la sociedad ante tales decisiones y defender las conquistas sociales frente a las arbitrariedades del poder. 

Estoy segura, que usted tampoco recuerda que alguno de sus Diputados locales de oposición haya mostrado valentía para manifestar el descontento que se vive en Tamaulipas ante los graves errores cometidos en algunas dependencias del estado.

El significado de ser una verdadera oposición se esfumó, los intereses personales de los dirigentes de los partidos políticos se sobreponen a los intereses de aquellos que representan, las ideologías partidistas las cambiaron por grandes sumas en sus cuentas bancarias o por la oportunidad de ser candidatos y de poder asegurar un escaño,  con tal de tener un sueldito decoroso y de esa manera seguir flotando en la marea de la corrupción, el conformismo y la mediocridad.

No hemos dimensionado la importancia que tiene la figura del Diputado local, ya que el Ejecutivo –en este caso el Gobernador, es el que propone más endeudamiento, pero la decisión de aprobar o cancelar dicha propuesta es el Legislativo. 

Los Diputados son el contrapeso necesario para mantener sanas las finanzas de un gobierno…

Las elecciones para Diputados locales serán en un par de meses, los tamaulipecos tenemos una gran responsabilidad, necesitamos exigir resultados, no dejarnos engañar;  el futuro de Tamaulipas está en nuestras manos.