La evaluación educativa que viene.



 

Los lineamientos para las evaluaciones de educación básica y media superior del Sistema Educativo Nacional, dados a conocer en el Diario Oficial de la Federación del viernes pasado y contenidos en un documento de ocho títulos y 12 Capítulos repartidos, considera como acción básica establecer las bases generales para el diseño y realización de las evaluaciones del logro educativo de educandos, escuelas, políticas, programas educativos, gestión educativa, docentes, directivos, supervisores y asesores técnicos pedagógicos.

Indica que as evaluaciones se llevarán a cabo a través del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, INEE, la Secretaria de Educación, las autoridades Educativas Locales y los Organismos Descentralizados y tienen como fin conocer el estado en que se encuentran los componentes, procesos y resultados del Sistema Educativo Nacional.

Con los Lineamientos vigentes a partir de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, además de la forma en que se llevarán a cabo las evaluaciones, se da por hecho que, tras la cancelación de la Reforma Educativa del sexenio pasado, el INEE, no desaparecerá o, al menos prolongará su estancia en el escenario educativo del país.

Como se trata de ser explícitos, en los lineamientos se define evaluación, como la acción de emitir juicios de valor que resultan de comprar los resultados de una medición u observación de componentes, procesos o resultados del Sistema Educativo Nacional, para la prestación del servicio público de la educación básica o media superior

Desde luego los puntos previstos en el documento oficial, el que analizaremos a fondo, por aquello de la irritación que ocasiona, es el de los docentes, quienes, por lo regular se inconforman cuando se trata de que midan sus conocimientos.

El Título VI, referente a la evaluación de docentes, directivos, supervisores y asesores técnico-pedagógicos, señala en el Artículo 61 que deberán permitir la toma de decisiones e intervenciones orientadas a mejorar su desempeño, así como, el fortalecimiento de sus capacidades y competencias.

Mientras que, el siguiente Artículo, el 62, apunta que la evaluación para estas personas, que se regularán con los lineamientos, no tendrá consecuencias sobre los sujetos e instituciones en lo particular, que impliquen una acción administrativa, laboral operacional o de cualquier otra índole.

La instrucción es clarísima, nadie resultará afectado, aunque los datos servirán para corregir aquello que no salga bien y a partir de ello establecer medidas correctivas que lleven al logro de los objetivos trazados por el Sistema Educativo Nacional.

Las evaluaciones nacionales que lleve a cabo el Instituto sobre el personal de las escuelas, según el Artículo 64, tiene competencia en el diseño y selección de las muestras participativas, el desarrollo de los instrumentos de evaluación, seleccionar y capacitar a los aplicadores de los instrumentos de evaluación, aplicar estos mismos, además de procesar y analizar la información recabada.

También implementará mecanismos para garantizar la confidencialidad de los datos personales de los informantes y emitir los reportes respecto a los resultados de las evaluaciones nacionales implementadas.

Sobre el papel que juegan otras instancias diferentes al Instituto como las autoridades estatales Educativas o los Organismos, Descentralizados, son auxiliarle en el diseño y desarrollo de los instrumentos de evaluación, apoyo y facilidades para la selección y validación de las muestras, el levantamiento de la información y apoyar con las medidas que permitan cumplir con las medidas de supervisión y vigilancia.

Obvio, estos tres artículos de los lineamientos, serán analizados en todas direcciones y a fondo por los trabajadores de la educación y tienen que comentarse para que no existan malos entendidos, a efecto de evitar pánico escénico y alteraciones en el trabajo educativo que, como dijo el Presidente de la República en ocasión de la entrega de las Becas Benito Juárez a miles de alumnos, es la actividad toral para el progreso de la nación.

En Tamaulipas, el secretario general de la Sección 30 del SNTE, profesor Rigoberto Guevara Vázquez, está obligado a intervenir luego de analizar objetivos y esquemas de trabajo a desarrollarse para cumplir con el punto de la evaluación educativa, en el entendido de que, sus compañeros sindicalistas actuarán en consecuencia para responder a la patria con mejor educación para los niños y jóvenes.

 

Los otros.

Es razonable desde el punto de vista político que la exalcaldesa de Mainero, Nelly González Aguilar, quien fuera además Senadora y Diputada Federal por el PAN, se haya inscrito como precandidata a diputada plurinominal por su partido, ya que, tiene mucho trabajo político y siempre se ha mantenido en contacto con las bases militantes y simpatizantes, de manera que, la determinación de intervenir otra vez en política fue recibida con agrado en los municipios de la zona centro de la entidad.

Es de las profesionistas que sí logra que los ciudadanos vayan a las urnas a votar por su partido y conoce la entidad, porque en la campaña para las elecciones federales del 2006, siempre estuvo al lado del entonces candidato a Senador, Alejandro Galván Garza quien falleciera a unos meses de iniciada su chamba en la Cámara Alta del Congreso de la Unión y fue sustituido por la bogada González Aguilar.

Ya que andamos en asuntos de mujeres, la priísta Alejandra Cárdenas Castillejos, podría ser incluida en el listado plurinominal de su partido, aunque se echó de menos que no fuese llamada por la dirigencia que tiene a su cargo Yahleel Abdalá Carmona para contender por una de las dos diputaciones de mayoría que tiene el municipio de Victoria.

El que, si repite como candidato a Diputado, pero, en Matamoros, es el doctor Víctor García Fuentes, quien estuvo en la dirigencia del PRI, pero desde el año pasado se cambió al Partido de Regeneración Nacional y fue integrante de la planilla que ganó la Presidencia Municipal con Mario Alberto López Hernández a la cabeza, sin embargo, le consideran como carta fuerte para que se alce con el triunfo en uno de los Distritos de aquella fronteriza ciudad.

El hombre sabe de campañas políticas y de personas en casi todas las colonias, de manera que, tiene estructura y gente que, según lo ha dicho él mismo, está lista para trabajar de nuevo en pos del voto.