La Educación Prohibida
Por: Vito Alessio Álvarez | 2017-12-16 04:18:40

ENTREVISTADOR: Para este diálogo, nos hemos permitido invitar a  los maestros Andrea Precht Gandarillas e Ilich Silva-Peña, Doctores en Ciencias de la Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile, para comentar sobre la película “La Educación Prohibida. Nuevos paradigmas educativos en América Latina. A quienes les damos la bienvenida. Acto seguido iniciaremos preguntando: ¿Esta película es una crítica severa sobre la educación tradicional que sigue imperando en la mayoría de las escuelas de América Latina?

A. PRECHT G: Así es, mire usted, luego de los créditos iniciales, la película muestra una conversación entre el profesor de filosofía, la directora de un colegio, un y una estudiantes, ambos de Educación Secundaria. Se plantea un conflicto: Los estudiantes han escrito un documento en la clase de filosofía que comienza de este modo: “Muy poco de lo que pasa en nuestra escuela es verdaderamente importante. Nos enseñan a estar lejos unos de otros. Nos enseñan a competir. Padres y maestros no nos escuchan. Por todo eso decimos basta. La educación está prohibida”.

ENTREVISTADOR: Supongo que ese escrito  trajo consigo algunas consecuencias: ¿Cuáles fueron?

A. PRECHT G: Esta nota irrita a la directora. El maestro se muestra dialogante, pero con una fuerte inclinación a aceptar las normas que impone la escuela. Se instala el problema del malestar de los jóvenes con la escuela. La visión con la que se inicia la película es justamente la que el director anuncia en los primeros avances. Se presenta un viaje desde la propia desazón que dejó su paso por la escuela.

ENTREVISTADOR: ¿Ese texto revelador de la obsolescencia de la educación para las nuevas generaciones, es el origen de la maquinación de la película?   

A. PRECHT G: Por supuesto, el desenlace de esta trama se va mezclando con datos históricos sobre la escuela, con entrevistas a expertos y animaciones que apoyan el relato.  

ENTREVISTADOR: ¿Antes de conocer como dice usted la trama de la película, podría decirnos el nombre de su director y como imaginó el tema?

A. PRECHT G: El director/productor, Germán Doin, comenzó el año 2009 con una cámara en mano y muchas inquietudes, con unas ganas de búsqueda. Visitando escuelas alternativas al formato triunfante, propuestas distintas a la escuela tradicional hegemónica que conocemos buscando lo que él llama un nuevo paradigma. 

ENTREVISTADOR: ¿A qué nuevo paradigma de escuela se refiere German Doin?

A. PRECHT G: Doin lo define en la misma película como: “un largometraje que responde a la necesidad de un nuevo paradigma educativo que forme una escuela acorde con todos los cambios que se están dando en el mundo y en la humanidad”.

ENTREVISTADOR: La película nos habla en un principio de cuál fue el origen de la escuela: ¿Se refiere a esa escuela que aún hoy día predomina en América Latina?  

A. PRECHT G: Correcto. “La educación prohibida” comienza mostrando los orígenes de la escuela que conocemos hoy, esa escuela que se ha erigido como el modelo tradicional, que tiene el control a través de la vigilancia y el castigo, libros de textos, las pruebas estandarizadas y el currículum rígido. La escuela hegemónica, hija de la sociedad disciplinar, también hace un control de los cuerpos a partir del disciplinamiento físico. 

ENTREVISTADOR: ¿A qué atribuye la película esa inercia, que evita un cambio paradigmático de escuela que la sitúe en este siglo XXI?       

A. PRECHT G: Muchas veces lo que está frente a nuestros ojos no lo vemos, está naturalizado. Ello implica, en palabras de Poggi, que algo “se nos ha vuelto del orden de lo familiar, que ya nos ha dejado de sorprender o de extrañar, que ya no nos formulamos más preguntas sobre por qué ese ‘algo’ se sigue sosteniendo en la cotidianidad” Es lo que ocurre con la mayoría de las escuelas de hoy.

ENTREVISTADOR: Si eso considera la película como la causa principal, que evita el cambio de una escuela tradicional a una nueva, mi pregunta sería: ¿En qué medida la película contribuye a convencer a los espectadores sobre la necesidad de que para un mundo nuevo una escuela nueva? 

A. PRECHT G: Cuando aprendimos con la película que la escuela no siempre ha estado presente en la historia de la humanidad, se transforma la mirada. Al señalar que la escuela tiene sólo unos cientos de años frente a los miles de la historia humana, “La educación prohibida” nos sumerge en la pregunta sobre cómo habrá sido un mundo sin escuelas. Pero más allá de estas interrogantes nos plantea un mundo nuevo acerca de la escuela. Aquella escuela con los libros de textos, uniformes, enrejadas, que reflejan la sociedad descrito por Foucault, se nos desdibuja. 

Con animaciones entre las diferentes entrevistas y muestras de escuelas diferentes se van entretejiendo estas miradas respecto de lo educativo. En una primera visión seguramente llama la atención el hecho de que existan tantas escuelas distintas, con pensamientos diversos e incluso contradictorios entre sí. Aunque todas las visiones proclaman una sola cosa: El cambio paradigmático de lo que entendemos por escuela. 

ENTREVISTADOR: Doctora cómo lamento suspender este diálogo, por causas de espacio. Pero abusando de su amabilidad estoy seguro que nos permitirá continuar con nosotros. Gracias. 

 Diálogo basado en el texto: “La Educación Prohibida. Nuevos paradigmas educativos en América Latina”, de los doctores en Ciencias de la Educación Andrea Precht Gandarillas e Ilich Silva-Peña. Publicado en Polis, Revista Latinoamericana, volumen II, No. 33 del 2012.