Invertir en Democracia



 

Antes que nada decir que, las prerrogativas de financiamiento público que se entregan a partidos y candidatos para su desempeño en las elecciones Legislativas de este año, para nada representan una carga fiscal y mucho menos un gasto que no pueda sufragarse, por el contrario, sostendremos nuestra observación en el sentido de que, la determinación del Congreso de la Unión para que, en las reformas a las leyes electorales se diese este tipo de facilidad, es porque, la rentabilidad de invertir recursos públicos en la democracia, evitar costos postelectorales muy altos.

La afirmación en el sentido de que, el dinero invertido en los partidos políticos para las elecciones es la mejor inversión en cualquier tiempo, solo podría convencer a los detractores de este elemento contenido en las Leyes Electorales cuándo no lo haya y se generen desacuerdos entre partidos y sociedad que derivarán en conflictos sociales que, como la historia lo consigna crea desestabilización y enfrentamientos incendiarios, que antes de los ochentas, se vivieron en Tamaulipas.

El Consejo General del IETAM, en su segunda sesión extraordinaria aprobó el financiamiento público para el proceso de elecciones Legislativas locales que está en marcha este año, tanto para partidos político como a las candidaturas independientes.

Para que este punto del financiamiento quedase cerrado, también las Consejeras y Consejeros Electorales, establecieron los límites de las aportaciones privadas que pueden recibir.

En la sesión extraordinaria estuvieron los seis de siete integrantes del Consejo General, que dirige como presidenta María de los Ángeles Quintero Rentería, quienes revisaron y aprobaron el proyecto por 149 millones 45 mil 541 pesos para el sostenimiento de actividades ordinarias permanentes, específicas y franquicias postales a los partidos políticos y candidaturas independientes. 

De ellos, 139 millones 295 mil pesos, es decir, casi 11 millones 608 mil pesos corresponderán a cada mes y de los cuales, el PAN, que ganó las elecciones de hace tres años, tendrá 67 millones 543 mil 204 pesos, en tanto que, el PRI contará con 52 millones 837 mil 870 pesos.

El partido del que es presidente del Consejo Estatal, el licenciado José Antonio Leal Doria, quien acude además a las sesiones del IETAM como representante de su partido, tendrá para actividades ordinarias permanentes 18 millones 913 mil 823 pesos.

Otro rubro del presupuesto para las elecciones Legislativas de este año, es el de las actividades ordinarias relativas a capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, tiene que hacerse mediante propuestas de los dirigentes de los partidos, que deseen participar en ello, situación que les permitirá solicitar el tres por ciento del financiamiento, en virtud de que, así lo contempla el Artículo 51 de la Ley General de Partidos.

De acuerdo con el análisis de los consejeros Electorales, por este tipo de actividad, el PAN podría contar con dos millones de pesos, el PRI con un millón y Regeneración Nacional con medio millón de pesos.

En el rubro de actividades específicas, como educación cívica, capacitación, investigación socioeconómica y política, en la sesión extraordinaria del IETAM se destinaron cuatro millones 178 mil 846 pesos, que generarán ministraciones mensuales de 348 mil 237 pesos a los partidos y en el apoyo de franquicias postales, el monto aprobado fue de cinco millones 571 mil 795 pesos.

Por la connotación punitiva que tiene superar los límites de financiamiento privado, si llegara a conseguirse, los dirigentes de os partidos políticos y desde luego, los candidatos independientes deben tener en cuenta los topes que fijó el Consejo Electoral de la entidad.

El punto es que superarlos, incluso demandar la intervención de las autoridades ante la sola sospecha de ello, puede llegar a la cancelación de las candidaturas y la aplicación de multas muy grandes a los partidos y candidatos que caigan en ese supuesto.

Se estableció que por apoyos de militantes, simpatizantes, precandidatos, candidatos y candidatos independientes durante el proceso actual.

Es así que, lo anual de aportaciones que cada partido político puede recibir por aportaciones de militantes, en dinero o en especie son dos millones 786 mil pesos, el de los simpatizantes también en esas tres formas es de 10 millones 338 mil pesos, en tanto que, el límite individual anual de aportaciones será de 516 mil 897.

Por otro lado, el límite anual de aportaciones de candidatos a campañas durante el proceso electoral ordinario, es de 10 millones 337 mil pesos de las aportaciones de precandidatos a las precampañas durante el proceso, es de dos millones 159 mil pesos.

Respecto a los topes de campaña y de aportaciones en cada uno de los Distritos, para los de Nuevo Laredo, I, II y III, es de cuatro millones 714 mil pesos, cinco millones 150 mil y cuatro millones 538 mil, de manera respectiva y el límite de aportaciones de los aspirantes a candidatos independientes y simpatizantes es de 461 mil, 515 mil y 453 mil.

En los cuatro Distritos de Reynosa, el promedio en ellos en tope, no rebasa los cinco millones de pesos y para los aspirantes a candidatos independientes y simpatizantes, es por debajo de los 500 mil pesos.

En Río Bravo son casi cinco millones el tope de gastos de campaña, en Matamoros, el promedio en sus distritos, está por debajo del os cuatro millones y medio de pesos, en San Fernando es de cuatro millones 738 mil pesos, en los dos de Victoria son en promedio cuatro millones 800 mil pesos.

Incluso, son unos miles de pesos más en el Distrito de Xicoténcatl, que en los de Victoria, porque allá son casi los cinco millones de pesos, en Mante, con cuatro millones 770 mil pesos, también es menos que en Xico y Altamira está por debajo de Mante, con cuatro millones 618 mil pesos cantidad similar a la del Distrito de Miramar que tiene autorizados cuatro millones 165 mil pesos.

Los otros tres Distritos, Madero y los dos de Tampico, tienen de tope arribita de cinco millones en promedio y como en los primeros casos, en todos, el límite de aportaciones de los aspirantes a candidatos independientes y simpatizantes, es del 10 por ciento del tope de gastos para los candidatos de los partidos.

Por el hecho de entregar las participaciones y la obligación de sujetarse a los topes de campaña, la gran obligación que tienen los partidos políticos será hacer una buena elección de candidatos y buenas campañas que sirvan en la obtención de resultados de alta credibilidad y aceptabilidad.