Intercampañas, las reglas escritas



Las intercampañas, están en las leyes electorales, comienzan al día siguiente de que los partidos políticos concluyen su período de precampañas, es decir, que agotan el procedimiento registrado ante las autoridades electorales para seleccionar a sus candidatos.

Quienes ya  pueden aprovechar el tiempo de intercampaña, que es del 12 de febrero al 29 de marzo, son los aspirantes a la Presidencia de la República, aunque, hemos de considerar que todavía falta que les declaren candidatos, en toda la extensión de la palabra.

Obvio, Ricardo Anaya Cortés de la coalición del PAN, no tiene vuelta de hoja, ya lo es, igual que el priista José Antonio Meade Kuribreña y Andrés Manuel López Obrador de las izquierdas unidas mexicanas.

Desde luego, el INE no estará cruzado de brazos, comenzará a revisar los datos contenidos en los informes de ingresos y gastos de los precandidatos, dicho de otra manera, los auditará. 

La tarea no es fácil, porque se trata de más de tres mil cargos de elección que deben de revisarse, porque cada uno de los hombres y mujeres que aparezcan en las boletas que los ciudadanos tendrán en sus manos el primer domingo de julio en las mesas de votación, hayan cumplido con sus obligaciones en materia de transparencia y rendición de cuentas.

Intercampaña, es antagónico a competencia electoral, por tanto, los candidatos pueden emplear su tiempo para reunirse con su militancia y todo aquello que hagan será con un sentido informativo para sus seguidores, no de promoción al voto.

Es un tiempo que las autoridades electorales consideran fundamental para que, quienes fueron precandidatos, trabajen en la cicatrización de diferencias surgidas durante el procedimiento interno, ya que, en todos los casos entrañó dificultades y generó desacuerdos. El mejor ejemplo de ello es la precandidatura del panista Anaya Cortés, porque ocasionó que muchos pintaron su raya y hasta se fueron a otros partidos o de plano se independizaron.

La intercampaña busca asegurar la equidad en la contienda, sí se permite la difusión de propaganda política, pero sólo con la finalidad de presentar elementos ideológicos, principios, valores o programas de partido, incluso, hacer invitaciones para que los ciudadanos formen parte de sus equipos para promover la participación del pueblo en la vida democrática del país e incrementar el número de sus afiliados.

Bajo estos preceptos, el INE cuidará que la publicidad que hagan partidos y candidatos, esté focalizada a la imagen de ellos y sus postulados esenciales sean los mismos plasmados en sus documentos básicos.

Aquello que no se permite en la intercampaña, es la difusión de propaganda electoral, desde el momento que esta consiste en promover ante los ciudadanos una candidatura o un partido para colocarlos en las preferencias electorales y con miras a obtener el triunfo en las urnas.

Para ser concretos, durante las semanas de intercampañas, es básico evitar el fenómeno denominado actos anticipados de campañas, mismos que serán identificados por el INE, al encontrarse elementos personales realizados por partidos, candidatos o militantes y elementos temporales, es decir, aquellos que acontezcan antes, durante o después del procedimiento interno de selección de candidatos y previos al registro constitucional de candidatos.

Además, hay otro elemento básico, el subjetivo, que los actos pudiesen tener el propósito fundamental de presentar la plataforma de un partido, coalición o promover un candidato para obtener el voto de la ciudadanía en la jornada electoral.

Dato básico es que, en la intercampaña, la libertad de expresión de los precandidatos y candidatos, así como el derecho de los medios de comunicación a ejercer su labor periodística al realizar entrevistas, están salvaguardadas en todo momento.

Pueden difundirlas, con respeto absoluto a la equidad y a las disposiciones sobre la compra o adquisición de tiempo aire en la radio y la televisión.

Por otro lado, los precandidatos o candidatos pueden asistir a eventos privados y reuniones en los que expongan temas generales y de interés público, siempre que no hagan llamados al voto o incurran en actos anticipados de campaña. Ambas cosas pueden ser sancionadas con la negativa del registro constitucional a los candidatos.

En materia de spot, el INE mantiene su respaldo con los espacios de medios electrónicos que el Gobierno cedió y, por tanto, se transmitirán una buena cantidad de ellos, cuyos contenidos se referirán a todo, menos a promocionar el voto.

 

Los otros.

En la capital del país, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y su esposa, señora Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, estuvieron en el Palacio Postal de Correos de México, para la liberación de la estampilla postal dedicada al programa Nuestros Niños, Nuestro Futuro, que tiene en marcha el DIF Tamaulipas, para atenderles en condiciones de orfandad por violencia y que, en su primera etapa, atiende a unos mil menores.

Circularán 200 mil piezas de la estampilla que se puede adquirir en todas las oficinas postales del país.

Acompañaron al Gobernador y su esposa en el Palacio Postal, el presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo, el abogado panista Diego Fernández de Cevallos y Virginia Sendel de la Fundación Michou y Mau. Además de la Comisión Nacional de Atención a Víctimas Sergio Rochín del Rincón, Abel García Gallardo de la Fiscalía Especializada para la búsqueda de personas desaparecidas y Luis Enrique Guerra García procurador federal de Protección a Niñas Niños y Adolescentes.