Imagen



 

El título debe interpretarse como la representación visual, la apariencia de un objeto -real o imaginario-, una persona o una institución. También se aplica como extensión para otros tipos de percepción, como imágenes auditivas, olfativas, táctiles, sinestesias, etc.

Generalmente la imagen puede ser creada mediante técnicas diferentes, algunas como el dibujo, el diseño, la pintura, la fotografía o el vídeo, etc., etc.

Se puede decir que la imagen es la fotografía, que sirve para orientar al público sobre distintas áreas, como la calidad del producto, la durabilidad, el costo-beneficio, etc., aplicable en escuelas, ropa, residencia, calzado, cosméticos, muebles, etc.

La imagen de México, a nivel internacional, continúa posicionándose como uno de los países más peligrosos, así lo reveló un nuevo estudio de la InterNations, una comunidad que une a expatriados alrededor de todo el mundo.

InterNations reúne a 3.7 millones de personas, entre quienes se realizó una encuesta para conocer la percepción de seguridad que tienen respecto a los países donde viven, sobre todo porque fueron personas de 182 nacionalidades y quienes radican en países diferentes al de su origen.

El orden de inseguridad es en el primer lugar Brasil, después están registrados Sudáfrica, Nigeria, Argentina, India, Perú, Ucrania, Kenia, Turquía, Colombia. En el onceavo lugar se encuentra México y seguro mudaremos de lugar después de lo sucedido en Chihuahua, límite con Sonora.

El asesinato de 9 personas de la Familia LeBarón -entre 9 meses de edad hasta 31 años- es de origen gringo que llegó a la zona norte de México en 1924, al ser expulsados por los vecinos.

El apellido adquiere significación en México hacia el 2 de mayo de 2009, por el secuestro de Érick LeBarón, en la comunidad mormona de Chihuahua, con la exigencia de un rescate de un millón de dólares para liberar al joven de 16 años. El escándalo se hizo porque el hermano mayor, Bejamín, organizó una campaña para pedir a las autoridades que lo rescataran sin la necesidad de pagar un peso.

Una semana después apareció el secuestrado, sin ningún daño, pero en la madrugada del 7 de julio, a casi dos meses del secuestro, ingresó un grupo armado a la casa de Benjamín LeBarón para amenazar a su familia.

El precio del rescate de Érick fueron disparos a en la cabeza contra Benjamín y Luis LeBarón, lo que supuso que los homicidios fueron por venganza de los secuestradores.

A raíz de ese año -2009- los LeBarón fueron catalogados como un movimiento activista contra el secuestro en Chihuahua. Además se puede decir que según los registros periodísticos, la familia apoya a los campesinos de la región y su irrupción en la política fue determinante.

El líder actual la comunidad menonita es Joel LeBarón, quien presumiblemente sigue sin someterse a las exigencias de la delincuencia organizada y según datos periodísticos cuenta con protección especial del gobierno federal.

Lamentablemente la imagen del México progresista, del México revolucionario, del México que evoluciona ha quedado devastada y si uno es exigente, estamos arrasados por los secuestros, extorsiones, robos, homicidios, etc., además de la ausencia o muy equivocada política de seguridad pública.

Publicaciones como El New York Times, hizo énfasis en que “…el gobierno mexicano, ha sido incapaz de parar el derramamiento de sangre, el cual ya alcanzó a bebés y mujeres” en referencia al caso LeBarón.

El New York Times señaló la incapacidad del gobierno mexicano para frenar el derramamiento de sangre… USA Today narró los hechos ocurridos contra la familia LeBarón y señaló la insolvencia para frenar la inseguridad.

Por su parte el ‘copetes’ Trump señaló su disposición para ayudar a México a combatir a las organizaciones delincuenciales, sin aludir que los asesinados también son norteamericanos.

Sin embargo, al neoyorkino Donald Trump pareciera se olvida que en México la política del tabasqueño es hacer el amor y no la guerra, por lo que el martes en La Mañanera, sin aclarar la postura, dijo ente sus micrófonos que buscaría una llamada telefónica con el gringo.