Igualdad y feminismo
Por: Héctor Alejandro de Anda | 2018-03-25 03:35:14

“Una mujer debe de ser dos cosas: quien ella quiera y lo que ella quiera” Coco Channel.

LO CLAROSCURO. Culmina el mes de la primavera, del equinoccio; el mes dedicado a la mujer.

Y muchos –o quizá pocos- cambios notables se observan en torno a los escaños y combate a la discriminación que las mujeres en general se han podido obtener para sí.

Los que abogamos por el feminismo, afirmamos que es un flaco favor el que hacen quienes pretenden darles espacio a través de ‘cuotas de género’ que atentan contra la aguda y perspicaz inteligencia del otrora sexo débil.

Donde el verdadero logro sería una competencia por los puestos en igualdad de circunstancias. Seguros estamos que esa calificación habría cambiado la historia del planeta.

Algunos ejemplos pequeños demuestran lo dicho.

La ventana del mundo; la que crea estereotipos, que promueve modas de vestir, de hablar y de vivir, es Hollywood y el lenguaje del celuloide.

Precisamente el mes de marzo tuvo lugar el estreno de un filme que propone un estatus sobre la religión que ya sabíamos, pero que los ancestros nos comunicaban de distinta manera.

La Biblia fue escrita por hombres. Sí. Todo lo que concierne a la gobernabilidad terrenal y divina que de ella emana, menciona en el lugar singular precisamente al varón. Al menos las escrituras autorizadas.

Hollywood replantea la misma historia, donde María de Magdala (María Magdalena) no será expuesta como la prostituta que a muchos nos fue contado.

Una mujer ayudante de partera que busca darle un sentido mayor a su existencia y abraza la causa que encabeza Jesús el Nazareno. 

El final usted lo conoce, pero el contenido promueve la figura espiritual y de gran influencia que la bella María aportará a la verdadera participación femenina en la historia del hombre.

Casos más terrenales encontramos en la dama que acompañase al primer mandatario que hizo la modernidad en este país, apenas a comienzos del siglo pasado. 

La tamaulipeca Carmelita Romero, esposa de Porfirio Díaz sería la verdadera mano que movía los hilos del autoritario jefe de la nación y a quien debemos hoy por hoy, que el vehículo de transporte más importante de carga del país (el tren) hubiera traído modernidad y riqueza a los confines de la nación. 

La gran parte de las terminales existentes son las heredadas del porfirismo.

También los tamaulipecos tenemos en la primera dama de Nuevo León, Rosaycela Garza de González –de Valle Hermoso, Tamaulipas- la alianza estratégica para unir regiones entre los estados vecinos. 

Antes que el Bronco regrese a la silla…

Así, es de mayor talento reconocer a la mujer como un individuo de alta capacidad y proactiva. 

Con alcances que su parte complementaria –el hombre- quizá no llegaría a imaginar, como la bondad o la paciencia.

Los evangelios de Marcos, Mateos, Lucas, Juan y los Apóstoles, muy pronto tendrán modificaciones. Al tiempo.

COLOFÓN: Mucho nos debe preocupar que de seguir la lucha perenne entre sexos y viendo el inevitable final, al poco tiempo leeremos en lugar de “Jacob hijo de Isaac, nieto de Abraham…” nos encontremos con “Sara, madre de Rebeca, hija de Batuela, nieta de Najora…” Señores, hay que ponernos de acuerdo. Quien va arriba y quien va abajo.

 

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro