Hipócritas y Sinvergüenzas



 

Si cuando estaban en el poder poco o nada hicieron por esclarecer la muerte del amigo y guía Rodolfo Torre Cantú, ¿porque seguir manteniendo esta farsa?, ¿porque seguir lucrando con su nombre y especial calidad humana?,  ¿porqué exigir a otros gobiernos que nada tienen que ver con ese tema o ese hecho?, de verdad que hipócritas los priistas y quienes aún viven o disfrutan de la imagen de quien fuera un gran amigo.

¿Porqué no construir una capilla digna en el lugar donde fue abatido?, que merezca el reconocimiento a quien dio todo por Tamaulipas y su gente, ¿porque esos que amasaron fortunas, vivieron al amparo del poder y disfrutaron las mieles del presupuesto, porqué no lo hacen y esos que se dicen políticos, porque instituyen una acción partidista que lo entronice para siempre en el PRI?, ya es tiempo que dejen de ser falsos e hipócritas y respeten el dolor de quienes realmente quisimos y respetamos a Rodolfo.

No he visto, ni intención hay, que el salón más representativo del PRI lleve su nombre, menos la creación de un Instituto de ese partido que lleve el nombre del ex candidato a gobernador abatido en el 2010, junto a Enrique Blackmore Smer, y demás miembros de la comitiva.

Nunca hay, ni habrá una intención real de esclarecer los hechos y pasarán mil noches, como dice la canción y el homicidio de Rodolfo Torre, jamás será esclarecido, pero tampoco  será borrado de las mentes y corazones de quien verdaderamente lo admiró y conoció con toda esa bondad y buena voluntad del ser humano, eso sí, algunos vividores de la política forjados por él, aún siguen en las nóminas oficiales por esa herencia de poder y manteniéndose de su imagen.

¿Porque ahora exigir a Francisco García Cabeza de Vaca y su procurador reviva o que tome las riendas de esa investigación, si cuándo los protagonistas, amigos y aliados estuvieron no hicieron nada?

A Rodolfo Torre Cantú, lo unía una buena amistad con quien hoy gobierna Tamaulipas, quien en ese entonces gobernaba la ciudad Fronteriza de Reynosa, aún con la diferencias políticas que mantenía el entonces gobernador Eugenio Hernández Flores, con Cabeza de Vaca; Rodolfo, siempre fue respetuoso, fiel a su sentir y pensar, honraba la amistad y privilegiaba a los amigos. Cabeza de Vaca, era uno de ellos, aún con los golpes diarios y continuos que desde Comunicación Social del Gobierno estatal asestaba Mario Ruiz Pachuca, y el estrangulamiento financiero que aplicaba Oscar Almaraz Smer, desde la Secretaria de Finanzas, porque hay que decirlo en política nada es casualidad.

“No, no le avises, no tienes por qué hacerlo, él es presidente Municipal, tú eres Secretario de Salud del Estado, no lo olvides, eres más que él”, le dijeron, ¿tú cómo ves?, cómo lo conozco y se lo que piensa, yo soy también de la idea que le avise al presidente que va estar aquí, a usted no le gustaría que entren a su casa sin permiso, le dije, y su respuesta fue contundente, así pensaba hacerlo, el presidente es mi amigo; tomó su teléfono para hacer lo propio incluso antes de aterrizar el avión que nos trasladaba a Reynosa, una vez en tierra dispuso trasladar el convoy  hasta la presidencia para saludar personalmente a quien amablemente ya lo esperaba para recibirlo y quien hoy gobierna Tamaulipas...

Hay muchos hipócritas que juraron amor eterno al ex candidato a la gubernatura de Tamaulipas, honorables funcionarios que hoy representan o forman parte de algunas instituciones con esa pulcritud y apariencia de ser rectos e intachables; véalos, ahora son magistrados electorales, consejeros, funcionarios, diputados, asesores, lo que no saben es qué Rodolfo respetaba amistades y colores, la contienda quedaba ahí, había un bien común, la gente, antes que cualquier cargo o recurso y créalo, que si viviera y observara a toda esa bola de hipócritas, seguramente volvería a morir.

Le reitero, son ellos, los políticos, los de siempre quienes aprovechan la imagen de Rodolfo Torre,  ni la señora Graciela de la Garza,  Beba Torre, menos Pulina, vamos, ni Rodolfo Torre Jr. aparecen en el escenario público, ni siquiera en las boletas electorales, le juro que arrasarían, lamentablemente los protagonistas  de lo que queda del PRI, sólo utilizan el nombre del Doctor para vivir de él, simplemente son políticos o sinvergüenzas pal caso es lo mismo.

2.- Y si de sinvergüenzas se trata ahí tiene usted a Adolfo Sierra, que en “la elección” del Secretario General de la Sección 51, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud, está haciendo todo lo que puede para ganar adeptos, desde ahora oferta al por mayor comisiones sindicales, venta de plazas y códigos laborales, dentro de su Comité existen personas con base de confianza y lo que es peor en sus fotos de “pantalla”, muchos de los que ahí aparecen son trabajadores de contrato, vaya ni siquiera votan, veremos que sucede en la elección de este día, en donde otro sinvergüenza, Héctor López, adepto de la inepta Maribel, también anda a todo lo que da sumando adeptos y con los pelos de punta... 

Mi correo, joseluis_castillogtz@hotmail.com