Hablemos de salud, nuevamente.
Por: Diana Luz Gutiérrez de Cárdenas | 2018-08-05 23:04:54



 

Si usted pensaba que al regresar de vacaciones los servicios de Salud mejorarían para los tamaulipecos, lamento informarle que no, la salud de los tamaulipecos en especial de los victorenses; no es una prioridad.

Resulta que el Hospital General de Victoria funciona porque Dios es grande, porque a pesar de las circunstancias todavía tenemos profesionales de la salud comprometidos con su juramento; que dan su mayor esfuerzo para procurar una mejor calidad de vida a sus pacientes –estánconscientes que curarlos sin medicamento sería milagroso.

Si usted llega a tener alguna enfermedad que implique su internamiento en el Hospital Norberto Treviño Zapata le sugiero que no se quede, mejor regrese a su casa, pues 6 de los cuartos están infectados con una bacteria resistente a los antibióticos y al parecer “el problemita” ya brincó a un quirófano.

El Hospital no puede aplicar el tratamiento correspondiente porque no tiene dinero para pagar a los proveedores, y ya se les debe suficiente; así que las bacterias seguirán reproduciéndose, total sólo es una  Institución creada para ayudar a los que menos tienen.

Hace ya varios meses se descompuso un elevador…  certeramente usted adivinó el final de esta historia,  no hay dinero para repararlo;  así que el elevador que funciona  podemos compartirlo con un enfermo de tuberculosis, un accidentado, una mujer pariendo, y también un cadáver.

Este espacio editorial no me permite compartir las fotografías de las cucarachas que también transitan por el nosocomio, hay muchas y muy grandes, lo suficiente para provocar el asco de los más valientes.

Como si fuera poco si usted requiere tomar medicamento vía oral, los doctores y enfermeras le dirán que vaya a comprar una botellita de agua, porque ni eso tiene. Eso si las pacientes recomendadas de la Secretaria de Salud reciben un trato especial, con todos los cuidados y los mejores Doctores a su disposición, no importa que su problema sea renal y se tenga que conseguir el tratamiento que no cubre el Seguro Popular… ¿será porque también son de Chiapas?

Con respecto a la UNEME, les cuento hay un presupuesto Federal que se llama Ramo 12, el mismo fue creado para la detección oportuna del cáncer, tanto cèrvico uterino como de mama; por esta vía la Secretaría de Salud puede contratar personal, lamentablemente a quienes contratan no son profesionales de la salud, si no compromisos de la Doctora encargada de la lucha contra el cáncer a nivel estatal; será porque renta los mastrógrafos a una empresa del Estado de Chiapas…

Se acuerdan que les platique de la persona que atiende las llamadas telefónicas de las mujeres que desean hacerse el estudio para prevenir el cáncer de mama, bueno el muchacho tiene 19 años y no tiene cédula profesional, sin embargo en el UNEME consideran que es el adecuado para atender a pacientes que lidian con esta delicada enfermedad.

La salud reproductiva es un área privilegiada por el presupuesto federal, son muchos los millones que destinan a Tamaulipas para brindar este servicio, sin embargo ese presupuesto no ha sido usado adecuadamente, los problemas de salud crecen y la prevención simplemente no existe.

Los abuelos decían que el terruño llama, y parece que si, por que a Gloria Molina, la actual Secretaria de Salud; su tierra la llama… pero a Chiapas porque trabajar para Tamaulipas no está en su prioridad.

Alguna vez les comente que mi estilo no es criticar ni destrozar a las personas, sin embargo uno de los temas más sensibles de la sociedad es la Salud, y me parece indignante los abusos cometidos con los tamaulipecos, que también están pagando por esos servicios ya sea como prestación o por Seguro Popular, y seguramente el Gobernador no tiene la información correcta sobre el tema, pues él siempre ha asegurado que trabajara por el bienestar y la salud de los tamaulipecos.

En 22 meses no se ha podido dar alcance a la meta de mejorar la Salud en Tamaulipas, ¿cuánto tiempo más se necesita? Espero que no tanto, lo dijo Gautama Sidarta “Sin salud la vida no es vida, sino un estado de languidez y sufrimiento, una copia de la muerte”…

En otro tema felicito al Lic. Guillermo Villarreal Caballero por el 34 aniversario del periódico La Verdad, gracias por permitirme ser parte de este medio que informa todos los días a los tamaulipecos.