GN será de migración.



 

 Después de la reunión en Washington, claro ha quedado que México,no tiene el poder de decidir, que hará con sus fronteras, Norte Y Sur, mucho menos que podría ocurrir con su política migratoria, eso de amor y paz, y pásenle todos,h a quedado descartado. 

Para empezar y en calidad de mientras, la encargada de migración, la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero,h a quedado relegada y a sido sacada de la jugada, en su lugar el canciller, Marcelo Ebrard, a tomado las riendas de estos acuerdos con Estados Unidos. 

El canciller, por obra y gracia de su jefe, el presidente López  Obrador, estará en estos asuntos, llamados de “seguridad nacional” para los Estados Unidos, por encima de los secretarios de Seguridad, Desarrollo Social y Trabajo, para que se de una idea. Y la guardia nacional desplegara en las márgenes del Suchiate, a más de 6 mil elementos, es decir al 50% de lo que es hasta hoy esta agrupación. 

Así es que los estados como Guerrero, Sinaloa, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Estado de México, tendrán que esperar, a que el presidente Trump, desocupe la Guardia Nacional Mexicana para que puedan atender los altos índices de violencia en sus respectivos estados. 

Si de “rodilleras” se trata, el gobierno de la 4T, en una sola sentada en Washington acabó con ellas, y para colmo, lo prometido aun no se cumple en el gobierno de la renovación, aun siguen pendientes los temas de campo, de las guarderías, de las madres trabajadoras, de los maestros y la reforma educativa. Y por si fuera poco, aun el Tec-Mec no se firma. 

Sin el gobierno mexicano, aun no entiende que Trump, esta en campaña por la reelección entonces andamos mal y de malas, porque en ese sentido, se tendrán que invertir recursos que los estados fronterizos no tienen, y que la federación, se ha negado  a aportar. 

Pero para que quieren de enemigo a los gringos en Tamaulipas, si con el puro diputado federal Armando Zertuche dijo que Reynosa, había chamba para todos los migrantes, obvio, con recursos que no son de su bolsillo, por que en ese sentido es muy recto. 

Entre tanto, fuertes y con mucho sentido, fueron las palabras de Alfonso Durazo, al afirmar, que con números en mano Tamaulipas, era de los pocos estados de la federación que redujo en índice de violencia e inseguridad. 

No fueron palabras propagandísticas, como luego dicen los chairos en sus ataques, fueron números directos del secretariado de seguridad publica nacional, que es quien lleva estas estadísticas en la 4T, y pésele a quien le pese, en Tamaulipas, la seguridad estatal, es hasta hoy en día, la única que enfrenta de manera seria el problema. 

Sí se sabe, que aun hay mucho que hacer, pero que el gobernador Cabeza de Vaca, le atoró al tema, con los recursos propios del estado y su policía eso no hay duda, y por ende, le ha valido el reconocimiento del propio sistema de seguridad publica nacional. 

 

chanorangel@live.com.mx