Funcionarios de casillas.



 

El Capítulo IV del Título Tercero de la Ley Electoral del Estado de Tamaulipas, LEET, relativo a Consejos Distritales y Municipales, dice en su Artículo 158 que las mesas directivas de casilla son los órganos electorales formados por ciudadanos, facultados para recibir la votación y realizar el escrutinio y cómputo en cada una de las secciones electorales del estado.

Desde luego, se trata de personas que, para estar en las mesas de votación, fueron insaculados de la lista nominal, una vez que se definió el mes y la letra del apellido, que se usarían como base para hacer las invitaciones a colaborar en la captación de los votos mediante los cuales se elegirá a Diputadas y Diputados de la siguiente Legislatura tamaulipeca.

El mismo Artículo de la LEET, establece que, durante la jornada electoral, las mesas directivas tendrán a su cargo, respectar y hacer respetar la libre emisión y efectividad del sufragio, garantizar el secreto del voto y asegurar la autenticidad del escrutinio y cómputo.

Es un trabajo al que muchos ciudadanos le sacan la vuelta, pero, cuándo se participa, es un trabajo que enorgullece, enaltece y es único, porque es el deber cumplido con la patria. 

Quienes formaron parte de las mesas de votación que, al principio no estaban de acuerdo con la invitación hecha por los órganos electorales, una vez que terminaron su compromiso, dijeron sentirse muy satisfechos de aportar un día a la patria, aunque, es mejor todavía el hecho de que, consideran que la expresión de la ciudadanía en las urnas, es de a deveras, pero, son los intereses de partidos y candidatos que pierden la causa de críticas y descalificaciones.

En el Artículo 159 de la misma Ley, se estipula que, en materia de la integración, ubicación, capacitación electoral y designación de los integrantes de las mesas directivas de casillas a instalar para la recepción de la votación, entran en juego otras disposiciones jurídicas, que implican la capacitación de las ciudadanas y ciudadanos que estarán al frente de la votación.

Como las elecciones ya están a la vuelta de la esquina, el Artículo 262 de la LEET, prevé que los Consejos municipales entregarán a los presidentes de las mesas directivas de casillas, cinco días antes de la elección, la lista nominal de electores con fotografía, la relación de los representantes de partido y de coaliciones registrados ante la mesa directiva de casilla y la relación de que estarán pendientes en lo general del proceso y que podrán moverse en un área determinada de casillas.

También les entregarán en estos días las boletas para la elección de los diputados, en número igual de electores que figuren en la lista nominal para cada casilla de la sección y las urnas para recibir la votación, el líquido indeleble, la documentación, formas aprobadas, útiles de escritorio y demás elementos necesarios para la recepción de los votos.

Además, los instructivos que indiquen las atribuciones y responsabilidades de los funcionarios de casillas y los canceles o elementos modulares que garanticen que el elector pueda emitir su voto en secreto.

Respecto a los presidentes de las mesas directivas de casilla especiales, les será entregada la documentación en los mismos términos, con excepción del listado nominal de electores con fotografía, en lugar del cual recibirán los medios informáticos necesarios para verificar que los electores que acudan a votar se encuentren inscritos en la lista nominal de electores que corresponde al domicilio consignado en la credencial para votar.

Vale la pena señalar que los funcionarios de las mesas directivas de casilla, hagan del conocimiento de los representantes de los partidos y candidatos, cada decisión que tomen y en base a que lo hacen, ya que, de esa forma evitarán posturas negativas de ellos, si se considera que su presencia allí es para identificar cosas malas que puedan servir de argumento para presentar inconformidades o denuncias, que equivalen a obstáculos sobre el proceso.

Los funcionarios de las casillas electorales, son ciudadanos capacitados y empoderados para hacer que se respeten los términos bajo los cuales los electores deben de votar, tienen que contar los votos, llenar las actas y trasladar los paquetes electorales a los Consejos Distritales y Municipales, por eso, se convierten en los tamaulipecos y mexicanos más importante del proceso.

A lo mejor no es a ellos a quienes corresponde legitimar la elección, sin embargo, son quienes tienen la mejor información del desarrollo de las elecciones, al grado que, deberían de celebrar una reunión distrital sobre incidencias y generar un documento través del cual se precise la contribución a favor de la democracia, que se logró con las elecciones dónde ellos recibieron los votos de los electores.

Los otros.

La renuncia de Germán Martínez Cázares a la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social y su eventual ingreso, otra vez, a la Cámara de Senadores, generó una y mil conjeturas, ya que, palabras más palabras menos señala que no pudo trabajar con tantos condicionamientos de parte de las autoridades Hacendarias del Gobierno Federal.

Cuántos como él habrá de aquí en adelante que preferirán irse a permitir que su trabajo se convierta en un calvario y después a consecuencia de la presión social porque los programas y sus acciones no se pueden ejecutar, como quiera les llevarán a la renuncia.

En el ejercicio del poder federal hay excesos, todo mundo los ve y los comenta, pero, también hay inejercicios que matan, porque no se tienen ni los elementos ni las condiciones necesarias para dar resultados. Casi todos los Gobiernos de las entidades federativas, han tenido que entrar al quite para atender necesidades de recursos para programas federales que dejan de funcionar porque hay una bola de telarañas que tejen los funcionarios de la administración federal, cuándo deberían de ser facilitadores para que las cosas funcionen.

En todas las instancias del IMSS, hay zozobra y preocupación, porque nadie sabe qué pasará tras la renuncia del Director General y lo peor, con la llegada de cualquier otra persona que por efecto de la manipulación externa provoque complicaciones en el cumplimiento de programas y metas que tiene la Institución.

Al Delegado Regional de Seguro Social en la entidad, doctor Fernando López Gómez, parece que la renuncia de su Jefe lo agarró en la capital del país, de manera que, a su llegada estará muy solicitado para conocer la información que hubo al interior de la institución.

En una semana deben concluir las campañas de los candidatos a las diputaciones locales de Tamaulipas, su trabajo debe de reflejar posicionamiento, votos y desde luego triunfo electoral. Hasta ahora todos dicen que la respuesta de los ciudadanos fue efectiva y que ganarán el dos de junio. 

La moneda está en el aire y tendrán que preocuparse por cerrar bien sus campañas, porque a partir de ello, la ciudadanía podría definir su voto.