Francisco y Serapio 18 años después
Por: Chano Rangel | 2018-02-10 05:25:04



No cabe duda que, aquella frase de José Ortega “el hombre es el y su circunstancia” viene como anillo al dedo, la historia de Reynosa, está hecha de eso, de momentos y circunstancias, cambiando de una batalla a otra. Nunca ninguna contienda ha dejado resultados iguales, ni siquiera parecidos. Asimilado en los momentos, que el partido en el poder, lo conservo. Los paradigmas en Reynosa, están a flor de piel, están latentes, hay fechas y momentos que no se olvidan. 

Dos políticos de Reynosa, han hecho carreras diferentes, uno ha llegado más arriba que otro, pero sus senderos se han cruzado de manera indisoluble. Un camino con 18 años de historia, de estrategias fallidas de uno y del otro lado; incluso de la división de familias y las participaciones contrarias a la hora del apoyo decisivo. 

La única derrota en su carrera del actual gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, fue hecha y operada por Serapio Cantú Barragán, en aquel tan cercano y lejano 2004, pero antes de eso, Cabeza de Vaca, en el año 2000, había ganado la diputación federal, al llamado doctor del pueblo.

Fue en la campaña de Serapio, donde aparece la foto entonces joven Francisco con una placa en un separo de una cárcel en McAllen, y muchos críticos aseguran, que esa fue la espada, que hizo perder, la presidencia municipal en el 2001.

Los momentos y circunstancias son otras, el doctor Serapio, llevaba 13 años dedicado a sus negocios del ramo de la salud, sus clínicas, exitosas por cierto. Sólo se le veía en las invitaciones como expresidente municipal, a eventos solemnes y eventos importantes de su partido, el PRI. 

Por contraparte, Francisco Javier, nunca se alejó de la política, y su ascenso fue meteórico, diputado federal, alcalde de Reynosa, Diputado local y Senador, y por si fuera poco, 3 de esas 4 elecciones, las ha ganado en las urnas. Cabeza de Vaca, ha sido electo en todo, para lo que un tamaulipeco puede aspirar en su estado, eso sin incluir las posiciones en el gobierno que fueron de nivel federal.

La historia los volverá a cruzar, con una brecha abismal, en circunstancias y momentos diferentes, mucho ha cambiado el estado, de aquel año 2000 a este presente 2018, uno vuelve del retiro, casi, casi a petición desesperada, con un boleto para la rifa del tigre y el otro en la cúspide del poder estatal, en pleno auge de su poder político y de liderazgo en la entidad tamaulipeca. 

Ahora uno es gobernador constitucional de Tamaulipas, y el otro empresario de la salud, con 13 años de retiro político, Francisco aprendió a mover los hilos, en discurso, empatía y se convirtió en la última década, como el reynosense que más alto ha llegado en la política tamaulipeca, después de aquel lejano Marte R. Gómez.

Para los que votarán por primera vez, quizá no recuerdan al doctor Serapio, pero muchos saben, quién es el gobernador de Tamaulipas, para los que nos tocó vivir esa época, la recordamos claramente. Los caminos se cruzan, como dijo el emperador Julio César “la suerte está echada”. Al cruzar el Rubicón.  Al tiempo.

 

De Aquello y lo demás…

 

Más en corto, y cambiando de tema, en Valle Hermoso, también levantó la mano el edil, Daniel Torres, aunque el líder estatal, le haya negado la posibilidad de la reelección. Si así fuera el caso, entonces los aspirantes se reducen a 2.

Elifa Gómez y Efraín de León, uno con una carrera en el servicio público de la ciudad, y el otro ex diputado local y ex alcalde. Así las cosas, sólo es cuestión de esperar, será en los próximos días, cuando el comité directivo estatal, dé la voz de arranque para los registros, para los aspirantes a las alcaldías de Tamaulipas.