!Finas resultaron las diputadas!...
Por: Rosa Elena González | 2017-11-15 04:49:42

Aquellas se levantaron muy orondas y en coro gritaron “Eeeeeeee put…”, ellas se ofendieron porque un compañero Diputado, pero de Morena, usaba la tribuna para llevar agua a su molino, para criticarles, por lo que se sintieron como en un partido de fútbol o, peor aún, en el rincón de un antro de mala muerte y respondieron de esa manera.

Luego, queriendo defender lo indefendible, es decir, el mal comportamiento de sus compañeras legisladoras priistas que le faltaron el respeto al recinto de la Cámara de Diputados, su coordinador y ex dirigente nacional del tricolor, CESAR CAMACHO QUIROZ, dice que ellas no dijeron ninguna mala palabra, que lo que gritaron fue “eee bruto”.

¿Creerá CAMACHO que la gente está sorda, es tonta, o que de verdad con su defensa puede cambiar la mala impresión que el pueblo tiene de las diputadas federales priistas?, pobre tipo.

Obviamente la defensa no fue bien recibida porque es muy lamentable que el recinto de sesiones de la Cámara de Diputados sea convertido en carpa de circo barato.

Triste es que quienes deberían conducirse con decoro y dar buenos ejemplos, como son los legisladores, le falten al respeto, más vergonzoso que sean unas presuntas damas.

Dirá usted, ¿cuándo han tenido comportamientos pulcros los legisladores?, y tiene razón, el problema es que tal parece que cada vez estamos peor.

Mire, para muestra está el grupo de legisladoras priistas que en plena sesión se comportaron como si estuvieran en un campo de futbol llanero o, cosa peor, en un antro de mala muerte y que lo hicieran solo por no estar de acuerdo con lo que marcaba su compañero de oposición.

Los videos las acusan, a una sola voz las irreverentes diputadas gritaron, eeeee put.. Y créame que no se referían precisamente al compañero de Mickey Mouse, de nombre Pluto,  sino a su compañero diputado a quien no le decían bruto como asegura CESAR CAMACHO.

Lo peor es que como si fuera gracia o hubieran hecho una gran proeza, cada que pudieron repitieron la acción, muy finas resultaron las diputadas priistas.

La verdad es que aunque no estuvieran de acuerdo con lo que el Diputado de MORENA alegaba debieron guardar compostura, primero porque son representantes de la sociedad y segundo porque aparentemente son damas, pero bueno, tal parece que olvidaron ese pequeño detalle.

Ahora, ¿quién se vio más mal, el diputado de MORENA o las diputadas priistas?, exacto, ellas que, como dijo la vecina, les brotó su código postal, haciendo alusión a que se mostraron tal cual son, corrientitas, irrespetuosas, mal educadas.

Si no son capaces de respetar el recinto legislativo que debería ser su santuario, ¿cómo quieren hacerle creer a la ciudadanía que son gente confiable?, no se puede.

Lo peor, como si el PRI no tuviera ya bastante con tantos señalamientos ahora sus legisladoras exhiben que postulan a personajes carentes de sensibilidad política, sin capacidad para dialogar, menos para debatir o defender correctamente una postura.

En fin, la situación es que de vergüenza fue el comportamiento de un grupo de legisladoras priistas quienes al tratar de evidenciar a su compañero de MORENA ellas fueron las que dejaron en evidencia su poca capacidad para defender una postura. Igual de vergüenza fue la defensa que hace CESAR CAMACHO, no solo porque les avala el mal comportamiento a sus compañeras legisladoras sino porque una vez más trata de burlarse de la inteligencia de los mexicanos.

¿Esa es la clase de legisladores que merecemos?, obviamente no, por faltarle al respeto al recinto deberían de tener una sanción y otra más grande por los malos ejemplos que le están dando a las nuevas generaciones de la nación.