Fin de ideologías y polarización social
Por: Mauricio Morán Olmos | 2018-01-06 04:26:10

Después de veinte y ocho años de la caída del muro de Berlín, la desaparición de la Unión Soviética y el fin del comunismo ya no hay ideologías opuestas en el mundo, todos se hicieron capitalistas, de alguna manera los pocos países declarados socialistas (Corea del Norte, Cuba) tienen que entrarle a la oferta y demanda mundial, a los precios definidos por el mercado internacional, deben de importar y exportar productos y servicios. 

Sin embargo, los problemas internos de carácter social en casi todos los países se han mantenido y en algunos se han polarizado, en todas las naciones del orbe hay problemas sociales, tanto en países desarrollados, emergentes y subdesarrollados; las sociedades y sus gobiernos corren el riesgo de priorizar la imposición por el diálogo, por el entendimiento político.

Cada vez más en el mundo se observan imposiciones de grupos minoritarios sobre la mayoría, en algunos casos protestan en otros no.

La cerrazón a aceptar opiniones y posiciones políticas diferentes hace más difícil un mejor porvenir entre los hombres. Cada vez más surgen organismos u organizaciones en defensa de los derechos del hombre o de la naturaleza los cuales no son respetados.

Hasta las democracias mejor consolidadas tienen problemas internos, por ejemplo la violencia contra la mujer se observa en la India, Estados Unidos de América, Brasil, Australia, España, etc., es decir que, el fin de las ideologías en el mundo no supuso el fin de los problemas sociales, al contrario parece que la tensión social ha ido en aumento.

Lo preocupante es que ni las mismas sociedades hacen algo por intentar resolverlo, parece que nosotros los humanos nos dirigimos a una situación sin retorno.

Las posiciones irreconciliables no aceptan la razón del contrario, mucho fanatismo y cerrazón ante lo evidente, en algunos casos tienden a la violencia.

De seguir así es muy probable que el fin del mundo no sea a través de una bomba nuclear, que también es latente, sino de la auto destrucción del hombre como especie. 

La política para eso surgió, para tender puentes con el oponente, para negociar intereses, para construir una mejor condición de vida entre los humanos, entre las sociedades, pero nosotros no hemos sabido utilizar esa herramienta de la mejor manera, la política se ve como un vehículo para lograr intereses propios o para perjudicar al contrario.

Por eso recuerdo las palabras de Bismarck, estadista alemán: “La política es el arte de lo posible”.

.La mejor opinión es la suya, saludos. 

(*) Lic. Mauricio Morán Olmos, Director de Metodología del IMO mauricio.moran21@gmail.com

Página web de IMO  http://imocorp.com.mx 

El Instituto de Mercadotecnia y Opinión es una agencia encuestadora mexicana independiente, representa a México en el ISSP (Programa Internacional de Encuestas Sociales) y pertenece a la Asociación Mundial de Investigación de la Opinión Pública WAPOR.