“Fin a la cultura de la corrupción”



 Andrés Manuel López Obrador refrendó en Tampico que la corrupción dejará de ser parte de la cultura de México, y luego de anunciar la fusión de las Delegaciones federales en Tamaulipas para aterrizar recursos y programas a través de una sola representación, que recaerá en el reynosense José Ramón Gómez Leal, el presidente electo anunció la cancelación de la Reforma Educativa del Presidente Peña Nieto; la modificación de la Energética, la rehabilitación de seis refinerías y la construcción de otra en Tabasco, para dejar de importar gasolinas.

Este fue, en síntesis, el discurso del tabasqueño pronunciado bajo una lluvia pertinaz que no dejó de caer durante las casi 2 horas que duró su mitin en las adyacencias de la Laguna del Carpintero, tras que recorrió a pie el centro histórico del puerto acompañado por el inminente representante presidencial José Ramón Gómez Leal y el senador Américo Villarreal Anaya, Héctor Martín Garza González, así como legisladoras federales electas el 1º de julio entre ellas la senadora Guadalupe Covarrubias y las diputadas federales Olga Sosa Ruiz y Olga Juliana Elizondo Guerra, así como Erasmo González Robledo.

López Obrador estuvo acompañado también por el secretario general del CEN del Partido Encuentro Social, Abdíes Pineda Morín, quien permaneció a la diestra del sucesor de Peña Nieto durante su gira de gratitud.

Casi cinco mil asistentes al mitin de gratitud escucharon el discurso de López Obrador sin moverse de sus sitios, pese a la cortina de lluvia que estuvo mojando las adyacencias de la Laguna.

El discurso de López Obrador levantó expresiones de ardorosa solidaridad cuando llamó a combatir la corrupción sindical, particularmente cuando se refirió al Sindicato Petrolero, pues grupos focalizados en el escenario pronunciaron coros de rechazo al cacicazgo del dirigente del Sindicato Petrolero de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps.

En sus arengas, López Obrador dijo que “Se trata de una transformación, no de un simple cambio de gobierno” y reiteró que acabará con las pensiones millonarias de los ex presidentes, la modificación a la ley para que exista una verdadera democracia sindical, para que desde la escuela hasta ser una forma de vida.

Se pronunció por un orden de fondo en el sindicalismo, sin que exista la corrupción y las componendas de algunos cuantos.

AMLO fue particularmente enfático al destacar que los recursos y los programas de su gobierno aterrizarán en Tamaulipas a través de su representante, José Ramón Gómez Leal e indicó que con ello se trata de ahorrar a través de una política de austeridad para evitar duplicidades.

Dijo que dará empleo a más de 60 mil Ninis de Tamaulipas, a quienes se otorgará un apoyo para trabajo de aprendiz de 3,600 pesos mensuales, y creará un amplio programa de becas a estudiantes en universidades y tecnológicos, de 2,400 pesos mensuales.

Luego reveló que “desde hace más de 40 años que no se construye una Refinería en el país; estamos consumiendo 800 mil barriles cuando sólo se producen 200 mil; estamos comprando 600 mil, por eso la gasolina es tan cara, a mediados del sexenio vamos dejar de comprar gasolina en el extranjero”, anunció.

Luego de hablar durante una hora y media, el Presidente electo de México reforzó: “No habrá divorcio con los mexicanos, una vez que asumamos el poder, será un gobierno para el pueblo”.

DIALOGA CON ROMERO

Por la noche, López Obrador sostuvo una prolongada audiencia en una de las suites del Posada Motel, con quien será el próximo Director de PEMEX, el también tabasqueño Octavio Romero Oropeza, luego que durante el mitin de Tampico AMLO anunció una inversión de 4 mil millones de pesos en la reconfiguración de la refinería de ciudad Madero, lo que provocó un prolongado aplauso de júbilo.

La audiencia López Obrador-Romero Oropeza se prolongó  más allá de las 20:00 horas, mientras en las adyacencias de la alberca del Posada lo esperaban los legisladores encabezados por los senadores Américo Villarreal Anaya, Guadalupe Covarrubias y las diputadas federales Olga Sosa Ruiz y Olga Juliana Elizondo.

Ello confundió la agenda, pues estaba considerado que AMLO volara de Tampico a la ciudad de México en el vuelo de Interjet a las 20:10 horas.

Versiones indican que el vuelo partió, pero apenas despegó y miembros de prensa alertaron al personal de vuelo que AMLO se había quedado en tierra, por lo que la nave regresó.

Sin embargo, López Obrador se quedó en tierra y prosiguió su audiencia con el inminente director de PEMEX, hasta casi las 22:00 horas, pues colaboradores del Presidente electo “filtraron” que AMLO voló de Tampico a Monterrey, a través de línea comercial.