Faltan 16 días…
Por: Javier Terrazas | 2018-06-12 04:54:40

 

Faltan 16 días de campañas políticas del proceso electoral 2017-2018 en las que elegiremos presidente de la república, senadores, diputados federales y 43 alcaldes en Tamaulipas.

Hoy se realiza el tercer debate entre los abanderados presidenciales, que se anticipa un cochinero, pues todos se lanzarán lodo y estiércol a diestra y siniestra.

Bien podrían salir unos cuantos kilos de cochinita pibil al estilo yucateco, pero el problema es que muy poca gente querría consumirla sabiendo de dónde proviene.

Mucho más sabrosas y limpias estarían las de auténticos cochinos.

Veremos pues un debate subido de tono por el entorno más atizado de acusaciones de unos a otros.

Y al finalizar ese acto, las reyertas verbales y judiciales entre los prospectos a la presidencia proseguirán, pues en las elecciones todo lo que no prohíbe la ley es permisible.

Las acusaciones de lavado de dinero y tráfico de influencias en contra del panista Ricardo Anaya, subirán de tono, con la denuncia del Senador panista Ernesto Cordero.

Y la defensa intensificará sus acusaciones de intromisión del presidente Enrique Peña Nieto en el proceso electoral.

Lo que a nivel central los azules de Francisco Elizondo y Gerardo Peña ven como una acción del sistema en contra de su candidato, no aplica igual para las acciones locales contra algunos adversarios.

Hacia arriba interpretan el uso faccioso de la Fiscalía del Gobierno Federal para intentar frenar el proyecto de Anaya;  pero hacia abajo, ven la justa acción del Estado contra los corruptos.

Tan denostada está la política que lanzarle más estiércol el único efecto que tendrá es alejar a los ciudadanos de las urnas.

Es reprobable que una campaña electoral de la era de la transparencia y mayor democracia que permiten las nuevas tecnologías de la información, esté derivando en un concurso de “lanzarse mierda”.

Y que quien más lance será el que lleva más puntos en la presunta percepción de los ciudadanos.

Cierto que la corrupción gubernamental en todas las esferas de la vida pública y privada de nuestro país son muy altas.

Pero la política requiere dignificarse y una forma de hacerlo es privilegiar las propuestas serias de atención a los problemas torales que enfrenta nuestro país en esta era global con intentos de nacionalismos proteccionistas.

Los mexicanos queremos un mejor país y para ello requerimos de mejores gobernantes, legisladores y alcaldes.

Ojalá que estos 16 días en lugar de lodo y estiércol, al menos nuestros políticos locales lancen propuestas e ideas para gobernar a los municipios.

 Tiempo de dignificar a la política y a los políticos.

Que este baño de pueblo que se dan en las campañas los sensibilicen y vean la cruda realidad del día a día de la gran mayoría de los ciudadanos, para que corrijan el rumbo,  frenen las corruptelas y afinen las políticas públicas que den mejores resultados.