Expropiación y combustibles.



Eran 17 las compañías extranjeras que tenían en sus manos el usufructo del petróleo mexicano, cuando la noche del 18 de marzo de hace 80 años, el Presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río decretó la expropiación a favor del Gobierno y por tanto, urgieron la salida de los empresarios del país y el desmantelamiento de sus empresas, porque el estado mexicano asumía la explotación producción y venta del llamado oro negro.

Desde siempre, el 18 de marzo es un día celebrado en grande por los mexicanos, dado el impacto positivo que tuvo la acción llevada a cabo por la administración del General Cárdenas del Río, quien contó con el respaldo de la sociedad en toda la extensión de la palabra y que tuvo su mayor expresión con la marcha del de 12 de abril, en la cual, las mujeres de todos los sectores hicieron aportaciones en efectivo, para que el Gobierno pegara a las empresas extranjeras supuestos adeudos y que, de una vez por todas se fueran del territorio nacional.

Antes, el 23 de marzo de ese mismo 1938, unas cien mil personas marcharon por las calles de la capital del país para, respaldar la promulgación del Decreto Expropiatorio, que si bien es cierto definía las nuevas reglas para la explotación de ese recurso del subsuelo, también es que, la acción presidencial tuvo que ver con la negativa de los que sacaban el petróleo y no querían pagar impuestos, como tampoco cumplir con las demandas laborales de los trabajadores que empleaban.

Por ello, antes de que las broncas estallarán en serio, el Presidente Cárdenas del Río tomó una decisión que sorprendió a los mexicanos y que se consolidó al contar con el respaldo del pueblo, que vio con buenos ojos, que el aprovechamiento de los recursos naturales, sirvieran para aportar recursos al desarrollo de la nación y no que, las ganancias fuera a parar a manos de extranjeros.

En varios municipios de la entidad hubo eventos para celebrar los 80 años de la Expropiación petrolera, entre ellos, Matamoros y Tampico, donde los oradores hicieron énfasis en esas etapas de nacionalismo que hasta la fecha es considerada como una de las más grandiosas en la historia del país.

Por otro lado, hay quienes creen que hay dos tipos de lenguaje cuando se habla de los beneficios de la industria petrolera para el país.

En el oficial, que fue un gran acierto y que, la empresa PEMEX que se encarga de explotar los yacimientos, se mantiene por la ruta indicada.

Por el otro, el discurso que pinta una realidad muy dura, como el hecho de que, los recursos que PEMEX genera para el Gobierno, no se emplean en obras en las cuales, los mexicanos quisieran ver una inscripción en la que diga que fue realizada con los dividendos de la explotación del petróleo.

Pese a dos discursos, México es dueño del petróleo y las autoridades tratan de mejorar los esquemas de explotación sobre la base de nuevas reglas, comprendidas en la Reforma Petrolera, que, imposible negarlo, está sujeta a una serie de críticas, porque nada de lo esperado se ha cumplido, comenzando con el precio de los combustibles, que, en lugar de bajar, se mantienen al alza, situación que pega directo al bolsillo de todos los mexicanos.

Hay un reporte de PEMEX, en el cual se establece que el 71.5 por ciento de la gasolina utilizada por los mexicanos es de importación y que, la mayor parte de ella es traída de los Estados Unidos y aumentó casi el 13 por ciento de un año a otro.

Además, otro reporte indica que, en los últimos cinco años el precio de las gasolinas ha aumentado en más del 60 por ciento, cifra que sirve de base, para señalar que, en ese mismo porcentaje, se han incrementado los precios de los productos de consumo básico, en un escenario donde solo los salarios siguen igual.

En los discursos de los, como el del exsecretario de la Sección 33 del Sindicato petrolero, Rodolfo Pizarro Ponce, se habló del beneficio que los trabajadores de las petroleras tuvieron, porque se puso fin a los atropellos laborales de las empresas extranjeras.

En Matamoros, donde también hubo una gran celebración de los 80 años de la Expropiación Petrolera, el orador oficial, Manuel Díaz Sánchez quien representó al municipio, dijo que el petróleo ha servido de motor al país y que es pilar de la economía.

La gran verdad es que son 80 años de la Expropiación y que, es orgullo de los mexicanos, solo que, esto reclaman a las autoridades su intervención más efectiva para evitar el robo de combustibles, ya que, es una forma de minar los recursos de PEMEX, puesto que, atentan contra su economía, en un escenario en dónde, ese tipo de acciones son condenadas por los ciudadanos.

 

Los otros.

La exhibición de las fotos donde aparece con el candidato presidencial de la coalición panista, no sirvieron de nada al exregidor Eduardo Garza García, en su desesperación por afianzar la candidatura a la presidencia Municipal de Victoria, ya que, el comité nacional de su partido, confirmó que el único candidato a ese cargo, es el doctor Xicoténcatl González Uresti, quien, dicho sea de paso, siempre comentó a los cuatro vientos que la decisión ya estaba tomada y que, las cosas se aclararían en todos los sentidos.

Dijeron en el café, quien fuera candidato independiente, mandó a la lona a un operador político panista, que no supo comportarse a la altura de las nuevas circunstancias del partido que maneja el exdiputado matamorense Francisco Elizondo Salazar.

Tan cincho está el doctor González Uresti, que ya trabaja en la conformación de la planilla que le acompañará en la lucha por la alcaldía y, en base a los tiempos electorales acude a eventos que no riñen con el período de intercampañas.

El secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Gilberto Estrella Hernández, busca la participación de las dependencias federales que tienen que ver con la explotación de los recursos silvícolas y del subsuelo, para que no haya quienes, sin contar con las autorizaciones expresas lo hagan, pues tiene información en el sentido de tala clandestina en áreas protegidas y la extracción de materiales de bancos sin los permisos necesarios.

Hizo ver que ya trabajan tanto con CONAFOR y otras instancias para evitar que se dañe la ecología y el aprovechamiento de los recursos se haga de manera ilegal.