“Exención del predial a adultos mayores…”
Por: Francisco Javier Álvarez de la Fuente | 2018-07-20 04:25:02



Desde sus inicios en 1937 la Unión Nacional Sinarquista, asumió el compromiso de convertir al bien común en su tarea de siempre, entendiendo que éste es el conjunto de condiciones que han de garantizar el desarrollo integral de la persona y que, ella, es la destinataria del quehacer del Estado.

Animados por este compromiso, la Asamblea Nacional Sinarquista reunida el 19 de mayo de los corrientes en la Ciudad de Santiago, de Querétaro, analizó la propuesta de trabajar en torno a crear una Iniciativa de Reforma al Artículo 115 Constitucional, con vistas a que los adultos mayores que demostrados bajos ingresos queden exentos del pago del impuesto predial y así lo plasmó dentro de su Plan Anual de Trabajo.

La Iniciativa no es aconsejada ni por el paternalismo ni por el populismo. Se trata, simplemente, de un deber de justicia hacia quienes han contribuido al desarrollo nacional y hacia quienes representan, sin duda, la más rica reserva de experiencia en nuestro país.

Con gran sacrificio, muchos de ellos lograron su sueño de convertirse en los dueños de la casa que habitan y, por diferentes causas, el pago del impuesto predial les resulta una carga opuesta a su derecho de vivir con tranquilidad y dignidad.

Frente a esas y otras muchas realidades francamente dolorosas y adversas, en una buena cantidad de estados de la República, se han establecido descuentos en el pago de impuesto predial a las personas de la tercera edad, hecho que, a nuestro juicio, constituye un claro indicio de que no existen mayores complicaciones para que, de una vez, la exención sea constitucional.

Nos parece, por otra parte, que la ley reglamentaria correspondiente, debe tener las siguientes disposiciones:

a) Que el desgravamen sea aplicable para personas que sólo sean dueñas de la vivienda que habitan.

b) Que los ingresos de que dispongan no rebasen el equivalente a diez salarios mínimos, independientemente del valor catastral de su vivienda.

c) Que el beneficio de la exención del impuesto predial no surta efecto para los herederos.

Para el texto de la reforma constitucional que proponemos, se refiere particularmente al inciso C, Fracción IV del Artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuyo nuevo texto sería el siguiente:

c.- Los ingresos derivados de la prestación de servicios públicos a su cargo. Las leyes federales no limitarán la facultad de los Estados para establecer las contribuciones a que se refieren los incisos a) y c), ni concederán exenciones en relación con las mismas. Las leyes estatales no establecerán exenciones o subsidios en favor de persona o institución alguna respecto de dichas contribuciones. En los términos que los establezca la Ley Reglamentaria sólo estarán exentos del impuesto predial las personas adultas mayores de bajos ingresos, los bienes de dominio público de la Federación, de las entidades federativas o los Municipios, salvo que tales bienes sean utilizados por entidades paraestatales o por particulares, bajo cualquier título, para fines administrativos o propósitos distintos a los de su objeto público. 

Y para lograr esto, los Sinarquistas nos hemos dado a la tarea de recolectar firmas de apoyo a esta iniciativa que traerá como beneficio que los adultos mayores de bajos ingresos se vean exentos en toda la República del pago del impuesto predial, y a dicha labor invitamos a todos aquellos que consideren positiva esta iniciativa a que se sumen a la misma y también recolecten firmas de apoyo a la misma, y para hacer lo propio… ¡Aquí estamos!  

Alvarezfj.2@gmail.com