Eso merece Tamaulipas…



La visita del Director General del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado, ISSSTE, puso felices a muchos de los trabajadores que recibirían un préstamo de manera directa, sin intermediarios y por consecuencia, sin “moches”, por eso de la tramitología.

A otros, simplemente les cayó como balde de agua fría el discurso de Florentino Castro López, Director General del ISSSTE, cuando advierte a médicos, enfermeras y trabajadores administrativos de este Instituto, en el sentido de que más les vale atender a la derechohabiencia de la mejor manera.

Y es que para nadie es desconocido la serie de carencias que enfrenta las clínicas y hospitales del ISSSTE en Tamaulipas, en donde las instalaciones están para llorar, donde la atención al derechohabiente es temeraria, indolente y hasta inhumana, hay pacientes que han fallecido en la espera de ser atendidos.

El reto más importante de esta institución es dar un buen trato a la derechohabiencia, dice el Director General, y vaya que es un gran reto, porque se requiere de mejorar la relación entre el paciente, la enfermera y el médico con su paciente, que a decir verdad atienden a los beneficiados de este servicio como si le estuvieran haciendo un gran favor.

Cada quién deberá poner su parte dice el Director General del ISSSTE, que provocó caras largas y hasta hizo sonrojar a Juan Guillermo Mansur Arzola, Delegado Estatal, cuando advirtió que los trabajadores estando del lado de la ventanilla, también son derechohabientes, igual que los doctores y enfermeras que algún día dejarán el bisturí o los documentos para estar postrados en una cama, como pacientes y tendrán que sufrir las mismas consecuencias.

“Más les vale cuidar la atención a los trabajadores, mejorar la calidad y calidez en bien de los pacientes”, dijo el director general, ahora que una cosa es lo que se diga en el discurso y otra la que se haga y vea en la realidad.

A los trabajadores que acudieron a solicitar préstamos, simplemente los apapachó, pero les hizo un exhorto de pasada, primero les dijo que había créditos para todos, pero les pidió que se los gastaran en Tamaulipas, porque eso permitiría inyectarles recursos y mejorar la economía local, como si algo supiera el director del ISSSTE, de lo golpeado que está el sector comercio por la inseguridad que ha afectado a Tamaulipas.

“Gástenselo en Tamaulipas, para que el beneficio sea doble así ayudaremos a los empresarios para generar bienestar social que es lo que merece Tamaulipas”, les dijo a los beneficiados.

Aun cuando para muchos de los presentes el discurso del Director General del ISSSTE, fue muy claro y directo a los trabajadores de esas clínicas, para otros también lo fue para quienes se encargan de tramitar los famosos préstamos rojos, porque ahora las cosas serán así de manera directa, haciendo valer un derecho y sin tener que dar nada a cambio.

No es por nada, pero la visita del Director General del ISSSTE, puso a temblar a muchos, e insisto, ojalá que no sólo quede en discurso y algunos vividores del presupuesto de este instituto ahora sí se pongan a trabajar, en bien de la derechohabiencia.

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com