Encuestas
Por: Javier Terrazas | 2018-06-08 05:14:42



 

Los estudios serios de demoscopia  que se realizan en las campañas electorales  para conocer las preferencias electorales, no se hacen con fines propagandísticos.

Cuando se tienen resultados, que reflejan la fotografía del momento en que se hizo el trabajo de recolección de la muestra, se utilizan para tomar decisiones.

Por lo general, en el desarrollo de una campaña se realiza una serie de estudios, uno previo al arranque con evaluaciones cada quince días o un mes, dependiente los tiempos de campaña.

En elecciones competidas, por lo general se amplía el número de estudios, para ver como se están ando las orientaciones de los posibles sufragios de los indecisos.

Por ello, cuando se publicitan los resultados de algunos de esos estudios de preferencias electorales y lo hacen los propios partidos, esas acciones les resta validez.

Lo ideal es que sea la Empresa que hizo el estudio, quien dé  a conocer  los resultados de tendencias y a la vez explique a detalle la metodología con el tamaño de la muestra.

El comentario es oportuno porque circulan en algunos medios de comunicación o en redes sociales decenas de encuestas, la mayoría de las cuales no tienen el rigor científico.

Cada partido trae sus numeritos y en ellos hay muchos contrastes. Todos se dicen punteros, aunque sea con ventajas mínimas, pero en fin punteros.

Nadie se declara perdedor o colero en alguna de la encuestas, de tal forma que parecen “trajes a la medida” mandados hacer por cada instituto político.

Lo más lamentable, es que esos estudios tienen costos relevantes que se pagan con recursos públicos, pues los partidos los mandan hacer con dinero de las prerrogativas o subsidios.

Sería bueno que el Instituto Electoral de Tamaulipas  o el Instituto Nacional Electoral dieran a conocer cuales firmas o empresas encuestadoras  presentaron la documentación requerida para hacer los estudios de preferencias electorales.

Y de la misma forma que indique  si de los estudios han sido entregados los reportes metodológicos y elementos adicionales que deben reportarse.

Los resultados de encuestas que se dan a conocer en la última quincena de las campañas electorales,  pueden influir de alguna forma en los electores indecisos o aquellos que van a participar por primera ocasión.

 A nadie le gusta apostar o ir con los perdedores, de tal forma que es delicado publicar estudios que no se ajusten a los lineamientos mínimos que establecen las leyes electorales federal y estatal.

La elección es cosa seria, de tal forma que la ciudadanía requiere de  una actuación responsable y  comprometida de los órganos electorales, de los  dirigentes de los partidos políticos y de sus candidatos.

Todas las argucias sucias o legaloides que se utilicen, deben ser ventiladas y desechadas por parte de la autoridad electoral con oportunidad.

Que no le atrapen las encuestas “patito”. Si  usted es de los indecisos y quiere tomarlas en cuenta, pues analice  los estudios de al menos unas cinco firmas diferentes que se hayan aplicado en fechas coincidentes.

Aún así, es importante además,  contrastar  las propuestas de los candidatos sus capacidades, experiencia y valores.