En junio la traición política
Por: Raúl Terrazas Barraza | 2018-06-09 03:27:11



Junio es el mes de la traición política, militantes de casi todos los partidos se pasan a casi todos los partidos. El pretexto es lo de menos, cuando el asunto es generar polémica y ayudar a los contrarios de aquellos a los que, hasta mayo pasado era sus jefes o coincidían con ellos en lo ideológico y lo político.

El asunto es que, cuanto más cercano esté el día de la elección, más significativo es el cambio de partido de las personas, incluso, si solo se trata de una, porque el nombre de esa una, los dirigentes del partido que lo reciben o, mejor dicho, con los que se puso de acuerdo para la puñalada trapera a quienes servía o con quienes congeniaba, lo usan para restregar a los adversarios que los abandonan por una causa diferente.

Durante este mes y quizá en mayo, nos topamos casi todos los días con que, en alguna región de la entidad, hay quienes abandonan un partido y se van a otro.

De lo reciente está el caso de Río Bravo, donde un grupo de funcionarios de la administración priísta de Juan Diego Guajardo Anzaldúa, que anda en pos de la reelección en el cargo, le traicionaron para irse al PAN, donde los recibieron con los brazos abiertos y con su nombre en todos los medios de comunicación, para que todo mundo se entere de que Carlos Ulívarri López los comprende y a lo mejor hasta les ama, obvio, en forma política.

Se trata de José Horacio Guerra, quien estaba en el Velatorio Municipal, Leonel Garza Garza, que era coordinador de giras del alcalde, la regidora Martha Mares y los trabajadores del municipio Iros Muñiz Aguilar y Amador de la Cruz Campos.

En Matamoros también junio fue de traición, porque allá un grupo de panistas dejaron su partido y a Carlos García González, el candidato de ese partido a la alcaldía, para pasarse a Regeneración Nacional, el partido que, a nivel nacional se ha nutrido de infinidad de priístas a los que ofreció oportunidades que jamás tendrían en el tricolor y con algunas posibilidades de ganar, porque el candidato presidencial trae las preferencias ciudadanas a su favor, aunque todavía los votos no están garantizados.

En Tampico hace unos días varios del Verde Ecologista se fueron a Regeneración y de Regeneración al PRI, total que el mes de la traición está más vigente que nunca, en el entendido de que, todavía falta mucho por ver, si tenemos en cuenta que, conforme más se acerca el día de la elección, más significativa será la traición política.

En San Fernando hablan con mucha propiedad de que gente de varios partidos ha decidido irse al PRI, para respaldar al candidato a la alcaldía, Gabriel de la Garza Garza, porque les garantiza mayores oportunidades para que el municipio crezca y que haya empleo.

Los que saben de política en ese lugar, señalan que la gente del PRI, les ha pedido no hacer público que dejan a los otros partidos, porque lo grandioso será que, el día de la elección se recupere con muchos votos a favor del candidato tricolor, la presidencia municipal, para laque pretende reelegirse el panista que ganó hace dos años, Jesús Río Silva, quien ya no las tiene todas consigo.

Aquí en Victoria, el panista Oscar Javier Torre Gómez, apareció en las filas del partido Regeneración Nacional, en calidad de colaborador cercano del candidato a alcalde, Eduardo Gattás Báez.

En la zona cañera de la entidad, por la influencia política que ejerce el candidato a Senador, Alejandro Guevara Cobos, hablan de que hay infinidad de personas del PAN que traicionarán en breve a sus jefes y se comprometerán en serio a rescatar la región para la causa del PRI.

Habrá que dar seguimiento a este asunto que se ve venir, por aquello de las presiones que algunos han denunciado y que van más allá de la simple advertencia sobre su persona.

 

Los otros.

En el Congreso del Estado cerraron la semana con el resultado positivo de los auditores que revisan procedimientos e infraestructura para la certificación Categoría Oro, prevista por la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015, relativa a las prácticas de igualdad laboral y no discriminación.

Esto habla bien de la Junta de Coordinación Política, que tiene a su cargo el Diputado Glafiro Salinas Mendiola, porque le ha tocado sobrellevar todo el proceso de cumplimiento de la norma y, por tanto, estar bien pendiente de los requerimientos planteados por las personas que, al interior del Congreso del Estado, dan seguimiento a los puntos que debieron estar bien para la hora que los auditores  revisaran cada parte del proceso.

Una política de igualdad laboral y no discriminación, un comité responsable de la vigilancia de ello, el desarrollo e implementación de cada elemento contenido en la norma, respetar la forma de reclutamiento y selección de personal, para que haya siempre igualdad de oportunidades y la medición del clima laboral, son factores que el equipo que trabajó con Eduardo Soto Correa, observó como positivos y determinó el cumplimiento a satisfacción para recomendar al Comité de Dictaminación del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, A.C., otorgar la certificación al  Congreso del Estado de Tamaulipas.

El reto es mantener ese reconocimiento logrado como equipo de trabajo que son, quienes integran las partes operativas del Poder Legislativo, de manera que, cuando llegue el momento de la recertificación, pensaremos en que, los puntos a mejorar de los que habló el Diputado Salinas Mendiola, cuando recibió el veredicto de los auditores de la norma, NMX-R-025-SCFI-2015, estarán cumplidos al doble y que, respetar la igualdad entre hombres y mujeres será una condición como persona, no la obligación de cumplir con un ordenamiento legal.

A decir del secretario de Educación, Héctor Escobar Salazar, el adeudo pendiente con unos 10 mil maestros a los que no se pagó como debería ser en la quincena anterior, se regularizará en la que viene.

Descartó que se haya tratado de alguna forma de perjudicarles, cuando, es totalmente a la inversa, porque el Gobernador de la entidad, espalda a los trabajadores de la educación, el asunto es que, se debieron de actualizar los sistemas de pagos, para hacerlo más transparente y equitativo.

Esperemos que, así como resolvieron un asunto que tiene que ver con pagos, pronto se pongan en los zapatos de los maestros a los que tiene pendientes sus emolumentos, en especial los de inglés, que ya no saben a qué santo rezarle para que los escuchen y les paguen.