Elección sin tigres ni diablos



Desde luego que entre los mexicanos hay una gran expectación por conocer el  resultado de las complejas e históricas elecciones del domingo Primero de Julio, porque  junto con otros cargos de elección popular estará en juego el de Presidente de la República, pero como el INE ha garantizado que el voto será respetado, confían en que serán unas elecciones sin diablos ni tigres, ya que si algo le sobra ahora al país es violencia. 

En la jornada electoral de éste  domingo además de Presidente de la República también se habrán de elegir 128 senadores  --96 de Mayoría y 32 Plurinominales--  500 diputados federales y dos mil 818 autoridades locales, de los cuales ocho son gobernadores y el Jefe de Gobierno de la CDMX y una docena o docena y media de alcaldes. 

De los cuatro gallos que están en la pelea por  la presidencia de la república, José Antonio Meade Kuribreña, del PRI; Ricardo Anaya, del PAN, Andrés Manuel López Obrador, de MORENA y Jaime Rodríguez Calderón (Bronco) , creo que por ley están obligados aceptar el resultado de las elecciones, gane quien gane y pierda quien pierda. 

De los cuatro candidatos que el único que no aceptaría su derrota de buena gana sería Andrés Manuel López Obrador, ya que las encuestas lo dan por ganador con 30 puntos porcentuales arriba de Meade y Anaya, que son sus más cercanos perseguidores, el que desde semanas atrás adelantó al gobierno de Peña  Nieto él se va para su  rancho en Macuspana, y dijo “a ver quién amarra el tigre, porque yo no lo voy a amarrar”.

Días después la presidenta nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky, secundó a través de los diferentes medios de información la amenaza o advertencia de López Obrador, pero con la  misma intención de atemorizar a los que no comulgan con el proyecto del tabasqueño, habiendo asegurado que a esos “se les aparecerá el  diablo”.

No sabemos si el Instituto Nacional de Electores y en particular el consejero presidente de éste organismo, Lorenzo Córdova, les haya hecho a  ambos cuando menos un extrañamiento por amenazar a los votantes con tigres y diablos, por no comulgar con la Izquierda que ambos dicen representar. Algunos profesionales del derecho sostienen que incluso éste Instituto debe reglamentar ese tipo de amenazas que violan los derechos de los electores. 

“El llamado es al voto libre,  simple, informado,  sin coacción y sin condicionamiento externo, ratifiquemos nuestro compromiso con la paz”, dijo el titular del INE, del que esperan los mexicanos que realmente haga respetar el voto.

Por cierto la SEGOB ubicó a cuatro municipios de Tamaulipas que requieren mayor atención de seguridad durante las elecciones de este domingo, que son Nuevo Laredo, Reynosa, Ciudad Victoria y Mante, a donde entendemos que ya aterrizaron más refuerzos de las fuerzas federales. 

El delegado de la dependencia en el estado, Eliseo Castillo Tejeda, admitió que “por supuesto en Tamaulipas hay lugares difíciles”, pero aseguró que hasta el  momento no hay denuncias o evidencias de que candidatos o candidatas del estado hayan sido amenazados. 

No todos los miembros del Partido Acción Nacional estuvieron de acuerdo con los  siete gobernadores emanados del PAN que pensando en la buena marcha de sus respectivos gobiernos acordaron crear la Asamblea de Gobernadores del Acción Nacional, haciendo patente al mismo tiempo en un desplegado la intención que tienen de colaborar  con el nuevo gobierno que resulte electo en las elecciones de este domingo 1 de julio. 

Uno de los inconformes es el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, el que consideró un error el paso que dieron los siete  gobernadores de su partido, lo que en lo personal vio como una rendición anticipada.  Remarcó que para él fue un error publicar un desplegado “como ese” antes de la elección presidencial.

“Me  huele como rendición anticipada, tiene  cierto tufo de rendición y creo que en una cosa  como esa se tiene que platicar y pensar muy bien entre nosotros”, remarcó, pero el  palo ya estaba dado.

 

E-mail    rubenduenas15@hotmail.com