El pueblo avaló las encuestas…



Muchas veces en este mismo espacio hemos comentado que las encuestas solo son fotografía del momento.

También que cuando se hacen con responsabilidad y profesionalismo, apegadas a la verdad, sirven de instrumento de medición para que los candidatos vean cómo van  y aplicarse donde tengan que hacerlo, pero que sin duda alguna la mejor encuesta es la que se realiza el día de la elección, porque es cuando el pueblo avala o rechaza los sondeos de opinión.

Pues bien, es de reconocer que en el caso de la elección presidencial donde la mayoría de las encuestas daban ventaja al candidato de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, fueron avaladas por el pueblo.

Andrés Manuel López Obrador el domingo pasado ganó la elección tal y como lo marcaban muchos sondeos de opinión con un margen bastante amplio sobre su más cercano seguidor.

Al avalar las encuestas los ciudadanos  también le dijeron al PRI y PAN que ya no les querían en la Presidencia de la República, que estaban dispuestos a correr el riesgo y apostarle a otra opción con la esperanza de que mejoren las condiciones políticas, económicas y sociales de esta gran nación.

Claro que igual a López Obrador le valió su perseverancia, el pueblo lo arropó, amén de que el equipo de campaña supo manejarle bien hasta el discurso, que aunque parecía que no decía  nada generaba controversia, hacía que ganara hasta las conversaciones diarias de propios y extraños, le mantenía vigente en la mente del electorado.

Quizá en estos momentos muchos mexicanos poco se acuerden del “Yo Mero” o “Quiero un México chingón” de José  Antonio Meade y es casi seguro que tampoco recuerdan el “is in soltin de Ricardo Anaya, pero el “Ricky rikin canallín”, “La mafia del poder” o “es un complot” entre otras muchas frases dichas por Andrés Manuel estuvieron presentes siempre  posicionadas en la mente y diálogos de los ciudadanos.

¿Por qué? Porque al ahora ganador de la elección le manejaron palabras claves, discursos polémicos que se quedaban en el consciente e inconsciente de los ciudadanos, bueno, como hasta el “Ya sabes quién” que utilizaron en precampaña, que sin decir el nombre de Andrés Manuel, al escucharlo la gente lo relacionaba inmediatamente con AMLO sirvió para darle más posicionamiento.

Por lo tanto, está más que visto que cuando el pueblo quiere avala las encuestas, también que en estos tiempos los discursos buenos, pero que no generen emoción o polémica no sirven, en una contienda electoral hasta las propuestas viables en ocasiones también pasan a segundo término porque la ciudadanía hoy más que nunca busca algo que le haga despertar, opinar y lamentablemente hasta memes realizar.

En fin, la situación es que hoy las encuestas sobre las preferencias electorales de los presidenciables recibieron el aval del respetable, tal y como la mayoría de los sondeos de opinión marcaban el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” capitaneado por MORENA, Andrés Manuel López Obrador gano la Elección.