El lodazal de Anaya
Por: Abel Oseguera | 2018-06-11 03:04:43

      En esta misma semana se dio a conocer un video donde el hermano de Manuel Barreiro de nombre Juan, intentaba convencer a unos inversionistas para algún tipo de negocio. La entrevista entre estos personajes que nada muestran de identidad nos lleva deducir fácilmente que esto fue preparado para aportar más leña al fuego sobre el escándalo de lavado de dinero del candidato panista. 

       Si bien los videos parecieran estar editados de manera tal que el joven empresario Juan Barreiro suelta la sopa de todo ese contubernio entre su hermano Manuel y Ricardo Anaya, también es cierto que esa es una forma común y de uso corriente de traficar con influencias en nuestro país. Sobre todo cuando en los gobiernos panistas hemos tenido a los hijos de Marta Sahagún, al padre del finado Camilo Mouriño, Yañez de Oceanografía y a tantos otros que han amasado enormes fortunas aportando a las campañas del PAN. 

      Por eso no extraña, ni sorprende lo que es de uso habitual dentro del PAN. Lo que sí llama la atención es el sesgo dado por  Diego Fernández de Ceballos en varias entrevistas. Según Diego, dicho sea de paso es otro de los que más trafica con influencias, nos solo dentro del PAN sino también del PRI, estos videos son un montaje del gobierno para beneficiar al PRI usando a los Barreiro como alfiles. Desde la defensa del jefe Diego, él sugiere que los Barreiro pactaron con el gobierno de Peña Nieto para obtener inmunidad a cambio de declarar contra Ricardo Anaya. Y hasta deja ver que hay un pacto de impunidad entre López Obrador y el Presidente.

       Analizando seriamente esta perspectiva, podemos llegar a estar de acuerdo en ciertos hechos, pero al final tiene serias objeciones. Por ejemplo: Es cierto que los videos se ven trucados y editados, es cierto que a leguas se ve que la argentina que participa en ellos iba con la total intención de sopear a Barreiro. Es un hecho que aquello fue planeado y orquestado con tiempo y preparación. Lo que ya no es lógico es que los mismos Barreiro hubiesen planeado esto a cambio de impunidad. Porque en tal caso la PGR puede dar inmunidad a Manuel Barreiro a cambio de presentarse y declarar ante un ministerio público sobre los hechos que le acusan junto a Ricardo Anaya. Eso sería un golpe demoledor para el ya muy debilitado candidato panista. 

       Más bien pareciera que quienes planearon este ataque encontraron un talón de Aquiles en la familia Barreiro y su usual forma de ganar dinero usando sus relaciones políticas, o tráfico de influencias, llámelo como usted guste. Seguramente tanto Juan como Manuel habrían vociferado muchas veces sobre los jugosos negocios que podían hacer de la mano de su amigo Ricardo Anaya. Así sería fácil tender esta red de mate y hacerlos decir lo que ya muchas veces habían hecho.

      Ahora bien; ¿A quiénes beneficia esto? Porque uno de los beneficiados pareciera ser el candidato puntero Andrés Manuel López Obrador, que le distancian aún más a quien se encontraba en un lejano segundo lugar. Y los panistas han salido a decir que esto es una prueba de la impunidad pactada entre AMLO y EPN. Este razonamiento podría tener lógica si la elección fuese más cerrada. Pero con tanta diferencia incluso podría ser contraproducente para el gobierno y para AMLO elevar a nivel de víctima al panista. 

       Por otro lado hay quienes sugieren, y es lo más probable, que lo que busca el PRI-Gobierno es colocarse en segundo lugar, para desde ahí dar el último estirón para engranar su maquinaria hacia un posible triunfo electoral, y si no les alcanza, al menos no quedar en tal desventaja que pierdan todo con rumbo a desaparecer como partido político. Este es, desde mi punto de vista el posible origen de los videos. Pero hay una tercera opción que algunos proponen; Que el ataque viene de miembros del PAN lastimados y hasta expulsados por Anaya y sus asociados. Estos buscan debilitar aún más al candidato sabiendo que de todos modos va a perder pero lo dejaría tan débil que fácilmente le podrán arrebatar el partido una vez pasadas las elecciones. Porque si bien la ventaja de López Obrador es tan grande que tanto el gobierno, los grandes empresarios, la cúpula panista y casi todos los comunicadores ven esta elección como ya determinada, suena ilógico desgastarse en infiernitos contra alguien que va tan alejado en las preferencias electorales. A menos que esto sea para definir poderes tras la elección del 1  de Julio. Entonces sí vale la pena el esfuerzo.

      Lo cierto es que Ricardo Anaya ha sido víctima de sus propias tropelías que le han sido devueltas como un bumerang. Sus moches, sus arreglos en lo oscurito, sus traiciones a quienes les dieron su apoyo, su prepotencia contra Margarita, sus negocios turbios, su hipocresía. Todo ese lodazal que batió con pies y manos hoy le ha subido hasta el cuello. Lo peor, nadie se lo va a poder quitar y enlodará a todo aquel a quien se aferre. 

      Ser candidato a la Presidencia sólo le sirvió para que todo México se enterara de quién en realidad es.

Contacto: abeloseguerakernion@gmail.com