El gas de lutita y el agua
Por: Fernando Páez de León | 2018-03-08 05:15:16

He comentado con anterioridad diversos aspectos relativos al uso del agua, sin embargo, hay un uso que se ha vuelto más interesante a partir de la convocatoria para la licitación de la ronda 3 áreas terrestres no convencionales, que no es más que la convocatoria 3.3 para concursar los trabajos que se habrán de desarrollar en 9 bloques en la Cuenca de Burgos para la obtención de gas.

Según los estudios de la Secretaria de Energía, la Cuenca de Burgos en Tamaulipas tiene recursos prospectivos equivalentes a 40 años de importación de gas natural. Recordemos que nuestro país importa el 84 % del gas que consume, tanto en la industria, como en el resto de las actividades, incluyendo el gas doméstico.

Yo creo que… el aprovechamiento de recursos no convencionales, como es el caso del gas shale o gas de lutita como se le llama en nuestro país, incrementara sustancialmente la disponibilidad de gas, sobre todo para la industria generadora de energía eléctrica, lo que a mi modo de ver coloca a esta actividad como altamente benéfica, no solo para la economía, sino también para el medio ambiente, ya que las emisiones de carbono son infinitamente menores.

La experiencia de los estados Unidos ha demostrado que el uso de gas de lutita ha reducido hasta en un 12% las emisiones contaminantes en el sector eléctrico.

Este tipo de recursos no convencionales como el gas de lutita, es un tipo de gas natural que a diferencia del convencional que se localiza en una especie de bolsas bajo la tierra, este se localiza enquistado dentro de bloques de rocas sedimentarias formadas a partir de materiales orgánicos, regularmente a 3,000 metros de profundidad.

Y como no convencional es el gas, tampoco convencional es la forma de extraerlo… y es aquí, donde cobra importancia los lineamientos que expidió la CONAGUA en agosto de 2017 para la protección y conservación de las aguas nacionales en actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en yacimientos no convencionales.

Ya que estos lineamientos tienen 3 premisas fundamentales: la primera dice, que para la explotación de pozos de este tipo de yacimientos, no se requiere de la utilización de agua potable: es posible utilizar agua salobre, agua residual tratada, e inclusive agua residual sin tratamiento, ya que los lineamientos contemplan el uso de agua de este tipo como una actividad de carácter industrial, que conforme a la ley de aguas nacionales, se encuentra en el octavo orden de prelación.

Lo cual quiere decir simple y llanamente que el agua de uso domestico y público urbano seguirán siendo la prioridad y de ahí siguen los usos agrícola, pecuario, acuacultura, conservación ecológica o ambiental y la de generación de energía eléctrica para el servicio público.

En segundo lugar, las concesiones de agua para esta actividad no se otorgarán cuando el acuífero o cuenca de que se trate no tenga disponibilidad de agua. y muy importante destacar que, la distancia vertical mínima entre la zona de extracción y donde termina el acuífero será de, al menos 600 metros, y deberá contar con un radio mínimo de un kilómetro de distancia de cuerpos de agua, ecosistemas acuáticos, así como de fuentes de agua para el abastecimiento de otros usos.

En tercer lugar, se tendrá especial cuidado en que esta actividad no afecte al medio ambiente, para lo cual, no se permitirá la disposición de recortes de excavaciones y fluidos de perforación a los cuerpos de aguas nacionales, se realizará un estricto monitoreo durante los trabajos.

Todos los campos de explotación deberán tener una red de monitoreo y determinar la línea base de calidad del agua, a través de la medición de 99 parámetros químicos y posterior a su uso y en el desarrollo del mismo se estará monitoreando la calidad, de tal forma que se tendrá una estrecha vigilancia para que por ningún motivo se altere el medio ambiente ni se provoque daño en las personas y sus bienes

Eso... es lo que yo creo...

 

fpaezmx@hotmail.com

 

twitter: @fpaezmx