El cobro de cicatrices



El silencio sepulcral del PAN tiene a todos al punto del infarto. Si bien es cierto que el día 11 es la fecha límite para presentar sus nombres, quienes, hombres y mujeres, ocuparán un espacio en la boleta electoral de julio. Pero ni Kiko Elizondo, ni Ismael García han dicho esta boca es mía, hay total hermetismo.

Fuentes muy cercanas y de calado profundo en el panismo aseguran, que salvo los municipios donde los alcaldes han hecho buena chamba, todo lo demás es cambiable, para el CDE del PAN. De esos municipios están Nuevo Laredo con Enrique Rivas, Ciudad Madero con Andrés Zorrilla y San Fernando con José Ríos, y aun está en análisis  Reynosa, donde el trabajo de la alcaldesa Maki Ortiz, abre las puertas para la reelección.

Pero aun más hermética, es la postulación de candidatos a diputados federales y senadores del PAN, se comenta que será Ismael García Cabeza de Vaca, candidato al Senado y Omeheira López, pero aun no hay nada, los movimientos en Reynosa podrían hacer que el panismo dé un giro de 180 grados, primero porque los números de Rigo Garza son mayores a los de Jesús María Moreno,  solo por debajo de la alcaldesa Ortiz, y de Neto Robinson el segundo puntaje más alto.

Con esos números y a sabiendas que el panismo analiza y mide sus posibilidades, y no da nombres al azar nomás para salir del apuro. Esta es la primera decisión que el gobernador debe de tomar en elecciones, desde su llegada al poder,  la baraja es corta, pero no por eso deja de ser combatible y ganadora. Gerardo Peña no irá al Senado, se queda en el gobierno, manteniendo firme la columna vertebral del equipo cercano. 

Los que aun pueden y quieren, son Francisco Garza de Coss, en Reynosa, Juanita Sánchez, que podrían ir para los distritos II y IX, de Reynosa. En el distrito III todo es hermetismo, y nada está confirmado de qué mujer los abanderará, y donde la competencia es real. 

En otro orden, esta semana salen las convocatorias para alcaldes, todos aquellos que quieran reelegirse, tendrán que pedir permiso, más por cuestión moral, que legal, después que la Suprema Corte dio el fallo a favor de los ediles, en donde no tendrían necesidad de licencia. 

Pero lo más importante, de este fin de semana, es que comenzaron las “precampañas” al Senado por el PRI, y ya muchos afirman que no es precampaña, sino operación cicatriz, llevando aliento a los caídos en el campo de batalla. Pero también saliendo viejas rencillas como la de Baltazar Hinojosa y Manuel Cavazos Lerma, un pleito de pasado y presente priista. Veremos en qué termina el zafarrancho.

chanorangel@live.com.mx