Diputados whatsapperos



 

El recinto de sesiones del  Congreso Local, se ha convertido por la mayoría de los integrantes de la 63 Legislatura en una mega sala de chat de redes sociales, pues  más de la mitad de los diputados dedican tiempo de quehacer legislativo a sus asuntos personales por ese medio.

En esa acción distractora de sus funciones y responsabilidades a la hora de estar en el pleno parlamentario, participan diputadas y diputados del PAN, del PRI,  PANAL, MC e independiente.

La única fracción que no lo hace, a través de su única integrante es MORENA, pues la diputada María de la Luz del Castillo Torres, originaria de Ciudad Madero,  no lleva ningún aparato de telefonía al recinto, mientras que otros llegan con dos.

En su tercer año de labores legislativas, sin ningún recato, algunos diputados le destinan hasta el 30 por ciento de su tiempo en la curul a leer y responder mensajes de whatsapp y otras redes sociales.

Los mas hiperactivos en ello son por parte del PAN Angel Romeo Garza Rodríguez de Reynosa; Brenda Cárdenas de Nuevo Laredo; Juan Carlos Desilos García de Xicoténcatl;  Carlos de Anda Hernández, de Nuevo Laredo;  y Nohemí Estrella Leal, de San Fernando. 

Quien pecó de extremista en la sesión semanal fue Brenda Cárdenas, pues instaló su teléfono grabándose en la sesión,  parecía que hacía transmisión en vivo para sus fans, proyectando solo su imagen personal. 

También se aplican fuerte  Teresa Aguilar Gutiérrez e Isis Cantú Manzano de Victoria; Beda Leticia Gerardo Hernández de El Mante; Juan Alicia Sánchez Jiménez de Reynosa;  V´´ictor Adrián Meraz Padrón, de Altamira .

Más discretamente lo hacen Ana Lidia Luévano de los Santos, María de Jesús Gurrola Arellano  y el presidente de la Junta de Coordinación Política, Glafiro Salinas Mendiola.

Su  rol en la presidencia de la Mesa Directiva mantuvieron ocupados a Joaquín Hernández Correa y José Ciro Hernández Arteaga. 

Ajenos a esa acción se mantuvieron los veteranos Ramiro Salazar Rodríguez, María del Carmen Tuñón Cossio y el novato Luis René Cantú Galván.

En tanto que del PRI los más hiperactivos en el “whatsappeo” fueron en la sesión de ayer,  Nancy Delgado Nolazco de Victoria;  Mónica González García, de Matamoros;  Amelia García Velazco de Reynosa.

Más discretamente lo hicieron Susana Hernández y Carlos Morris Torre.

Mientras que Alejandro Etienne y  Rafael González Benavides, cuando tuvieron que hacerlo dejaron su curul para contestar llamadas.

No lo utilizaron Moisés Balderas, de Reynosa; Anto Tovar y Carlos Espinosa de Matamoros;  y Copitzi Hernández que estuvo en la mesa directiva.

Del PANAL,  el más activo en ese quehacer es Rogelio Arellanao Banda, quien estuvo ausente el día de ayer, en tanto que Oscar Martín Ramos Salinas, no lo utilizó.

Del PMC, Guadalupe Beasi  Serano recurrió al teléfono y al chat hasta  después que presentó una iniciativa de punto de acuerdo.

Y muy atareado en esa labor estuvo  el “independiente”  Humberto Rangel Vallejo. Ex integrante del PVEM.

Cabe señalar que el reglamento interno del Congreso del Estado, no prohíbe el uso de los teléfonos celulares, pues data de antes de que apareciera este aparato electrónico.