Diputados pasa a dos Secretarios



En muchas partes se habló de la comparecencia de la secretaria de Obras Públicas, Cecilia del Alto López y de su compañero de Educación, Héctor Escobar Salazar.

Hay quienes afirman que su desenvolvimiento ante los Diputados de la Legislatura que maneja Glafiro Salinas Mendiola, fue significativo.

Otros consideran que su presencia en el Palacio Legislativo fue más asunto de trámite que las aportaciones que pudieron hacer para aclarar dudas sobre el contenido del II Informe de la Administración Estatal que fue entregado el 21 de septiembre y que, de acuerdo con lo previsto en la ley, los Secretarios que el Congreso de los Diputados determine, deberán de aportar toda la información necesaria para el análisis del documento entregado desde el Poder Ejecutivo.

El primero en llegar, porque su comparecencia era a las nueve de la mañana, fue el de Educación, quien hizo ver la importancia de trabajar en un solo sentido en esta materia, la calidad de la educación, aunque, tuvo observaciones puntuales de algunos legisladores, ya por el retraso en el pago de salarios a muchos maestros, la dificultad para ponerse al corriente en el asunto de los profesores de inglés y la falta de más inversión en la infraestructura educativa.

Por su parte, la secretaria de Obras Públicas, tuvo la oportunidad de exponer el trabajo realizado hasta la fecha y dejar en claro que hay en puerta grandes inversiones para mejorar las condiciones de vida de las personas en todas las ciudades de la entidad.

En su caso las observaciones de los Diputados priístas y los regeneracionistas no se hicieron esperar, porque consideran que hay deficiencias hasta en la licitación de las obras, y que las expectativas que tuvieron los tamaulipecos, no se cumplen.

Por lo pronto ya pasaron la comparecencias dos de los seis secretarios del Gabinete estatal que deberán de hablar de los alcances que tiene el II Informe de Gobierno y, como luego dicen, los diputados por mayoría aprobaron a los dos secretarios que fueron al Palacio Legislativo este miércoles.

 

Los otros.

Dicen allá en Matamoros que sí será fácil la empatía entre los regidores del PAN, Perla Patricia Elizondo Quintanilla, Estibaliz Aguirre Rodríguez, Gerardo Sergio Cisneros García y Rosalva Campos Hernández, así como, los del PRI, Vilma Armandina García González, Jesús de los Ángeles Caballero Duarte y Elssy Karina Cisneros de la Cruz, con los del partido Movimiento de Regeneración Nacional, que ganaron la elección municipal del pasado mes de julio.

Cuatro del PAN y tres del PRI que llegaron por la vía plurinominal al cabildo de aquella ciudad, podrían adoptar una posición difícil, pero la verdad de las cosas, es que, varios de los regidores de mayoría son conocidos suyos y algunos hasta tuvieron que ver con los partidos de los que son minoría.

Matamoros tiene 14 Regidores que ganaron en las urnas y siete que lo hicieron de manera indirecta, pero con todas las de la Ley Electoral, incluido el asunto de paridad de género y todo aquello que evite pensar en violencias política contra las mujeres, asunto que anda muy de moda y que está en crisis en otros lares, como en las Cámaras del Congreso de la Unión, ya que a los directivos se les olvidó hacer un reparto equitativo de las funciones que las y los legisladores deben de tener.

En Matamoros, se derrotó a quien fuera candidato oficialista, Carlos García González, el exdiputado que ahora despacha como secretario de Desarrollo Económico.

Con el alcalde Mario López Hernández y los síndicos Gloria Edith Sánchez Delgado e Isidro Jesús Vargas Fernández hay un equipo de regidores que velará por grandes cosas para la ciudad.

Nos referimos a Elva Agustina Vigil Hernández, el doctor Víctor Manuel García Fuentes, Cristina Bocanegra Jaramillo, David Alfonso Bedartes Rodríguez, Julia Rosa Favila Castillo, Adolfo Iván Puente Acosta, Alba Viridiana Villasana Aguilar, Rommel Arain Delgado Chavira, Reyna Paola Carrasco Martínez, Jaime Ávalos Gutiérrez, Andrea Puente García, Edgar Demián, Laurents Mayor, Perla Guadalupe Medina Ruiz y Edgar Eduardo Ávalos García.

El diputado Pedro Luis Ramírez Perales, esposo de la diputada Beda Leticia Gerardo Hernández, concretó su salida del Congreso del Estado, con la publicación del Acuerdo número LXIII-241 en el Periódico Oficial del Estado, que establece la concesión de su licencia para separarse de su cargo, determinación que está sustentada en el Artículo 69 párrafo cuatro de la Ley sobre Organización y Funcionamientos Internos del Congreso de Tamaulipas.

El hombre se va de su curul porque deberá de echarle muchas ganas al manejo de la Sección X del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, institución para la cual trabajan él y su esposa desde hace mucho tiempo.

En sustitución del ahora diputado con licencia, la directiva del Congreso de la entidad, tiene que llamar al suplente Juan Carlos Desilos García a quien la chamba le caerá de perlas, porque se trata de casi todo el año completo, no le hace que incluya una parte proporcional del aguinaldo, ya que la otra, que es la mayor, tendrá que ser entregada a quien representó al Distrito de Xicoténcatl en el Congreso del Estado y en el entendido de que, cualquier bronca que hubiese con este punto, sería reclamado por la diputada Gerardo de Ramírez Perales.

El Acuerdo que se dio en el salón de Sesiones del Congreso del Estado el pasado tres de octubre, fue firmado por la diputada presidenta de la Mesa Directiva, María de Jesús Gurrola Arellano, el secretario diputado José Ciro Hernández Arteaga y su compañera Copitzi Yesenia Hernández García.