Diputados Insensibles



 Resulta lamentable que por intereses partidistas no se haya aprobado la reforma que propuso la diputada Copitzy Yesenia Hernández García a la Ley Reglamentaria de las Oficinas del Registro Civil, puesto que respondía a una necesidad imperante de quienes buscan modificar algún dato de las actas de nacimiento, matrimonio y de defunción porque en la actualidad deben de trasladarse hasta Ciudad Victoria para realizar el cambio en lugar de tramitarlo en el lugar donde residen.

La diputada priísta proponía que se le dieran las facultades necesarias a las oficinas del Registro Civil en todos los municipios, a fin de que los interesados pudieran realizar los cambios a las actas sin tener que gastar en el traslado hasta la capital tamaulipeca, como sucede en la actualidad.

 La Comisión Dictaminadora rechazó la iniciativa de reforma con el pretexto de que se crearían archivos en cada una de las oficinas del Registro Civil en los municipios, como si no se tuviera en estos momentos acceso a los adelantos tecnológicos para que se pueda consultar y modificar sin la necesidad de salir de sus lugares de residencia.

 Ni siquiera tomaron en cuenta la explicación que hizo la diputada Hernández García acerca del costo oneroso que deben realizar todos los ciudadanos que requieren modificar los datos de las actas, cuyos gastos van desde los mil 500 pesos hasta los 2 mil 500 pesos tan sólo por el traslado.

 Es inconcebible que diputadas, como Brenda Georgina Cárdenas Thomae de Nuevo Laredo y Juana Alicia Sánchez Jiménez de Miguel Alemán no hayan apoyado la iniciativa de reforma de la legisladora priísta que buscaba beneficiar a sus representados que tienen la necesidad de modificar los datos de las actas en la oficina central del Registro Civil en Victoria.

 De igual forma, resulta injusto que los diputados Víctor Adrián Meraz Padrón, de Altamira y Joaquín Hernández Correa, de Madero, se hayan opuesto a descentralizar la facultad de modificar las actas en las oficinas del Registro Civil en sus  municipios.

 En otro tema, en lugar de dos serán cuatro los participantes en el proceso de selección del nuevo director de la Facultad de Derecho de la UAT, campus Victoria, debido a que ayer se registraron Fernando Quintanilla de la Fuente y Armando Villanueva Mendoza, quienes desde hace varios días habían externado  su deseo de participar.

 De último momento surgieron las candidaturas de María Taide Garza Guerra y de Kenia Garza Reyes,  cuya participación representa la igualdad de género.

La Comisión Electoral, integrada por Julia Esmeralda Sánchez Saldívar, María Angélica Reséndez González y Hugo Ríos García, representantes de los maestros, así como  Erick Alexander Vázquez Báez, Anel Melissa Rodríguez Lerma y Fernando Uriel Mireles Herrera, representantes de los alumnos, determinarán  si son elegibles.

En esta tarea también participan los integrantes del Consejo Técnico de la Facultad de Derecho, integrado por María del Refugio Martínez Cruz, Rodrigo Cárdenas de la Fuente, Magdalena Luévano Reyes, Guadalupe Alicia Cavazos Velázquez y Enrique Alfaro Dávila.

 Se espera que los registros sean aprobados para que no existan dudas acerca de  “dados estaban cargados”, pero sobre todo que el proceso sea ejemplar no sólo por la participación entusiasta de maestros y alumnos, sino también porque se respetará la voluntad de la mayoría.

Y mañana, día de la elección, que gane la o el mejor, ya que se requiere que el sucesor del doctor Alfaro Dávila llegue con el apoyo de la mayoría de maestros y alumnos.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com