Diputados Federales, los ogros.



 

Es probable que no se alcance a ver, pero, detrás de cada demanda que la sociedad de México plantea en materia presupuestal, está implícito el rechazo de productores rurales, maestros, diputados locales, alcaldes, gobernadores, usuarios del sistema de salud y desde luego de los universitarios, sobre el otro rumbo que los recursos fiscales pueden tomar.

Eso es, que se destinen para apoyar a quienes, desde la administración federal contarán con apoyos mensuales porque no hacen nada o bien, que se destinen a obras de capricho que no aportan beneficios a las grandes mayorías del país.

Todo mundo en el país, está pendiente del proceso que lleva al interior del Congreso de la Unión, el Presupuesto de Egresos de la Federación, PEF, por ello, de sobra es sabido que esta semana, máximo la otra, son cruciales para la definición de las cantidades en las partidas que lo conforman.

Los campesinos de todo el país, entre los cuales hay un nutrido grupo de Tamaulipas, están en lucha por el presupuesto allá en la capital del país, porque no quieren que se corte de tajo el presupuesto para su sector y menos están de acuerdo en que, los 20 mil millones de pesos que les reducirán vaya a parar a manos de los aduladores del presidente de la República o que se usen en oras como la construcción del Tren Maya, las refinerías o las Universidades que tiene en mente echar a andar el equipo lópezobradorista.

Gobernadores y alcaldes se mantienen en su misma postura, que, en el PEF, las partidas denominadas participaciones a entidades y municipios, de no aumentarse, que se queden como estuvieron en este año fiscal que concluye, que fue similar a los dos o tres años anteriores.

Todavía la sociedad que echa de menos el respaldo social que recibían a través de las guarderías que eran operadas por la ahora Secretaria de Bienestar social del país, tienen la esperanza de que, los asesores del presidente consideren una parte del presupuesto para ayudar a las familias de las colonias y comunidades rurales de todo el país, en el entendido de que, tampoco están de acuerdo en que, el dinero que les quitan a ellos, vaya a parar a manos de quienes, no lo ocupan tanto como ellos, puesto que se trata de hijos pequeños.

Nunca se había observado una lucha tan directa de los sectores sociales de México por el presupuesto para el año fiscal siguiente.

En el mismo sentido jamás se había percibido un nivel de rechazo ni de los Diputados Federales, de los Senadores, o de los miembros del Gabinete y del propio presidente de la República hacia las demandas de los mexicanos y eso que el actual Gobierno se jacta de que llegó con la más alta votación en las urnas.

En virtud de ellos, si los mexicanos ganan, será un triunfo que sabrá a gloria en todos los sentidos y debe de lograrse, porque, como todas las luchas, mantenerse en ellas cuesta y en un escenario dónde la situación económica de todos es difícil, que el PEF se recorte para las actividades más demandas por la sociedad, podrá convertirse en la más grande decepción hacia las autoridades gubernamentales.

Todas las miradas, todas las voces y las demandas están sobre dos personajes de la Cámara de Diputados, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Diputado Mario Delgado Carrillo y su compañero, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien es presidente de la Comisión de Presupuesto y quien, debe de aquilatar las demandas y propuestas de campesinos, usuarios de los servicios médicos, alcaldes, diputados locales, ganaderos, maestros y desde luego el grupo de mexicanos que fue el primero en enfrentar los recortes de la administración lópezobradorista, los padres de los niños que eran atendidos en las guarderías de la desaparecida SEDESOL.

Estos Legisladores, junto con sus compañeros del partido Regeneración Nacional, son en este momento los ogros de la escena presupuestal, porque pretenden afectar a la población en aras de cambiar el destino de los recursos del PEF, porque tienen la orden de su jefe de no escuchar los reclamos de la sociales.

 

Los otros.

En el Campus de la Salud de la Universidad La Salle Victoria, se llevó a cabo una reunión más del grupo de seguridad municipal, a la cual asistió el alcalde, Xicoténcatl González Uresti. 

Se trata de la revisión de los avances que en forma continua deben de llevarse a cabo, para cumplir con los acuerdos de coordinación que existen con la Federación.

En tanto, en Tampico, con el alcalde Jesús Nader Nasrallah de anfitrión, se llevó a cabo la reunión técnica de la Comisión de Puertos y Litorales de la CONAGO, que preside el mandatario de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, bajo la premisa de que, este organismo de la Conferencia de Gobernadores, pretende fortalecer las acciones para que la actividad portuaria del país sea más eficiente en términos de servicios para quienes usan esos puntos para la entrada y salida de mercancías.

Hubo representantes de las entidades que tienen puertos, Quintana Roo, Michoacán, Sonora, Tabasco, Veracruz, baja California Sur y Oaxaca, así como de las Administraciones Portuarias de Tamaulipas.

Esto de las entidades, recuerda que los Diputados Locales que andan en la ciudad de México en la búsqueda de que, el Gobierno Federal no les quite recursos a entidades y municipios, dicen tener ya el respaldo de unas cinco entidades del país respecto a la lucha que iniciaron desde el pasado mes de octubre con la formación de una Comisión Especial que pugna por la realización de una Convención Nacional Hacendaria, en la que se analice el esquema de distribución de los recursos presupuestales que se forman con los impuestos que las empresas generan por sus procesos productivos.

Dice el Diputado Gerardo Peña Flores que, la idea es mantenerse en el tocadero de puertas hasta lograr que sus propósitos prosperen, sabedores de que, queda un mes de trabajo para determinar si logran o no el objetivo.

Por el lado de la política y de los partidos, el delegado enviado por el PRI, Ricardo López Pescador, para actualizar la dirigencia, cree que las condiciones no están tan difíciles, porque hay madurez en los militantes del partido perdedor de elecciones.

Deberá entre otras cosas, concretar el cambio del comité estatal que tenía a su cargo la Diputada plurinominal de Nuevo Laredo, Yahleel Abdalá Carmona.