Día Mundial de la Lepra 2019



 

La Lepra fue una de las primeras enfermedades identificadas en el mundo antiguo. Restos óseos de hace unos 4000 años encontrados en el norte de la India, dan testimonio de su existencia remota. 

En papiros egipcios de de 3 mil años a.C., se encuentran citas acerca de personas con lepra. 

El Libro de Job (1850 a.C.) del Antiguo Testamento judío, también la menciona. El libro de los “Números”-13:1 hace la siguiente descripción: “Cuando tenga uno en su carne alguna mancha escamosa, o un conjunto de ellas, o una mancha blanca, brillante,… y si viere que los pelos se han vuelto blancos y que la parte afectada está más hundida que el resto de la piel, es plaga de lepra”

Por mucho tiempo desde la antigüedad hasta principios del siglo XX, por los cambios tan severos con la lepra deformaba el aspecto físico de los enfermos., este padecimiento se cubrió de un halo de temor y estigma por ser atribuido desde una interpretación mágico-religiosa, como un castigo de Dios.

La lepra es causada por el Mycobacterium Leprae, un bacilo descubierto en 1873 por  el médico noruego Gerhard Hansen. La enfermedad se caracteriza por daños en la piel y en los nervios periféricos que hacen perder la sensibilidad de las personas provocándoles  discapacidad, si no es diagnosticada y tratada tempranamente. 

Es un padecimiento infeccioso crónico, de baja contagiosidad, pero que en condiciones propicias, el enfermo puede trasmitirlo a las personas con las que convive más cercanamente.

En México desde 1990 se eliminó como problema de Salud Pública. Y aunque no se ha podido erradicar definitivamente, el Programa Nacional de Prevención y Control, con pruebas diagnósticas precisas, fármacos eficaces, educación para la salud y visitas domiciliarias a los casos, han controlado radicalmente su propagación, circunscrita a regiones geográficas muy específicas, donde los enfermos  y sus contactos están sujetos a vigilancia estricta. 

En Tamaulipas, la Secretaria de Salud, con profesionales especializados en este padecimiento, desarrolla un activo programa permanente de vigilancia, prevención y control, con el que se mantiene en pie la lucha para proteger a los tamaulipecos.

Por esta razón el pasado primero de febrero, con la participación de un gran número de trabajadores de la salud, se realizó en la explanada de la Secretaría de Salud de Cd. Victoria, un evento conmemorativo del Día Mundial de la Lepra, que en este año adoptó el lema: “Hacia la eliminación de la lepra en México, sin estigma ni discriminación”.

En el presídium del evento estuvieron, en representación del Dr. Alejandro García Barrientos Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud  la Dra. Alma Rosa Rodríguez Facundo, responsable de la Dirección  de Medicina Preventiva, quién dirigió a los presente un mensaje sobre la importancia de las acciones que realiza la SST en la lucha contra la lepra; el Dr. Eder Ledezma Campos, responsable del Departamento de Micobacteriosis que dió las palabras de bienvenida; el Dr. Daniel Héctor Cortinas Zúñiga, Coordinador Estatal de Lepra, quién describió el panorama epidemiológico de la lepra en el estado, el Dr. Juan Santos Martínez Olguín responsable del sistema de información de ese programa y el Dr. Alejandro Cárdenas Anzures, encargado del Despacho de la Jurisdicción Sanitaria No. I.

Los mensajes centrales a la población, sobre este padecimiento son:

La lepra aunque es poco trasmisible, y está prácticamente eliminada de Tamaulipas, puede trasmitirse a los contactos de los enfermos, si este se encuentra sin control, es decir sin tratamiento y sin vigilancia médica.

Que es curable y que las personas que siguen cumplidamente el tratamiento, dejan de ser  trasmisores de la enfermedad.

Que aunque no es mortal, puede causar discapacidad si no es atendido oportunamente.

Que la SST tiene un programa para prevenirla, diagnosticarla y tratarla, con medicamento que es sencillo, efectivo y gratuito.

Que no se debe estigmatizar, ni discriminar a quienes la padecen, ni a sus familiares, porque esto puede llevar a retrasar la búsqueda de diagnóstico y el cumplimiento del tratamiento.

Que toda persona que desee información sobre el padecimiento, puede acudir a los centros de salud de la SST, donde se la proporcionaran con toda la discreción requerida.