Día de San Juan y Victoria sin agua



 

En el Día de San Juan, la capital de Tamaulipas vive su peor crisis del agua, cerca más de 100 colonias y el centro de la ciudad están sin el abasto del vital líquido, porque a la COMAPA se les echó a perder uno de los sistemas de rebombeo y no fue posible que en unas horas, como sucedía antes, problemas de este tipo se resolviesen.

Con a mano en la cintura, técnicos y directivos, se tomarían su tiempo para superar la contingencia, como su las temperaturas ambientales estuvieran en los 25 grados o los usuarios del sistema de abastecimiento debieran de olvidarse del baño diario y sus actividades en el hogar, solo porque las bimbas se dañaron.

Quizá no en Victoria, pero, en alguna parte de la entidad o del país debe caer la tradicional lluvia del Día de San Juan, que se celebró este lunes y que, es una fecha sagrada, porque se trata de una conexión con fenómenos naturales cíclicos. 

A partir de ello, el Día de San Juan es una festividad asociada al solsticio de verano y por ello a muchos rituales cristianizados y que, por su relación con el bautizo, se empalmó con la celebración de San Juan Bautista.

Quizá deba considerarse que, en el caso de México, desde la época prehispánica existía una fecha dedicada a Tláloc, el Dios de la Lluvia y comprendía desde misas, bailes, rezos y ofrendas a la lluvia, para pedir su abundancia y alejar el granizo.

En realidad era una forma que las personas creyentes tenían de pedir a la naturaleza que fuera generosa en la temporada de siembras, es por ello que, los rituales que tenían que ver con el agua y la lluvia, incluían acciones como recoger rocío nocturno o colocar una vela junto con a un recipiente con agua, para que lloviese.

Respecto a San Juan Bautista, ya en cosas de cristianismo, es el único Santo al que se celebra el día de su nacimiento, al resto se les conmemora en sus aniversarios luctuosos y para honrar al Bautista, se acostumbraba a sumergir a las personas en agua o de unas décadas para acá, mojarse a cubetazos, con manguera o con globos, el asunto es estar en contacto con el agua, para que haya más.

Por otro lado, los grupos paganos, la noche de San Juan tiene un lugar prioritario, porque se trataba de rendir culto al Sol ya que, a partir del día siguiente, es decir, del 25 de junio comienza su deceso hasta llegar, después de seis meses al solsticio de invierno en el cual se tendrá la noche más larga del año, de ahí que en muchas partes se enciendan hogueras, pues se trata de ayudar al Sol para que alumbre más.

Además, en el Día de San Juan, se acostumbra a recolectar hierbas medicinales, dado que, se atribuye un mayor poder curativo y protector, algunas de las cuales se usan como amuletos, porque se estila colocar algunas bajo la almohada o guardar siete flores distintas para que a todos les vaya mejor.

Este 24 de junio fue día propicio para recordar las palabras que en campaña comprometió el alcalde de Victoria, Xicoténcatl González Uresti y que, al parece desconocen los responsables del organismo operador, porque aseguró que a los victorenses no les faltará suministro de agua y que, sería la prioridad de su gobierno.

Según la versión oficial del responsable de la COMAPA, Humberto Calderón Zúñiga, hizo ver que será hasta este marte por la tarde cuándo pueda reanudarse el suministro de agua a las colonias que no lo tienen desde la mañana del domingo pasado, en el entendido de que, para la tarde de este lunes, más de la mitad de la población victorense no tenía el vital líquido.

Serán algo así como tres días sin agua, cosa que no sucedía desde hace muchos, pero, muchos años, a lo mejor desde que el acueducto de la Presa Vicente Guerrero comenzó a funcionar, allá en los tiempos del ingeniero Américo Villarreal Guerra como Gobernador de la entidad.

 

Lo otros.

Oportunismo total y a todo color el que se hace desde la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas, porque desde ahí jamás se ayuda en nada a las COMAPAS, al contrario se les señala con índice de fuego por sus malos resultados administrativos y por las deudas que tienen con la Comisión Nacional del Agua, pero, ahora resulta que mostraron su disposición para ayudar a la COMAPA de Calderón Zúñiga para solucionar el problema de abasto debido a una falla técnica.

Obvio, la lógica infalible hace ver que, como en todos los casos, la ayuda de la CEAT es de palabra, moral o de buenos deseos, porque nadie tiene dato alguno en el sentido de que, por instrucciones de la Dirección del Organismo estatal y mucho menos del Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Gilberto Estrella Hernández, se haya entregado algún cheque, un par de bombas de más de 100 caballos de fuerza o equipos de emergencia que sirvan para evitar el desabasto de agua.

Por otro lado, en Matamoros a donde acudió el Oficial Mayor de la Secretaria de Educación Pública, el reynosense Héctor Garza González, para presidir una serie de actividad sobre educación a fines de la semana pasada, dejó muy claro que, como parte del equipo de trabajo del presidente Don Andrés López Obrador, no pueden andar en grillas, sino en trabajo constante para responder a las demandas, propuestas y necesidades de los habitantes.

Hay quienes creen que el excandidato a gobernador del Partido Regeneración Nacional, trae una gran movilidad en Tamaulipas en atención a proyecto político personal, la verdad de las cosas es que, no le mueve el interés, por el momento, de entrar en competencia con los nuevos prospectos a la candidatura de gobernador que él ya tuvo, pero, que no se le dio porque la condiciones electorales eran diferentes, el PAN estuvo en su apogeo y él perdió.

Si llegara a pensar en sacarse la espina, González Garza, tiene mucho que pensar, porque el escenario cambió y ahora son otros quienes están hacen punta de lanza, entre ellos el Senador Américo Villarreal Anaya, su paisano de Reynosa José Ramón Gómez Leal, quien despacha como Delegado Federal de todo en Tamaulipas y de alguna amanera el alcalde de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, a quien consideran como el mejor presidente municipal de Tamaulipas y por tanto, le convierten en prospecto para la gubernatura de la entidad en el 2022.

El alcalde de Victoria, Xicoténcatl González Uresti, consideró que no habrá despidos por la negligencia de COMAPA, que ocasionó la terrible suspensión del servicio de agua potable, aunque, como la culpa no debe caer al suelo, el responsable del daño, resultó ser el gerente técnico a quien se le multó con 10 mil pesos, mismos que debe de pagar de inmediato.

Obvio, esto último no porque el área financiera de COMAPA requiere de los 10 mil pesos para pagar los insumos requeridos en la reparación de la avería, más bien debe de hacerlo para conservar la chamba, porque no puede estar sancionado y en activo.