Delegaciones Federales desquiciadas.



 

Todo hace ver que Gerardo Terán Cantú, será el último delegado de la Secretaria de Educación en la entidad, dado que, esa figura de representación se elimina a partir de ya.

Al menos así lo hizo ver Héctor González Garza, quien despacha como oficial Mayor de la SEP y que, no quiere saber nada de los funcionarios que despachan en ese tipo de cargos, entre otras coas, porque restarían méritos a los actuales directivos de la Secretaria, quienes tienen muchas ganas de entrarle directo a mandar a las entidades del país.

De cualquier manera, los funcionarios de las dependencias federales están algo así como anulados, hasta se dice que son un cero a la izquierda, sean nuevos o de los que estaban desde el sexenio pasado.

Entre otras cosas porque hay colaboradores del Delegado Federal, José Ramón Gómez Leal que llevan a cabo rondines por todas las Delegaciones a fin de obtener información respecto a aquello que se hace o se deja de hacer, pero sobre todo, cuidar que nada suceda sin que se deba a una instrucción del reynosense que no ganó la elección municipal del año pasado.

También los enviados a ese tipo de misiones, deben de checar y evaluar que los empleados de las dependencias federales hayan cumplido con las encomiendas especiales que hayan salid para ellos y en caso de no ser así, se les reprende, al leerles la cartilla y en caso de que no lo hagan, hasta se les puede despedir.

La Delegación de la SEP en Tamaulipas, es una de las oficinas más pequeñas y con muchas limitaciones hasta de personal, por tanto, quienes allí trabajan, solo deberán de esperar instrucciones de los enviados de Gómez Leal y atender cualquier indicación que provenga de las oficinas nacionales, siempre y cuándo primero lo hagan saber al séquito de colaboradores del Delegado Federal.

Desde luego, no es el tamaño de las Delegaciones aquello que las hace complejas, más bien están desquiciadas, porque son muchas las cosas que se dicen que pasarán y muy poco aquello que en realidad hacen, mientras que, los beneficiarios de sus programas o de los trámites que allí se llevan a cabo, salen decepcionados, porque nadie les resuelve nada y menos ahora que no hay elecciones en puerta, ya que, en el pasado reciente todo eran listados para recursos y entrega de apoyos en especie, pero, ahora ni una cosa ni otra.

Por cierto, todavía esta semana que terminó fueron publicadas en los medios oficiales de la Federación y de las entidades del país, reformas, adiciones y derogaciones a Artículos Constitucionales que tienen que ver con la educación, el tercero, 31 y 73, que, en algunos casos desaparecen fracciones, numerales completos e incisos y en otras solo se modifican para hacerles congruentes con la nueva tónica con que se manejará la escuela pública del país.

Por ejemplo de la Fracción II se derogó el inciso d, en tanto que la Fracción III corrió la misma suerte. Del Artículo 31 comprendido en el Capítulo II de la Constitución General de la República sobre las obligaciones de los mexicanos se refería en la Fracción I a que, deben hacer que sus hijos o pupilos concurran a las escuelas públicas o privadas, para obtener educación preescolar, primaria, secundaria, media superior y reciban la militar en los términos que establezca la Ley.

Ahora dice que los mexicanos deben ser responsables de que sus hijas, hijos o pupilos menores de dieciocho años concurran a las escuelas para recibir la educación obligatoria y, en su caso, reciban la militar, en los términos que establezca la Ley, así como, participar en su proceso educativo, al revisar su progreso y desempeño, velando siempre por su bienestar y desarrollo.

Aunque el sentido es el mismo, la diferencia es marcada, porque involucra a los mexicanos, que son los padres de familia en el proceso y no habla de los niveles de educación, ahora se refiere a la educación obligatoria.

En tanto, el Artículo 73 relativo a las Facultades del Congreso, en la Fracción XXV, decía que, para establecer el Servicio Profesional docente en términos del Artículo Tercero de la Constitución, ahora se define como a establecer el Sistema para la carrera de las maestras y los maestros, es decir, se la definición de servicio profesional docente, pero, el resto de la Fracción queda igualita.

La publicación de las reformas se hizo en el Diario Oficial de la Federación en tanto que, en el Periódico Oficial de Tamaulipas, apareció en la edición del pasado 18 de junio.

 

Los otros.

Las reuniones de Comisiones del Congreso del Estado que se lleven a cabo esta semana y la ordinaria del miércoles serán las últimas actividades oficiales de los Diputados actuales, ya que, a partir del último día de este mes, entran en receso parlamentario, aunque, el presidente e la Junta de Coordinación Política, Diputado Glafiro Salinas Mendiola, consideró que habrá al menos unas dos sesiones extraordinaria para sacar los asuntos pendientes que tienen, entre ellos cuentas públicas y propuestas de actualización y modernización de Leyes.

Obvio, los actuales Diputados terminan su gestión el último día de septiembre y, de cajón tienen una sesión extraordinaria, la del mes de septiembre que tendrá carácter de solemne, porque tienen que recibir el III Informe de Gobierno, a fin de dar cumplimiento a lo previsto en las Leyes estatales, sobre la obligación del titular del Poder Ejecutivo, para dar a conocer el estado que guarda la administración.

Esta semana, podría ser la despedida, pero, queda claro que todos evitan hablar de ello, porque no se quieren ir, sin embargo, el tiempo es inexorable y los alcanzará como alcanza todas las cosas y las fechas.

Por lo pronto, el equipo de trabajo que tiene Salinas Mendiola debe de actuar con celeridad para hacer un trabajo más eficiente, tanto en la sesión de esta semana, como en las extraordinarias que puedan llevar a cabo en los tres meses de receso que les tocan, es decir, julio, agosto y septiembre.

Como en todas la Legislaciones que pasaron, habrá Diputados que piensen que ya cumplieron con su trabajo y no se sentirán con obligación de estar en sus despachos durante el período de receso, porque, de forma literal, estos tres meses deben usarse para ir a sus distritos para reunirse con los ciudadanos y también para informar, de aquello que hicieron durante el tiempo que cobraron como Diputados.