De chocolates
Por: Benito García Islas | 2018-05-25 03:50:28



Corríjanme por favor, a mis años sostengo que la política está llena de artificios (tretas decimos en el norte) difíciles de entender, aún aquellos que se les dan de muy duchos en esto de falsedades electorales. 

Resulta que en la 54 reunión de la CONAGO, donde estuvo presente el presidente Enrique Peña Nieto, los integrantes de este sindicato de gobernadores, pidieron no politizar el problema de los carros “chocolates”, que circulan en todo el país. 

Esta agrupación pidió al gobierno federal  (vía Peña Nieto) “analizar el ofrecimiento del partido en el gobierno, “el ofrecimiento del PRI de regularizar estos automóviles ilegales que circulan en el país”, según ellos por conducto del candidato presidencial. 

Repito, corríjanme por favor, porque yo recibo información de todo el estado, y los principales periódicos de circulación nacional, y no he leído, que alguien, ni siquiera en columna, que diga que a nombre de José Antonio Meade, candidato del PRI a la presidencia, haga tal ofrecimiento en Tamaulipas.

Ah vaya, pero dice el boletín más abajo…“en otras ocasiones gobiernos fronterizos, como el caso de Tamaulipas y otros estados, han intentado implementar esquemas para registrar esos vehículos, quizá pero no Meade. 

Apunta que en forma oficial ofrecer alternativas de legalización, pero la Secretaría de Hacienda se ha opuesto a esa medida de control.

Los mandatarios que participan en la reunión de Gobernadores, acordaron de manera unánime exhortar al Gobierno Federal, para que evite que sigan usando este problema de los autos “chocolate” en México, como tema electoral.

Ahora, a fuerza de ser objetivo en mis comentarios, quiero decirle, apreciable lector, que en el amor, la guerra, y yo le agrego la política, todo se vale, se lanzan acusaciones temerarias pero no lo hacen penalmente, “en campaña se dicen muchas cosas”, dijo Fox. 

Burocratismo en la SET

Yo creía que ya se había superado el burocratismo en las dependencias gubernamentales, al parecer prevalece en la Secretaría de Educación en Tamaulipas, me decía un maestro, que me pidió que omitiera su nombre, por razones de represalias. 

“No sé si por desconocimiento de los jefes, o por ineficacia, la solución de problemas no se aceleran, en detrimento de “la buena educación en Tamaulipas”, se recurre el viejo esquema, que tu solicitud debe ir con cuatro copias, para los jefes que autorizan, y tardan un mes para decirte que no”. 

Al inquirirle, ¿Por qué no hacen oficial tal señalamiento?, me contesta: “es imposible, no hay respaldo de nuestro líder sindical, además quienes te pueden ayudar, tienen miedo a que los corran, prefieren que todo quede bajo simulación”.