Candidatos debatidos y denunciados…



Tristemente las elecciones históricas, por ser concurrentes, lo serán más por los escándalos de los presidenciables. 

Lo más histórico que tendrán estas elecciones es que por primera vez en la historia política mexicana, de cuatro candidatos a la presidencia de la república tres son denunciados ante la PGR. 

Otra situación, que también quedará escrita en los anales de la política de la nación, es que las denuncias fueron interpuestas con solo horas de diferencia y de que se realizara el tercer debate, a días de concluir sus campañas proselitistas. 

Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Andrés Manuel López debatieron debatidos, pues para la hora que la cita para el debate los tres ya tenían sus respectivas denuncias en la PGR por supuestos actos de corrupción. 

El lunes por la tarde los medios de comunicación dieron cuenta de la denuncia que el Senador panista Ernesto Cordero  interponía ante las instancias judiciales en contra de su compañero de partido Ricardo Anaya por supuesto lavado de dinero. 

Cordero se apoyó en un video difundido en medios de comunicación donde daban santo y seña de cómo se triangulaba dinero para la campaña del candidato del Frente por México. 

Luego, el martes al medio día, el panista Jorge López Martínez acudía ante las instancias judiciales para interponer denuncia en contra de José Antonio Meade y Andrés Manuel López, en ambos casos por supuestos desvíos de fondos donde se involucraba universidades. 

Y como lamentablemente, en ocasiones a los mexicanos nos mueve más el chisme que el interés por la nación, después de que se diera a conocer que no sólo Ricardo Anaya tiene qué aclarar su situación jurídica para seguir en la contienda electoral, sino que Andrés Manuel López y José Antonio Meade igual deben de hacer lo propio, hasta los que no pensaban ver el debate se dispusieron a verlo. 

Propios y extraños, unos movidos por el morbo, otros por el interés político esperaban ver lo que Andrés Manuel, José Antonio y Ricardo se dirían en el tercer y último debate. 

Las propuestas de los tres presidenciables quedaban al marguen, lo que muchos mexicanos querían escuchar era las defensas y descalificaciones que los tres harían, claro y ver la posición que tomaría el independiente Jaime Rodríguez. 

Más que debate, debatidos andaban los presidenciables con sus demandas, obviamente los equipos de campaña y jurídicos de cada candidato desde ayer andan bastante ocupados tratando de defender a sus candidatos y activando las redes sociales. 

Pase lo que pase con las demandas, si los tres salen avante o no, el proceso ya está enrarecido, la elección histórica, lo más histórico que tendrá es que de cuatro candidatos a la presidencia de la república tres fueron demandados penalmente. 

Parece chiste, pero la realidad es algo muy grave, más que por lo que suceda con los candidatos por el impacto que se tendrá en la ciudadanía y cómo afectará a nuestra ya maltrecha democracia. 

Si de por si la gente ya no cree en los partidos políticos y sus candidatos, además que desconfía de las instituciones electorales, con lo sucedido con Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Andrés Manuel, sus denuncias y sus denunciantes, es muy probable que se ahuyentará más al pueblo de las urnas y eso sí es preocupante porque gane quien gane tendrá un triunfo con muy baja aceptación del electorado. 

En fin, veremos qué sucede con los presidenciables en los próximos días, por lo pronto Andrés Manuel López, José Antonio Meade y Ricardo Anaya ya hicieron historia, los tres fueron denunciados ante la PGR casi al cerrar su campaña proselitista.