Aventurarse en la vida...



Por A menudo escucho a personas decir que no estarían dispuestas a irse de viaje a algún país, continente, estado donde no conozcan a nadie, pues esto los haría sentir muy destanteados.

Siempre he sido muy respetuosa de las opiniones de los demás, aunque claro ante semejante barbarie no puedo quedarme sin expresar cómo me siento respecto a esto.

Pienso que a la hora de hacer una maleta y querer viajar, ya sea con tu familia, tus amigos o amigas, o simplemente tu solo o sola, es súper importante que te lances a la aventura.

Ojo, quiero aclarar a que me refiero con esto, porque se puede malinterpretar, cuando digo lanzarte a la aventura me refiero a que vayas y conozcas los bellos paisajes, a que vayas al mercado y comas en ese puesto de la esquina, a que escales la montaña aunque termines todo sudado o sudada y si es de intercambio académico ni se diga, es parte de tu crecimiento.

Si bien es cierto a la hora de viajar siempre se debe de tener cuidado y responsabilidad, también debes de ir a divertirte muchísimo.

Puede ser que para los padres sea difícil dejar que su hija o hijo hagan un viaje, pero es parte de la vida, deben brindarles la confianza a sus hijos e hijas para que lo hagan, que lo vivan.

Sin duda alguna viajar es de las cosas más bellas que se pueden hacer, por eso pienso que todos deberían hacerlo, no importando a dónde o con quién.

Claro, muchas veces el principal obstáculo es el dinero, pero con 5 pesitos o 10 que diario pongan en una caja, alcancía o lo que sea, les aseguro que van a tener dinero para ir aunque sea a un río o playa cercana.

Todo es cuestión de que realmente quieras hacerlo, que en lugar de gastarte ese dinero en cosas que no necesites, lo juntes y ahorres para unas vacaciones.

Recuerda que lo que siempre te acompañará a lo largo de tu vida son tus recuerdos, tus vivencias, experiencias, y es por eso que es tan importante viajar, conocer y conocer.

No tengas miedo de no conocer a nadie, te aseguro que cuando regreses vas a tener amigos internacionales y ni siquiera querrás regresar.

Piensa en que debes disfrutar cuando se pueda, tener la oportunidad de viajar, no importando a dónde o con quién sea, siempre será una gratificante experiencia, así que anímate.

No dejes que nadie te corte las alas, tus papás deberán ser conscientes, si te imponen algunas reglas o condiciones está bien, acéptalas pues ellos lo hacen porque te quieren, pero nunca, nunca dejes que alguien te quiera dar el bajón emocional,  tú vales mucho y tus decisiones cuentan, pero todo con medida y en buena lid...Comentarios brissa.hernandez@hotmail.com