Amor y Conveniencia…



 

Mañana es 14 de febrero, día del Amor y la Amistad, día de San Valentín, una fecha en  la que  se  debe reflejar un sentimiento  puro y sincero, pero que se convierte en un festín de la mercadotecnia, lo ideal sería que también  ese día se le diera el justo valor a las cosas del corazón.

Sentir y demostrar amor da vida a la vida, salva del caos, hace sociedades más afables, lamentablemente muchas veces el amor se vende al mejor postor y la amistad sucumbe ante la conveniencia.

Cuando hay  un verdadero amor o una sólida amistad se celebra  siempre, no requiere fechas en  el calendario para demostrarse, es el más grande  regalo que  no  debe  sujetarse a  días  para valorarse.

Claro que  es bonito hacer  una  fecha  especial, ver a  la gente contenta con  regalos, arreglos florales, celebrando, bueno  hasta  de alguna manera es aceptable que las florerías, restaurantes, tiendas y  moteles hagan  su  agosto en pleno febrero,  lo que no es  tan válido es olvidar  el verdadero significado de la amistad, que el amor  tiene  más valor que  un  regalo y  no  es de  solo un  día.

Aunque a decir verdad este año el día de San  Valentín  será  más austero, la crisis pego duro, se resintió la cuesta de  enero  que  se prolongó  hasta  febrero, para los comerciantes y prestadores de servicios quizá la fecha  no sea tan benévola pues a buena parte de los amantes enamorados o amigos consagrados no les alcanzara el dinero para festejar.

Pero bueno, tampoco es  para  llorar, es  para  reflexionar, la pasión en cualquier tiempo o espacio se puede encender, mientras que el amor y  la amistad siempre se deben  valorar más que comercializar.

Cierto, son  bonitos los detalles, pero más hermoso es contar  con  verdaderos  amigos y  tener  grandes amores, es el sentimiento que  se  demuestra  siempre, ese que  es  capaz de ayudar a superar  cualquier crisis existencial.

Porque  definitivamente la amistad es el tesoro más hermoso, valioso y difícil de encontrar, cuando se tiene se debe proteger, no permitir que pierda su valor, su belleza ni su esplendor, se debe cultivar con esmero, darle abono de paciencia, comprensión, regarla constantemente con palabras de aliento emanadas del corazón que permita que crezca, florezca y nunca  fenezca.

El amor verdadero es aquel que perdura siempre, el que aun en el tiempo y la distancia mantiene viva la pasión, el respeto, la ilusión  y la comprensión.

Cuando un amigo está en  el momento que  lo necesitas, que no te abandona en la   desgracia, que si caes te ayuda a levantarte, que ríe tus alegrías y llora tus tristezas, es la demostración pura de  una  amistad  verdadera que  va  más allá de  fechas y  regalos de ocasión.

Si  se tiene amor y  amistad verdadera no se requieren días específicos para demostrar cariño, cualquier fecha  es  propicia, cada encuentro es una  gran  celebración, un mínimo  detalle se  recibe con emoción,  los  verdaderos amigos y grandes amores se regalan momentos felices, solidaridad, comprensión, en  cada acción ponen  alma vida  y  corazón.

Reiteramos para  que  se  recuerde  siempre, que la amistad es como una cajita limpia y transparente, hecha con  el cristal más fino y  resistente donde se guardan los  sentimientos más puros, se refleja el alma, soporta tempestades y esta ensamblada con verdad, sueños y  pedacitos  del corazón.

Las verdaderas amistades soportan cualquier vendaval y son capaces de enfrentar el mundo para conservar sus afectos y generalmente perduran toda la vida, un amigo es aquel que da aliento, que impulsa al éxito, el que siempre está cerca, que escucha y aconseja, el que perdona y que no se deja llevar por conveniencias o prejuicios, que aclara los  malos entendidos y aunque le duela o sea incomprendido, prefiere lastimarte con  la  verdad para  evitar  que  te destruyan con  mentiras.

Una amistad verdadera es algo que no se maltrata ni se destruye, no se vende, ni se compra, es la que aun en  la distancia te abraza y  reconforta  sin  esperar  fecha  en  el calendario para  demostrar  que  está  ahí siempre.

El amor y la amistad deben ser siempre más fuerte que la mercadotecnia y la conveniencia.

Correo electrónico vida.diaria@hotmail.com, Twitter@VidaDiaria1,FBRosaElena González.