¡ Amnesia marrón!



 

 

Mire cómo da vueltas la vida, hasta hace muy poco tiempo, Américo Villarreal Anaya, era uno de los cuadros destacados del priismo de Tamaulipas, el PRI, le dio todo a él y a su familia durante décadas, vivieron holgadamente bajo la sombra del poder, como una de las familias políticas, respetadas por la imagen de un padre, que siempre tuvo buenos amigos. 

 

Pero eso se le olvidó al médico, en su más reciente informe, destacó que los problemas que dejaron los anteriores gobiernos, son un verdadero cáncer, la pregunta sería ¿cuándo comenzó este cáncer?  Si cuando su padre fue gobernador de Tamaulipas, cuando su tío Emilio Villarreal, caminada y movía a su antojo la política estatal, al amparo de su hermano senador y posteriormente gobernador de la entidad. Quien hizo grandes negocios al amparo del poder, ¿acaso ahí comenzó el cáncer?

 

Posiblemente comenzó en Tampico, donde su hermana Mónica Villarreal Anaya , hija pródiga del priismo en el puerto jaibo, a ocupado cuanta posición haya existido, durante décadas, y la clase política priista porteña siempre la mantuvo con privilegios ¿comenzaría el cáncer ahí?

 

Pero también se pueden visualizar otros datos, cuando el hoy senador fungía como director de algún hospital o como subsecretario de salud, en varias administraciones estatales, durante más de 3 décadas, Américo Villarreal Anaya, estuvo disfrutando la mieles del poder, aprovechando el nombre de su padre, político respetado en Tamaulipas, hasta su muerte.

 

Pero algo pasó en la vida del médico, la 4T, lo purificó, transformó y ahora ya empezó a ver los problemas de Tamaulipas, con una visión divina, ya asegura que hay un cáncer, ya pudo descifrar, dónde están los problemas de Tamaulipas y por primera a sus 61 años, se da cuenta de todo los problemas que aquejan a nuestro estado. 

Lo curioso es que, ahora que cambió de bando y se fue al partido de la causas perdidas, junto a otro ex priistas, que, al dejar de estar pegados a la ubre, buscaron cobijo en Morena, como Felipe Garza Narváez, Lalo Gattas, Ramón Garza Barrios, Mario López y demás políticos, que, al perder sus privilegios en el PRI, abanderaron el barco, al ver su hundimiento.

 

Sin embargo, en su discurso político, el senador morenista, no dijo nada de resultados en 1 año de gestiones, su gestión ha sido gris, opacada por el súper delegado y por el llamado oficial Mayor de la SEP, Héctor Garza, el Guasón, que este fin de semana estuvo en San Fernando, en el CTIS, en Reynosa y Matamoros, hasta donde asegura el Guasón, llenó la plaza, de alumnos, maestros y personal administrativo, que gustosos perdieron su puente vacacional por ir a ver al Héctor Garza. 

 

Por los eventos del informe, se pudieron ver a varios destacados ex priistas y uno que otro oportunistas, que ven en el senador una figura que nunca ha sido. 

 

Mire en otro tema y del mismo partido, si como lo menciona en al párrafo anterior, Héctor Garza, estuvo en la frontera, además de San Fernando, y dijo sentirse gustoso de tanto recibimiento sincero, en pleno puente, donde los alumnos expresaban su malestar y que decir de los maestros, que mucho no van ni a clases, pero estas reuniones fueron de carácter obligatorio. Así como la ve. 

 

Al tiempo. 

 

De aquello y lo demás…

 

Hay datos muy cuesta abajo en materia de empleos, en el país, el INEGI, que me hace llegar su boletín informativo, y que agradezco profundamente esta información valiosa, destaca que la industria manufacturera bajó -0.2 por ciento en su índice de crecimiento en el mes de septiembre con respecto al mismo periodo de 2018. 

 

Como siempre, estos otros datos no le gustan al presidente, por que para sus “OTROS DATOS” a México, le está yendo requetebien. 

 

La ciudad, que, si a mostrado fortaleza es Reynosa, y como entidad el estado de Tamaulipas, son de los 10 estados, que, a pesar de todo, crecen con firmeza.

 

Reynosa la tierra que gobierna la doctora Maki Ortiz, a sido un ejemplo de inversión y crecimiento los últimos 3 años; en casi todos los sentidos; de cada 10 empleos, 6 se dan en Reynosa, y de su crecimiento esta muy por encima del índice nacional, solo comparado con Cd. Juárez y Tijuana, regiones pujantes en la frontera mexicana.

 

Otro dato importante, es que, en poco tiempo, Tamaulipas, de la mano del gobernador Cabeza de Vaca, se colocó en la segunda entidad que más recauda al fisco, y por ende el mandatario exige con justa razón, una reciprocidad en el trato fiscal.

 

Los datos del INEGI, son contundentes, aunque a veces no gusten al político, en esta ocasión, Reynosa y Tamaulipas quedan fuera de dudas, de su crecimiento y resultados, y así lo avalan los números fríos.

 

chanorangel@live.com.mx