“AMLO va por el Poder Judicial...”



El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, presentó una iniciativa de Reforma Constitucional ante el Pleno del Senado, con el objeto de ampliar de 11 a 16 el número de ministros de la Suprema Cortes de Justicia de la Nación (SCJN).

De la misma manera, planteó crear una Tercera Sala de la SCJN especializada en materia anticorrupción, la cual “debe contar con la competencia exclusiva para tratar temas de responsabilidad administrativa y delitos que tengan por origen hechos o actos de corrupción en los que participen servidores públicos y particulares”.

Adicionalmente, esta extensión del máximo órgano de justicia del país tendría competencia en “materia de responsabilidad patrimonial del Estado y atribuciones establecidas por la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación”.

La Tercera Sala de la SCJN estaría compuesta por cinco nuevos ministros, que sumados a los once ya existentes subiría a 16 el número de integrantes de este organismo.

Con lo que demuestran una supina ignorancia sobre cómo deben estar integrados éstos cuerpos colegiados, que tienen que ser nones, a fin de que las decisiones se den siempre por mayoría de votos y no ocurra como ya ocurrió cuando faltó un Ministro para elegir al Presidente de ese Alto cuerpo Colegiado que se fue a “N” número de vueltas hasta el cansancio, porque siempre había empate.

En su iniciativa, Ricardo Monreal también propone que todas las sesiones de la Tercera Sala de la SCJN fuesen públicas; y se privilegia la especialización por materias en los términos que disponga la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación regulando que los integrantes de la Sala cuenten con experiencia en la materia. Lo que es plausible porque los Ministros deben ser los más capaces en su rama y no improvisados.

En caso de que el Pleno del Senado apruebe con más de dos tercios de los votos, la iniciativa de reforma constitucional del coordinador de los senadores de Morena, el presidente de la República, enviaría cinco ternas a fin de que los senadores eligieran por mayoría de dos tercios de los votos a los nuevos integrantes de la SCJN.

Viendo la iniciativa de Monreal, nos percatamos que tiene un doble fondo, si b9ien es cierto crear una nueva sala y que todos los Ministros sean gente preparada y no improvisada, nos percatamos también que se pretende apoderarse del único Poder que no le pertenece o que no ha hecho suyo AMLO, el Poder Judicial de la Federación, ya que actualmente tiene todavía soberanía y al aumentar de 11 a 16 el número de ministros los cinco nuevos se sumarían a los dos que ya son “a fines” al presidente (Yasmín Esquivel Mossa y Juan Luis González Alcántara Carrancá), solo faltaría uno para que pierda total independencia el poder judicial. De hecho en 2021, López Obrador tendrá que enviar una terna para sustituir a José Fernando Franco González Salas, quien termina su periodo el 12 de diciembre de ese año.

“La Suprema Corte es nuestro máximo tribunal de interpretación constitucional, no es un tribunal de enjuiciamiento. Son muchas las razones que nos hace pensar que lo que se está buscando es tener una conformación mayoritaria para los votos, para poder configurar jurisprudencias, para poder configurar resoluciones de pleno”, dijo por su parte a Proceso el senador Miguel Ángel Mancera, coordinador de la bancada del PRD.

Además, aumentar el número de ministros de la SCJN parece contrario a la idea de austeridad del nuevo gobierno.

“Una sala con cinco ministros es una ejecución de gasto que prácticamente iría al 50 por ciento más de lo que hoy está erogando la corte, solamente por el cuerpo de ministros y su staff de actuación”, señaló Mancera.

Para el exjefe de gobierno capitalino esta propuesta significa un retroceso porque con la reforma de 1994 se buscó que la SCJN se consolidara como un tribunal de constitucionalidad no un tribunal de legalidad.

En la actualidad y a escasos cuatro meses de que oficialmente está gobernado López Obrador, ya se apoderó de dos poderes de la Unión, el Ejecutivo, y el Legislativo y ahora pretende apoderarse también del Judicial, para tener en sus manos los tres poderes, convirtiéndose de hecho y de derecho en un tirano. 

Montesquieu argumentaba que «todo hombre que tiene poder se inclina a abusar del mismo; él va hasta que encuentra límites. Para que no se pueda abusar del poder hace falta que, por la disposición de las cosas, el poder detenga al poder»

El Señor López, requiere que alguien le haga contrapeso, que haya oposición, ya que por las últimas reformas constitucionales, nos hemos percatado que ya no existe oposición, puesto que ni cuando el PRI estaba en la cúspide del poder lograba unanimidad en las votaciones en ambas Cámaras del Congreso de la Unión ni tampoco en las Legislaturas de los estados (Constituyente permanente), y hoy por hoy es cosa de todos los días, solo falta que a la pregunta de ¿Qué horas son? Todos le digan: las que usted quiera señor presidente.

Pero gracias a Dios y a muchos miles de mexicanos, aún existen organizaciones independientes como la Unión Nacional Sinarquista que por cierto en Mayo 25 y 26 estará celebrando en la Ciudad de León, Gto. Sus primeros 82 años de servicio a México.

Organizaciones como la UNS, que como lo señalaron sus fundadores en 1937, “Ninguna cosa que tenga trascendencia social le será indiferente; el bien común habrá de ser su ocupación constante y su tarea de siempre será trabajar para alcanzarlo”. Y para que esto ocurra pondremos nuestro granito de arena puesto que para eso… ¡Aquí Estamos!

Alvarezfj.2@gmail.com