Aceptarán los perdedores?
Por: Rubén Dueñas Arizmendi | 2018-06-24 04:31:50

Ante la  proximidad de las  elecciones presidenciales del domingo primero de julio y la premisa de que pierda quien pierda ó gane quien gane la Presidencia  de la República, como periodistas nos preguntamos si los cuatro candidatos que participan en la histórica contienda electoral van a aceptar los resultados que en su momento dé a conocer el INE, como responsable institucional del proceso electoral 2017-2018. 

Por su parte el vocero oficial de la Presidencia, Eduardo Sánchez Hernández, ya  dio a conocer que el Gobierno de la República aceptará los resultados de las  elecciones del Primero de Julio y precisó que se respetarán los resultados aunque no le favorezcan al candidato del partido en el gobierno, José Antonio Meade. 

“Desde luego que si, la  respuesta es afirmativa, contundente si, además para fortuna de los mexicanos la Constitución no establece como requisito en un proceso democrático la aceptación o no del resultado por parte del gobierno”, remarcó.

Los otrora embajadores de Estados Unidos en México, James Jones y Jeffrey Davidow, testigos del momento clave en  las elecciones presidenciales de 1994 y 2000, destacaron que la aceptación de los resultados que mostraron los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, incluso el ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas, fue un  elemento fundamental para el avance democrático de nuestro país. 

Jones estableció que  el presidente saliente “tiene la responsabilidad de analizar las elecciones y ver  si confía en el INE, si confía en el  proceso electoral para decir que fue justo y aceptar los resultados y continuar, porque esa es una parte muy importante de la democracia, el deseo de cambiar los gobiernos y aceptarlos, aún si no estamos de acuerdo con los nuevos que han sido electos, esa es una gran responsabilidad. 

Los dos embajadores participaron en  la conferencia: Evolución Democrática de las Instituciones Electorales. Una Visión  Internacional de México, organizada por el  Instituto Nacional Electoral y moderada por el consejero presidente de éste organismo, Lorenzo Córdova. 

 

Como analistas políticos creemos que con el único que podría haber problemas –de perder las elecciones--  sería con el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, ya que basado en los resultados difundidos por las empresas encuestadoras él y sus seguidores se dan por ganados desde tiempo atrás.

Desde tiempo atrás López Obrador dio a conocer que de no favorecerle el resultado de la elección presidencial él se va para su rancho en  Macuspana “y haber quién amarra al  tigre”,  por lo que creemos que el gobierno ya está advertido de lo que va a pasar si no gana el tabasqueño.Otras voces han advertido que de no respetarle  su triunfo “va a haber c.hingazos”, como está publicado en diarios de la Ciudad de México. 

Por cierto ayer viernes 22 de junio nos tocó ver al candidato de  la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, en su verdadera dimensión durante el cierre de su campaña que llevó a cabo en el recinto ferial de Ciudad Victoria, evento al que en buen romance no creo que hayan asistido más de cinco mil personas venidas o acarreadas de todo el estado en autobuses de línea.

En su mensaje que prolongó por alrededor de una hora,  a decir verdad López Obrador no aportó nada nuevo, ya que repitió el mismo rollo que ha venido pregonando a lo largo y ancho de todo  el país. La gente al ver que no acababa de decir más de lo mismo, justo a las 11:00 de la mañana se empezó a retirar del lugar. 

Por cierto nos tocó ver a un niño de 10 ó 12 años de edad depositar en un bote de basura una banderola de MORENA, de lo que quizá se dio cuenta López Obrador porque lo pudo haber visto desde el templete. El que por cierto en el tono de su voz dejaba ver su malestar por no haber asistido al cierre de su campaña la cantidad de gente que él esperaba.

Pero buscando sacarle provecho a su viaje a Tamaulipas, después de haber estado en  Durango, donde dijo lo mismo que en Ciudad Victoria, el tabasqueño se dejó entrevistar a insistencia de los periodistas del Distrito Federal, a los que creemos que sorprendió ya que a pesar del asesinato de 47 candidatos a cargos públicos en el país, pidió a la ciudadanía que  a pesar de éstos lamentables hechos  hay que salir a votar.

Otro detalle fuera de su mensaje es que cuando arribó al recinto ferial lo abordaron integrantes del Colectivo de Familiares, Amigos Desaparecidos de Tamaulipas, los que le entregaron en propia mano un  escrito en el que le dieron la bienvenida, pero al  mismo tiempo una mujer de nombre María Dolores Barrón acompañada de  30 familiares, con fotografías de sus desaparecidos, le pidieron seguridad y justicia, a lo que se comprometió con su firma sobre del escrito el todavía candidato presidencial, al que sus seguidores ya le dicen “presidente”. Por cierto entre los  manifestantes  estaba el abogado Guillermo Gutiérrez Riestra. 

Doña María Dolores Barrón, cuya hija desapareció el 21 de marzo del  2017, dijo que acudieron al mitin “porque saben que López Obrador será el próximo presidente”. “No hemos tenido respuesta, no es justo. Tenemos fe en López Obrador y no queremos que esto que se firmó se tire a la basura”,  remarcó. 

En Baja California Sur el candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo  Anaya,  exhortó a todos los candidatos “a resistir con firmeza y bajo ninguna circunstancia doblarnos” ante las amenazas del crimen organizado.

La organización  Antorcha Campesina  que cuenta con dos millones 100 mil votos, los que serán destinados a  José Antonio Meade, dijo el líder nacional de los antorchistas, Aquiles Córdova Morán.  Bien. Por cierto el candidato de la coalición Todos por México, a 10 días de la elección presidencial dijo ver a un México unido y no dividido; un país ganador y no perdedor que avanza y no retrocede, remarcó.

 

E-mail    rubenduenas15@hotmail.com

              rubend@prodigy.net.mx