Aburridos
Por: Héctor Alejandro de Anda | 2018-03-13 03:34:33

LO CLARO. El mayor índice de deserción escolar, se da en la continuidad de estudios entre el bachillerato y el ingreso a la preparación profesional.

Razones, las hay por miles; sin embargo es menester impulsar la profesionalización y especialización de nuestros futuros hombres y mujeres que conducirán las riendas del desarrollo en cada comunidad del país.

Así, la Universidad Autónoma de Tamaulipas llevó a cabo ‘Expo Orienta UAT 2018’, donde se dieron cita alrededor de 7 mil jóvenes que en la siguiente década serán parte del motor humano de México.

El rector destacó a quienes asistieron, el gran abanico de oportunidades y la pertinencia que las distintas carreras promueven en el engranaje productivo de éste Estado; así como la posibilidad de ser parte de la movilidad estudiantil que abre los escenarios de crecimiento personal para quien aprovecha estos recursos.

Entrarán jóvenes que apenas escuchan la palabra ‘madurez’ en este lapso de formación y egresarán ciudadanos con herramientas intelectuales para enorgullecer a sus familias y a su país.

LO OSCURO. En la otra cara de la moneda…

Sí, ya se percibe un gran hartazgo.

Aún no comienza formalmente el periodo de campañas electorales en busca de los puestos públicos en disputa –incluido el de presidente de la nación- y ya se percibe en las mediciones de las casas encuestadoras las primeras métricas del cansancio de la ciudadanía.

Incluso alguno de los contendientes hizo suyo ese sentir, para emitir en sus mensajes radiofónicos que antes que escuchar reclamos y promesas de las que eternamente quedan sin cumplir, mejor recaben las propuestas ciudadanas.

Se declara una apatía natural de parte del electorado, tan solo al identificar que la intención del voto sigue siendo menor al universo de indecisos o indiferentes a la suerte de la elección.

Quienes no les gusta ninguno de los postulantes o que en una frase, se manifiestan aburridos de un tema que no les va ni les viene. Sólo a quienes buscan un beneficio personal por ser parte de las planillas o por pretender contratos e incluso el propio gasto de campaña.

Y eso… que aún no empieza.

También ‘la raza’ se declara abiertamente aburrida en referencia a cómo se generaliza una desconfianza en las instituciones que a la postre, redunda en costo directo al erario.

Decir que el INE se vende a tal o cual, es sinónimo de una incredulidad ciudadana sobre el proceder de los mismos ciudadanos.

Pero igualmente se observa el actuar de los gobiernos de cualquier orden y la percepción deriva en una catarsis emocional que como resultado único es que la sociedad no cree a ciegas en sus congresos o en sus gobernantes.

Más allá de lo que hemos enunciado.

Con gran preocupación identifico en las redes manifestaciones ciudadanas que se dicen ‘aburridas’ por el tan llevado y traído tema de la corrupción como un eje temático de la agenda nacional.

Que es un asunto que no le resulta en nada al ciudadano. Algo así como que no ‘trasciende’.

Literalmente leo: ‘ya chole’.

Tiene mucho sentido partiendo de que el asunto en cuestión, pocos resultados habría obtenido en el pasado inmediato su exposición al escrutinio público.

Pero que con pasos cortos, ya exhibe la gran red de contubernios que la misma sociedad promueve se ventile, por ser actos que lastiman los pocos recursos de quienes contribuimos al gasto público.

Los evidentes usos de las arcas que gobernadores, funcionarios de alto rango en PEMEX, SEDESOL, presidentes municipales, más los que aún se encuentran en escrutinio, debían ser acciones que motivaran más a la sociedad a defender lo que es suyo.

Quizá es solo percepción, pero el aburrimiento en este tipo de asuntos, no cabe aún. Ojalá un día sí deje de ser tema.

COLOFÓN: El candidato más chico de la contienda por la primera silla, arremete contra el más ‘viejito’ para emplazarlo a debatir. El otro hace oídos de pescado. Eso también tenemos 18 años oyendo ¡Ya chole!

 

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro