"A Dios rogando y con el mazo dando"



 

Se dice por ahí que este refrán tuvo su origen en la historia de un escultor de edad temprana de la época renacentista  a quién los altos mandos de una iglesia, le pidieron que elaborara una talla que equivale a una obra  escultural tallada en madera, mediante un proceso de desgaste y pulido, con la idea de dar una forma determinada, bueno todo eso se utilizaba  como elementos decorativos o de veneración en algunos templos de esa época.

Pero este joven no le ponía demasiado interés aun sabiendo que le traería altos ingresos monetarios, solo se pasaba horas delante de la talla pidiendo a Dios que completara su tarea, pero el poco accionaba para terminar este trabajo.

Hasta que un día su padre se acercó al escultor y  le dijo, “a Dios rogando, y con el mazo dando”, haciendo alusión a que si él quería tener la fortuna, hiciera su trabajo con empeño, ya que no iba a obtener nada si no ponía  su esfuerzo e interés. 

Es por eso que el significado más conocido de este proverbio es el que afirma que si quiere conseguir algo o cumplir un sueño, no lo deje todo a la suerte o espere que llegue por gracia divina, sino que trabaje y ponga toda la fuerza que requiera para conseguirlo.

Y es que no todos los pobres son por culpa del destino, hay quienes son simplemente porque no quieren esforzarse para prosperar, suele ser más fácil echarle la culpa a la política económica, al clima o a los padres, antes que ser tenaz y avanzar en medio de las circunstancias adversas.

Y pues personas así no necesitan de una ayuda asistencialista, lo que requieren es dejar las excusas, las quejas, la ociosidad, y ponerse a trabajar,  y estas exhortaciones de esfuerzo las podrá encontrar hasta en  la Biblia en el libro de Los Proverbios, en el que encontramos varios pasajes que se refieren al ocioso, para exhortarlo:

Es así que nos dice que, El perezoso se muere de deseos, porque sus manos se rehúsan a trabajar”. (21:25) “Mete la mano en el plato, pero ni aun es capaz de llevársela a la boca”. (19:24) “Para no ir a trabajar, dice que en la calle ¡hay un león que lo quiere matar!”. (22:13) “El ocioso desea y nada alcanza; mas el diligente y trabajador prosperará”. (13:4)

A veces la ociosidad se viste de espiritualidad, con expresiones como estas “no quiero ese trabajo porque ya no podré ir a la iglesia”, o  “no acepto ese empleo porque Dios tiene algo mejor para mí” aunque con esta excusa tengan largo tiempo sin trabajar.  No hay atajos en el camino de la prosperidad material y personal, porque hasta para mejorar nuestra familia y nuestro carácter requerimos de esfuerzo, y por lo tanto si quiere llegar a sus metas, nada se puede postergar.

Instruyen el “lenguaje de señas”.

Le comento que el  programa “Sin Límites”,  que acciona  el  DIF Tamaulipas, y que va dirigido para privilegiar la atención de las personas con discapacidad, puso en marcha un  curso denominado “Lenguaje de Señas Mexicano”, en el cual participaron más de 100 servidores públicos del gobierno del estado y de diferentes organismos sociales, que atienden a diferentes personas con discapacidad.

A decir verdad, son favorables estas acciones a favor de la inclusión social, ya que se debe tomar en cuenta, que esta modalidad es un puente de comunicación con quienes tengan alguna discapacidad auditiva.

Y así hoy en la actualidad, se busca atender con calidad con esta  forma a este ámbito de la población, quienes también se acercan a esta institución para requerir  alguna necesidad, y es que  la lengua de señas se constituye en un pilar necesario para la interacción diaria y para el acceso a la información.

Y es que al menos 70 millones de personas en el mundo sufren de algún  problema de audición, por lo que utilizan este tipo lenguaje  para comunicarse con otros, sin necesidad de usar el recurso verbal, logran expresarse a través de sus manos.

Debe usted saber, que este proceso de comunicación cuenta con códigos, sintaxis y un conjunto de reglas que hacen de esta expresión corporal todo un arte comunicacional, no solo para quien presente deficiencias auditivas, sino también para sus familiares y amigos.

gildateran@yahoo.com.mx