5 de Mayo



 

Como en otras ocasiones les he comentado, me declaro una verdadera “Fan” de Porfirio Díaz Morí, y el 5 de Mayo, fecha en que conmemoramos “La Batalla de Puebla” me hace recordarlo aún con más admiración.

Los libros de texto oficiales siempre nos han hecho ver a un Benito Juárez libre de culpas y defectos, el presidente mexicano exitoso, prudente y casi casi idolatrado;  sin embargo sus malas decisiones nos enfrentaron a diversas guerras, dos de ellas contra los franceses que en 1862 tenían  el ejército más poderoso del mundo.

Después de que el presidente Benito Juárez anunciara que no pagaría la deuda externa, en octubre de 1861, Francia, Inglaterra y España suscribieron la Convención de Londres, en la cual se comprometieron a enviar contingentes militares a México para reclamar sus derechos como acreedores por una deuda que ascendía a alrededor de 80 millones de pesos, de los que aproximadamente 69 millones corresponderían a Inglaterra, 9 millones a España y 2 millones a Francia.

Esta batalla fue dirigida por el General Ignacio Zaragoza y por supuesto mí muy admirado General Porfirio Díaz, ellos tuvieron no solo el mando militar, sino también la inteligencia y el liderazgo para crear el Ejército de Oriente, conformado en su mayoría por voluntarios que no tenían ni idea de lo que era una educación militar.

El 5 de mayo por la mañana inició la batalla, misma que se desarrolló con fuerzas muy desiguales tanto en armamento, como en hombres y entrenamiento de tácticas militares, sin embargo sucedió lo inesperado, el amor por México que Díaz y Zaragoza siempre demostraron, fue permeado a todo el ejército; el discurso que Ignacio Zaragoza dio esa madrugada es digno de recordarse:  “Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México y os quieren arrebatar vuestra patria”  la respuesta fue impactante, nuestro humilde mando militar derroto al más poderoso ejército de sus tiempos.

En México esta fecha ya pasa casi inadvertida, la mayoría de nuestros jóvenes ignoran la importancia del evento, y no es del todo su culpa, la verdad es que cada vez tenemos menos maestros apasionados de la Historia, que sepan instruir a nuestros niños y jóvenes. 

En Estados Unidos el 5 de mayo ya se considera una fecha importante, en la embajada de México en aquel país se ofrece una fiesta para empresarios, políticos y celebridades, incluso hace algunos años el presidente Barak Obama encabezó un magno evento para los mexicanos –donde bailó con Thalía; nuestros paisanos arman grandes fiestas y las tiendas y grandes cadenas ya ofrecen descuentos importantes con motivo de la fecha.

El 5 de mayo debería ser para los mexicanos una fecha especial, no solo porque los libros de Historia nos platican del triunfo en una batalla contra el ejército francés; si no porque nos recuerda que con un buen líder y mucha motivación los mexicanos podemos vencer cualquier adversidad, a pesar que tengamos muchos factores en contra.

Tenemos ausencia de líderes, de verdaderos entusiastas que sepan motivar no sólo a las masas, sino a todo el pueblo, que con su misma lucha y ejemplo consigan nuestro respeto… Si creen que miento solo basta ver el desarrollo de las campañas políticas en Tamaulipas, en lugar de prender los ánimos, dan verdadera flojera.

Las estrategias que usaba el PRI que fueron tan criticadas por el Partido Acción Nacional,  hoy son corregidas y aumentadas, nos muestran actores diferentes que sólo repiten fórmulas de éxito de otros candidatos, pero que no necesariamente funcionarán para ellos.

Si no me creen vean las  entrevistas a estos candidatos, sus respuestas muy al estilo del presidente López Obrador, sólo que el presidente es natural en su estilo, quienes lo imitan no lo hacen tan bien. La candidata del Distrito 14 Pilar Gómez  ya aceptó que ella no sabe legislar, que solamente hará lo que le mande la ciudadanía; ella dice que escucha, más no dice que actúa.

Eso sí, los candidatos de todos los partidos aseguran que pueden resolver el problema del agua en Cd. Victoria, yo les pregunto,  si antes estaban en cargos públicos, ya sea en el gabinete estatal o de elección popular ¿porque nunca trabajaron por resolver el problema? ¿Hasta hoy les surgieron las ideas?

Los candidatos del PAN sin nada que ofrecer se contradicen,  su inseguridad e inexperiencia política los ha llevado a retirarse del debate político y esperan confiados a que su dinero sea suficiente para comprar la conciencia ciudadana.