25 para 96... ¡No contiene!



 

Sigo sin entender la idiosincrasia de mucha gente, particularmente de aquellas personas que llegan a ser funcionarios de algún nivel de gobierno en México, pero en realidad… no funcionan. Olvídese de las razones del porqué llega a las grandes ligas.

Buscando la definición de funcionario(a) llego a la conclusión de que es un servidor público -pero que en la realidad, no sirve-; que es un burócrata -quizá sinónimo de inútil-; que es un oficinista -tal vez solo desde el escritorio ordena a los subordinados-.

En fin quizá es una persona de algún nivel de gobierno o de alguna institución descentralizada, aunque infiero deben ganar muy jugoso salario y mejores prestaciones, más compensaciones.

No dudo de que me equivoque y haya excelentes elementos que sacan al buey de la barranca, es decir la chamba, pero son los que menos ganan y mucho menos cobran.

Quizá los primeros párrafos son escritos con el enojo ciudadano por el error del funcionario que, por falta de conocimientos en el área para la que se empleó, provocó que una muy significativa parte de los victorenses nos quedáramos sin agua desde el viernes pasado.

Según la legislación de Tamaulipas son las Comisiones Municipales quienes administran el suministro del vital líquido, además del drenaje, por lo que la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) de Victoria, vuelve a ser protagonista del enojo popular.

Se lee en la página oficial de COMAPA VICTORIA “Ante los hechos ocurridos en la Planta de re-bombeo, se activó un plan de contingencia donde un total de 25 pipas y camiones cisterna, suministran agua en zonas afectadas, procurando aminorar el impacto de esta situación.”

¿En serio 25 pipas? Parece broma pésima, pero es real, eso dice el comunicado y cierran los ojos o no ven lo insuficiente que resultan las 25 pipas para el tamaño de la población afectada.

Los negocios donde se rellenan los garrafones se observaban largas filas de victorenses, además de letreros donde advierten que no se lavan los garrafones ni se sellan los tapones.

Para desgracia de la población, en algunos sectores de la capital, ese tipo de lucrativos negocios, han cerrado sus ventanas de servicio, precisamente por la falta del vital líquido.

La COMAPA Victoria asegura en el comunicado de su portal oficial que “…realiza trabajos de mantenimiento en el equipo de re bombeo conocido como “La Normal” por lo que se presentará baja presión y/o pérdida del suministro en algunos sectores de la ciudad.”

Sin embargo a manera de justificación la COMAPA Victoria asegura que “El equipo en mención recibe mantenimiento desde el pasado viernes, luego de registrar una pérdida de 150 lps a causa de la antigüedad del mismo; viéndose el día de hoy, el equipo técnico de COMAPA, realizar las maniobras para la recuperación de este déficit.”

Al leer este comunicado me hicieron recordar al gabinete de la 4ª. T, cuando culpa al pasado de los problemas del presente, olvidando los locales que ya tienen casi tres años en el cargo.

Irónicamente en las redes sociales circula un “comunicado”, aclarando que no dudo sea una muy mala broma a la población. Es decir una noticia falsa o fak News, porque se habla de una pérdida de casi mil metros cúbicos, además “…por lo que la Gerencia General tomó la decisión de levantar un Acta Administrativa contra el Gerente Técnico, quien asumió la responsabilidad y le aplicará una sanción económica por la pérdida del vital líquido estimada en 10 mil pesos…”

Claro que parece una burla a la población, puesto que en la página oficial de la COMAPA VICTORIA se reconoce un total de 96 colonias y fraccionamientos afectados por esta falta de suministro, que según los videos que circulan, inundó esa planta de re-bombeo La Normal., ubicada en el kilómetro 3 de la carretera a Soto La Marina.

Independientemente de la falta de suministro de agua potable, sume usted el gasto que ha generado a las familias afectadas la compra de agua embotellada no solo para beber, sino para otros usos en el hogar tamaulipeco.

Qué pena contar con colaboradores ignorantes de su quehacer laboral y peor, que nuevo duro golpe a la familia victorense, porque mientras el médico baila, bueno es su imagen, pero recuerde lo que dijo el gangoso.