Hilda y Katrina



Cuentan las crónicas que en septiembre de 1955, se registraron intensas lluvias provocadas por los huracanes Gladys y Janet, en la región de Tampico-Madero y zonas limítrofes de San Luis Potosí y Veracruz, pero eso fue peccata minuta, frente a los estragos que trajo el huracán Hilda, la madrugada del 19 del mismo mes. Las casas de los pobladores hechas de palos y pajas, fueron arrancadas como hojas de papel ante los vientos huracanados de Hilda, que superaron los 200 km/h, por lo que esa zona del noreste de México, fue anegada por las grandes venidas de agua del río Pánuco, inundando con ello desde el Puerto Jaibo hasta Ébano (SLP). Reportajes del Sol de Tampico, Milenio y Expreso, revelan que hubo 12 mil muertos en toda la región y 45 mil desplazados por este meteoro, incluso algunos sobrevivientes, declararon que entre las aguas iban animales, menaje de casa, personas vivas y muertas, de las cuales ya nunca se supo. Hubo familias que salieron huyendo, por lo que sus únicas pertenencias eran su vestimenta y por tal motivo las calles principales del centro de Tampico, estuvieron inundadas e incomunicadas, de tal suerte que la comida pronto escaseó, además la gente soportó el hedor de cuerpos que eran quemados para evitar enfermedades. Adolfo Ruiz Cortines, Presidente de México, aceptó la ayuda de los gringos, quienes enviaron un portaaviones al mando del contraalmirante Miles, quien tuvo su base en el Country Club de Tampico, para apoyar esta misión, los helicópteros tipo banana, salvaron a residentes y entregaron despensas en lugares incomunicados. Más acá en Nueva Orleans, Luisiana, a finales de agosto del 2005 se formó el huracán “Katrina”, que se caracterizó por su gran poder destructor, considerándolo los especialistas el sexto en intensidad en el Atlántico y que dejó alrededor de 1mil 833 fallecidos, en la costa este y destrozos por 108 mil millones de dólares. Las intensas lluvias produjeron el rompimiento de diques en la ciudad, pues la urbe de Nueva Orleans, fue cimentada por debajo de nivel del lago Pontchartrain y se cuenta que esa ocasión, no hubo telefonía, quedando las familias desprotegidas y por la incredulidad de los individuos pobres creció el número de víctimas. Existe material gráfico en la que la Guardia Costera de Estados Unidos, rescató cientos de damnificados, entre tanto en Biloxi, Mississippi, la marejada se llevó barcos y casinos flotantes, y fue aquí donde personal de la Armada de México, del buque “Papaloapan”, hizo entrega de 200 toneladas de agua y medicamento. Vicente Fox Quesada, Mandatario de la nación, dispuso de un convoy integrado por 196 efectivos (médicos, dentistas, enfermeras y cocineros) del Ejército Mexicano y de 45 vehículos que partieron con rumbo a San Antonio (Tx), en la que transportaron y distribuyeron 250 toneladas de comida y provisiones, por espacio de 45 días. Casi en automático miles de indocumentados de México y Centroamérica, se trasladaron a Nueva Orleans, para emplearse en la construcción de viviendas, generándose una enorme derrama económica en el área y hoy hay incertidumbre, con la oleada de deportaciones a cargo de la ICE Police en la Unión Americana. En reciente entrevista de Donald Trump en Corpus Christi (Tx), comentó que el huracán “Harvey” es de proporciones épicas y los estudiosos de estos fenómenos naturales, afirman que tal evento se repite cada 500 años, por lo que Houston, al igual que otros puntos de Texas y de Luisiana, tardarán años en recuperarse. A pesar de lo aparatoso del caso sólo se reportan 37 muertes relacionados con esta fatalidad, de algún modo favorecieron los avisos preventivos, del arribo de este huracán Categoría 5 entre la población, que causó lluvias hasta de 75 cm y casi tapó de agua a Houston, la cuarta urbe más grande de EU. Para buena fortuna de los americanos, ellos “aseguran” sus viviendas y autos, por supuesto que hay pérdidas por 50 billones de dólares, también valió que no se fue luz, de tal forma que la gente pidió auxilio para su salvación, a través de sus celulares y ya México, ofreció su apoyo para estos hermanos en desgracia. Facebook: olimpobaezcedillo Twitter: @guiadelbien